Micheli: “Va a haber un fin de año con muchísima acción”

El juninense Pablo Micheli, secretario general de una de los sectores de la CTA Autónoma, coincide en que en la actualidad “hay una situación bastante complicada en el país y que tiene a agravarse”. Y profundiza: “Esto no es un invento de los sindicatos ni de los trabajadores, el propio Presidente viene reiterando que esta situación va a ser más difícil en los próximos 180 días, con lo cual, el futuro nos depara un horizonte de mucha conflictividad. No vemos que haya solución ni a los grandes ni a los pequeños problemas que tiene la gente, que no puede afrontar los pagos ni siquiera de los alimentos, que en muchos casos los viene comprando con tarjeta de crédito en cuotas, con intereses brutales, y lo mismo sucede con las facturas de los servicios, que se pagan en cuotas y por eso las familias argentinas están en default”.
En tal sentido, considera que, más allá de las diferencias entre las centrales sindicales y los dirigentes, se está consolidando “una presencia unificada en elaborar un programa de salida de la crisis”. Pero la elaboración de estas propuestas no excluye a la protesta, como señala Micheli: “Sabemos que no nos podemos quedar solo en la elaboración de un documento, sino que hay que avanzar en medidas de acción. En ese camino, cada vez somos más las organizaciones que nos vamos juntando, que años atrás pensábamos que era imposible unirnos, pero nos está uniendo la gran crisis que estamos viviendo.
De acuerdo a su evaluación, “los trabajadores están movilizados, si no hay más presencia en la calle es porque los dirigentes damos vueltas, porque hay mucho vedetismo”. No obstante, advierte que “se va a un reordenamiento” del movimiento obrero: “Va a haber un fin de año con muchísima acción, paros, movilizaciones y demás. Por ejemplo, el 24 de octubre se va a tratar el Presupuesto, la CTA Autónoma convoca a un paro, los mismo que la Ctera, vamos a rodear del Congreso, luego se viene un paro de 36 horas en noviembre con movilización, se viene la visita de Donald Trump a la Argentina y es probable que allí haya cientos de miles de personas en la calle y creo que vamos a terminar el año con más de un millón de personas en la Plaza de Mayo”.
Para Micheli, “la mayoría del sindicalismo está a la altura de las circunstancias, poniéndose al hombro la gran crisis que vive la Argentina y planteando soluciones. Hay un 70 u 80 por ciento del sindicalismo que está en ese camino, y en buena hora”.

COMENTARIOS