Voluntarios junto a los niños amasaron las pastafrolas.
Voluntarios junto a los niños amasaron las pastafrolas.
AMASADAS CON LOS CHICOS

El comedor Los Totoreros preparó pastafrolas para regalar a las mamás

Además, con la colaboración de los voluntarios que siempre acompañan a la organización, pudieron colocar el contrapiso en donde dan de comer a más de treinta niños los sábados, domingos y feriados.

De cara al día de la madre, los chicos y colaboradores del comedor Los Totoreros, ubicado en cercanías del Boliche Amarillo, realizaron pastafrolas para celebrar el día de la madre.
El comedor brinda el desayuno, almuerzo y merienda a más de treinta chicos que asisten cada sábado, domingo y feriados, aunque también los días en que no tienen clases por paros.
Como cada actividad que realizan, según indicó María Mercedes, una voluntaria que participa junto a Silvina Arán, responsable del comedor: “Tratamos de hacer todo con los chicos. Hicimos pastafrolas para que lleven a sus mamis por el Día de la Madre”.
Durante la tarde del sábado los chicos prepararon con sus propias manos las 12 pastafrolas que cada grupo de hermanitos llevará a su casa para su mamá y para compartir con sus familias.

Piso para el comedor
Actualmente, con la colaboración de los voluntarios, se pudo colocar un contrapiso al comedor, un paso más para lograr un mejor lugar para los chicos que asisten.
Según destacó Marcos Rosa, uno de los voluntarios: “Estamos terminando de hacer el piso de material, estamos en un 90% del total. Luego arrancamos con la renovación de chapas y columnas del lugar para dejarlo cerrado con ventanas pero sin filtraciones de agua”.
A partir de ahí, según indicó, “podemos pensar en el tema de baños que es la mayor de las preocupaciones. Necesitamos que los chicos aprendan distintos hábitos de limpieza (de manos, bucal). Son cosas que uno está acostumbrado a tenerlas pero hay gente que carece de ella”.

Colaboraciones
Si bien siempre son bienvenidas y muy necesarias las colaboraciones, en este momento, según destacó María Mercedes, para poder preparar los alimentos para los chicos necesitan “verduras, especialmente papa y cebolla, también leche y flan o gelatina, porque les preparamos postre también”.
Además, aseguró que sería de mucha ayuda contar con carne o pollo una vez x semana para poder variar el menú de los chicos.

COMENTARIOS