Siete adopciones se concretaron en nuestra ciudad en lo que va de 2018.
Siete adopciones se concretaron en nuestra ciudad en lo que va de 2018.
EL DERECHO A UNA FAMILIA

En Junín se concretaron 7 adopciones de niños en 2018 y hay 63 familias inscriptas

Según expresó la Dra. Guillermina Venini, jueza del Juzgado de Familia “en nuestro Departamento Judicial hay niños, niñas y adolescentes en situación de adoptabilidad”. Datos oficiales aseguran que en los últimos 5 años, se duplicaron las adopciones en la Provincia.

El derecho a una familia por parte de niños y adolescentes en nuestro país y el trámite de adopción continúan siendo cuestiones que parecen no ir por el mismo camino.
La Ley N° 14.528 es la que establece el procedimiento de adopción en la Provincia de Buenos Aires y recientemente el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, convocó a una comisión para impulsar modificaciones con el foco puesto en buscar mayores garantías a los derechos de los menores y acelerar el proceso de adopción, aunque aún no habría avances.
En nuestra ciudad, en el Registro de Aspirantes a Guarda con Fines de Adopción de la Provincia de Buenos aires, sesenta y tres parejas se encuentran inscriptas, a través del Juzgado de Familia del departamento Judicial de Junín esperando por la posibilidad de adoptar, según informó la doctora Guillermina Venini, jueza de Familia, a Democracia.
Más importante aún es que en el país hay miles de niños en estado de adoptabilidad –un informe de Unicef en 2014 había relevado alrededor de 9200 niños sin cuidados parentales- y en nuestra ciudad en lo que va del año se concretaron sólo 7 inscripciones según datos del Registro Nacional de las Personas de la Provincia.

Adoptabilidad
En el departamento judicial de Junín hay niños, niñas y adolescentes en situación de adoptabilidad, y según aseguró la Dra. Venini, “también hay niños con convocatorias públicas tramitadas, ya que pese a la existencia del Registro no existen postulantes cuando estos niños son de cierta edad, o tienen alguna dificultad en su desarrollo o alguna patología o una historia y bagaje familiar que no todos están dispuestos a sobrellevar y acompañar”.
El primer paso para iniciar el proceso de adopción es la inscripción en el Registro de Aspirantes a Guarda con Fines de Adopción de la Provincia de Buenos Aires, el cual funciona de manera descentralizada por medio de los juzgados de familia de cada departamento judicial de la provincia.
“Esto significa que aquellos postulantes con domicilio en el ámbito del departamento judicial de Junín se inscriben en nuestro juzgado de familia”, indicó la Dra. Venini.
Paralelamente a este trámite, “tramitan ante el juzgado las causas que pueden desembocar en la declaración del estado de adoptabilidad de los niños, niñas y adolescentes”.
La declaración judicial de la situación de adoptabilidad no puede ser dictada “si algún familiar o referente afectivo del niño, niña o adolescente ofrece asumir su guarda o tutela y tal pedido es considerado adecuado al interés de este. Vale aclarar que la existencia de un familiar no quiere decir que no pueda dictarse la adoptabilidad si el mismo, luego de las pruebas producidas y la intervención del equipo técnico del Juzgado, se determina que no resulta idóneo para asumir la crianza del niño, niña o adolescente”, explicó la magistrada.
Los niños como “verdaderos sujetos de derechos, son partes de este proceso y pueden comparecer con abogado si cuentan con edad y grado de madurez suficiente para ese acto, asimismo a partir de los 10 años deben prestar su consentimiento expreso con el pedido de adopción”.

Familia, vinculación y proceso de adopción
Luego de que un niño es declarado en estado de adoptabilidad, según explicó la Dra. Venini, “se solicita al Registro de Adoptantes de la Suprema Corte de Buenos Aires, envíe un listado con 20 postulantes acorde a las características de este niño o niña y se efectúa un trabajo de selección interdisciplinario, con la participación de la autoridad administrativa que intervino en el proceso”.
Una vez que se selecciona la familia, comienza el proceso de vinculación entre esta y el niño o niña.
“Este proceso es monitoreado por todos los efectores intervinientes, y si resulta exitoso, aclaro esto porque no siempre se da el vínculo entre los niños y los adultos, pretensos adoptantes, culminará en la concesión de la guarda con fines de adopción por un plazo que no puede exceder de seis meses”, explicó.
Dicha guarda es supervisada por el Juzgado y vencido el plazo por el cual se otorgó, se puede iniciar el proceso de adopción.

Aceleración del proceso
Según datos de la Suprema Corte de Justicia, mientras en 2013 se concretaron 160 adopciones, en 2017 fueron 340, lo que indicaría que en los últimos 5 años, se duplicaron las adopciones de niños, niñas y adolescentes en la provincia de Buenos Aires.
Desde el Poder Judicial atribuyen el incremento en parte a la aceleración de los procesos gracias a la modernización de la legislación y mejoras en el funcionamiento del Registro de Aspirantes así como ampliación de la voluntad adoptiva de los postulantes.
La Ley bonaerense 14.528 –sancionada en 2013- y el Código Civil y Comercial –de 2015- acortaron los plazos de abrigo y de trabajo con las familias de origen, además de otorgar mayores herramientas a los magistrados. Aunque se espera que el proceso se pueda agilizar aún más en beneficio de los niños a la espera de un hogar.

COMENTARIOS