Los carniceros celebran hoy su día.
Los carniceros celebran hoy su día.
DÍA DEL CARNICERO

Hoy se destaca la labor en un oficio muy importante en Argentina

La actividad se refleja en la vida cotidiana de la mayoría de los habitantes de nuestro país, que está entre los mayores consumidores de carne en el mundo.

Hoy, en Argentina, se celebra el “Día del Carnicero”, para destacar al hombre o mujer que realiza un trabajo muy importante para la vida cotidiana de un país, que tiene unas de las mejores carnes del mundo.
Esta fecha fue instituida en 1961, en el transcurso de una asamblea realizada en la ciudad bonaerense de Avellaneda, que dispuso al último jueves de octubre como el día en que los carniceros festejen su aniversario, luego la fecha elegida fue el 19 de octubre.
Cabe destacar la importancia de la actividad, que se refleja en forma cotidiana, al igual que la desarrollada por todos los trabajadores vinculados con otros productos del rubro alimenticio que llegan directamente al público.

Un poco de historia
El oficio de carnicero existe desde la época de los romanos y, en su momento, era un oficio hereditario.
Desde la época romana el oficio de carnicero estuvo reglamentado, diversificado y a veces dotado de algunos privilegios. En la edad media europea era un cargo hereditario. En 1096 se creó el primer establecimiento de venta de carne en París (actual Place du Châtelet) de esta forma se inició la casta de la Grande-Boucherie en manos de unas familias determinadas que fueron poco a poco haciéndose más ricas (eran sólo unas 20 familias aproximadamente). Los estatutos de 1589 en Francia obligaron a los carniceros a comercializar la carne justo en el instante en el que se pesaba en balanzas, y no a ojo como se venía haciendo desde tiempos remotos.
Hoy en día las carnicerías venden carnes frescas en su mayor parte, pero desde hace un tiempo se agregaron productos más elaborados, como milanesas, hamburguesas, y embutidos.
Habitualmente, en la carnicería se realizan las tareas de procesado finales tales como despiece y el picado de las carnes. El equipamiento mínimo de una carnicería consta de un refrigerador industrial, un soporte para el despiece, un conjunto de cuchillos y un mostrador refrigerado.

COMENTARIOS