EL ESTADO DE LAS CALLES ES UNA DE LAS PRINCIPALES DEMANDAS

Villa del Carmen: “La infraestructura tiene fallas tremendas”

Señalan que la obra de extensión de asfalto y base estabilizada que se hizo hace un año ya muestra deficiencias. También hacen hincapié en el reclamo histórico por el estado de Alberdi. Por otra parte, insisten en la necesidad de mejorar el alumbrado público y que se tomen medidas por la inseguridad.

Si bien hace un año se desarrolló en Villa del Carmen una importante obra de extensión de asfalto en 25 calles y cordón cuneta más base estabilizada en otras 27, los vecinos del lugar reclaman que muchos de esos trabajos no fueron hechos de manera correcta, por lo que muchos de los problemas todavía son moneda corriente.
“La infraestructura tiene fallas tremendas”, resume el presidente de la sociedad de fomento, Jorge Adó Prieto, al hablar de los reclamos más importantes para el sector.
Sobre la obra hecha en octubre de 2017, Adó Prieto señala que hay un sector de la calle Lavalle en donde “el asfalto está totalmente roto, parece un serrucho”, y a eso hay que agregarle que “ya hay otras calles en las que se está empezando a notar el mismo problema”. Inconvenientes que surgieron a pocos meses de terminados los trabajos.
“Yo le mandé un mensaje vía Internet al intendente Pablo Petrecca preguntándole cuándo iban a arreglar eso –cuenta el dirigente fomentista–, y me dijo que estaban esperando los estudios que mandaron a hacer a La Plata, y que la empresa iba a hacer las reparaciones que fueran necesarias a su cargo. Esto fue hace algunos meses y no hay ninguna respuesta a la vista”.
El tema con el mejorado y el cordón cuneta no es mucho mejor. En referencia a esto, Adó Prieto destaca que en la cuadra de su casa se hizo un trabajo perfecto, “pero en las otras es un desastre”. Y amplía: “No sé si ha fallado la base estabilizada o el material que le han puesto encima, pero en muchas calles, cuando llueve, se arrastra el material, se hacen pozos y jamás vienen a repararlos. Algunos vecinos, con buen tino, se van hasta Alberdi y Bozzetti, donde hay montañas de tosca, y traen en baldes para ir echando en los pozos, pero el municipio lo único que hizo en esos lugares fue arreglar los cruces de cunetas, que estaban rotas”.

La infraestructura tiene fallas tremendas. En Lavalle el asfalto está totalmente roto. Alberdi está hecha trizas. El mejorado es un desastre. Jorge Adó Prieto. Pte. de la Sociedad de Fomento.

Finalmente, un capítulo aparte merece el estado de la calle Alberdi que, según el análisis de los lugareños “ya está hecha trizas, sobre todo desde la ruta hasta De La Sota”. Por allí circulan numerosos camiones con mucho peso, colectivos, es una arteria con un tránsito caudaloso y, de acuerdo a los fomentistas, “la única intervención que hizo el municipio” fue la colocación de reductores de velocidad.
“Esa calle hay que hacerla de nuevo porque no son pozos los que tiene, está hundida” asegura Adó Prieto, para luego ejemplificar: “En la intersección con Niñas de Ayohuma hay un hundimiento que abarca más de la mitad de la calle, y habría que ver qué pasa ahí abajo, porque hay caños de desagües pluviales y cloacas, y no sabemos en qué condiciones está eso”.
Según dicen, este tema fue planteado varias veces y la solución que les dieron en el municipio es hacer esa calle con hormigón, algo que no se hizo ni está proyectado.

Alumbrado público
Los reclamos de los vecinos de Villa del Carmen no se agotan allí. Otro de los temas recurrentes es el déficit en el alumbrado público. Es que, según dicen, es insuficiente: “Son las luminarias con una luz amarilla que no alumbra nada, de noche hay lugares que parecen fantasmales. Y cuando se rompe o se quema alguna, pasa mucho tiempo para que la reparen”.
En una reunión mantenida hace largo tiempo se les informó de que se iba a realizar una reconversión lumínica para pasar al sistema Led, que tienen más potencia y consumen menos, “pero al barrio ese adelanto no llegó”.

Seguridad
Un asunto que también preocupa en Villa del Carmen es la seguridad. “El patrullaje es escaso” afirma Adó Prieto. Lo que advierten los fomentistas es que “hay algunos problemas que, por el momento, son pequeños”. Los hechos más comunes son los arrebatos.
“Vemos que sobre Rivadavia hay mucha vigilancia de la policía local –puntualiza el presidente de la sociedad de fomento–, pero en las calles interiores y Alberdi no hay nada. Pedimos que, aunque sea, pasen en bicicleta para desalentar a los que puedan intenten robar algo. Nos preocupa que en Alberdi hay muchos negocios y allí no se ve ninguna vigilancia”.

COMENTARIOS