George con una de las impresiones que realiza.
George con una de las impresiones que realiza.
TECNOLOGÍA TRIDIMENSIONAL PARA REALIZAR MATERIAL BIOPLÁSTICO

George Kassis: un joven juninense que recrea órganos con impresoras 3D

Vive en La Plata y creó junto a Eliseo Guzmán una startup que ofrece un complemento a médicos cirujanos que les permite ensayar un protocolo de cirugía con un modelo físico, fiel a la anatomía del paciente en el plástico recreado.

Lejos de continuar con la trayectoria familiar de décadas dedicadas al comercio, pero con total libertad de elegir lo que deseaba estudiar, el joven juninense George Kassis se encuentra pronto a culminar sus estudios de la carrera de ingeniería electrónica pero como si eso fuera poco, acaba de lanzar comercialmente Medical Design, una startup que creó junto a Eliseo Guzmán, diseñador multimedial, con quien incursionó en el mundo de la tecnología de impresión 3D.
La empresa realiza órganos humanos con esta tecnología, de acuerdo a cada paciente, para que luego los profesionales puedan ensayar de manera prequirúrgica y más “física” y real la operación.

“Uno nunca se olvida de Junín”
George tiene 30 años y actualmente vive en La Plata donde estudia Ingeniería Electrónica en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Plata.
Elegir su futuro no le resultó difícil ya que asegura que siempre contó con el apoyo de su familia en todo momento.
“Mi decisión viene gracias a la libertad que siempre hubo en casa de elegir una carrera que a uno le gustara realmente. Siempre nos apoyaron, a mi hermano y a mí”, contó George a Democracia y agregó: “Mi viejo, comerciante, mi tío en la medicina y yo en electrónica”, cuenta, a lo que se suma su hermano de 29 años que estudia sacerdocio.
Sobre Junín, George aseguró que trata de venir todos los meses.
“A veces se complica un poco pero trato de venir seguido. Uno nunca se olvida de Junín”, aseguró y adelantó que con su empresa buscarán llegar a la ciudad antes de fin de año.
“Buscamos traer esta tecnología del primer mundo ya que acá, en Argentina, también la podemos hacer. Incluso en Junín, donde a fin de año vamos a estar llevando este proyecto para devolverle a mi ciudad un poco de todo lo que me dio”, contó el joven, abocado al lanzamiento comercial de la empresa que se realizó los primeros días de octubre en el Espacio Fundación Telefónica.

La iniciativa
Países como Estados Unidos, España o Rusia son algunos de los países que incursionaron en la tecnología tridimensional para la creación de material biológico en el mundo.
Hoy, la empresa que creó este joven juninense y su socio es una de las precursoras en nuestro país y se inició con el proyecto Incubadora de Telefónica y Espacio “La Catedral” de Open Future de La Plata, que según contó George a Democracia, “es una pata fundamental de todo esto”.
Con la impresión 3D, y la posibilidad de replicar objetos, George y su colega se preguntaron si existiría la posibilidad de replicar órganos para que pudieran ensayar los profesionales de manera previa a una cirugía. Y la respuesta fue que sí.
“Investigando vimos que había una solución a esa problemática y que habían problemáticas mayores y que los médicos no pueden ensayar la cirugía de manera física. Lo pueden hacer de manera digital, virtual, pero no salen de la virtualidad de la pantalla”, explicó el joven juninense.
“Nos encontramos que con este servicio le damos un complemento a todos los médicos cirujanos para que después de haber ensayado de manera virtual la cirugía y de haber armado un protocolo puedan ensayar ese protocolo con un modelo físico fiel a la anatomía del paciente en el plástico”, indicó.
Claro que cada modelo creado corresponde a un paciente determinado y solo a ese paciente.
“Esto es así porque nosotros obtenemos los modelos a partir de tomografías, ecografías, resonancias y así a partir de esa imagen recreamos el modelo real. Si en determinado momento, por ejemplo, su enfermedad avanza por cualquier motivo y su anatomía cambia, ese modelo hay que volver a hacerlo”.
Los órganos replicados, según George, “se han usado y los cambios a nivel quirúrgico son significativos, se reducen muchos riesgos”.

COMENTARIOS