Se celebra el Día del Industrial Panadero
NOBLE ALIMENTO

Se celebra el Día del Industrial Panadero

Cada 10 de octubre, los trabajadores de dicha industria celebran su día en todo el país, bajo el patrono San Honorato de Amiens.

Hoy se celebra el día del industrial panadero, una actividad de tiempos medievales y que llega hasta hoy con gran evolución aunque sin perder la simpleza del pan artesanal que cada día todos los argentinos llevan a su hogar y con el cual comparten la mesa niños, adultos y familias enteras.
En miles de hogares argentinos, las familias disfrutan del pan artesanal fresco o tostado, untado con manteca, queso, dulces, miel y otras variedades, junto a su desayuno, que puede ser una taza de café, té o mate o en las comidas diarias.

Alimento noble
Siendo la harina el componente principal del pan, los hidratos de carbono que posee este alimento son en su mayoría complejos. No son azúcares simples, sino que al organismo le lleva un poco de tiempo metabolizarlos.
Asimismo, los hidratos de carbono complejos del pan aportan 4 Kcal por gramo al igual que los hidratos que posee la fruta o la verdura.
Es decir que lejos de lo que se cree, el pan no engorda y en su versión tradicional, apenas aporta grasa, pues el 80% de las calorías que ofrece derivan de sus hidratos.
El pan francés o el pan blanco contiene menos de un 5% de grasa en su composición.
Una porción de pan de unos 30 gramos aporta unas 85 Kcal, del mismo modo, un vaso de gaseosa o refresco que sólo aporta azúcar y ninguna vitamina, mientras que el pan, además de hidratos y pocas calorías, ofrece vitaminas y minerales a nuestro organismo.
La ingesta diaria de 50 gramos de pan permite la reducción de la anemia hasta en un 35 por ciento o evitarla en el caso de las personas que la padezcan, lo cual se debe a que el pan contiene hierro, vitaminas como la niacina y otros agregados que incorpora la industria molinera a los nutrientes naturales contenidos en los trigos.

Elaboración
El pan se elabora con una mezcla de harina, agua, sal y levadura y se amasa y se cuece en un horno (preferentemente de barro) en piezas de distintas formas y tamaños.
Su principal ingrediente es la harina de trigo, la que más se utiliza.
La elaboración de este alimento se conoce entre los egipcios que lo comían con harina sin fermentar pero que en cierta oportunidad se cree que fue preparado y dejado sin cocinar y luego se encontró una masa esponjosa y fermentada.
Por ello se supone que posiblemente hayan sido los primeros en utilizar la levadura.
La evolución en la panificación se produjo de forma importante durante esta civilización, ya que a partir de la fermentación se preparó el verdadero pan, el pan fermentado.
Al parecer fue el pueblo egipcio el que consolidó las técnicas de panificación y creó los primeros hornos para cocer el pan.
Los egipcios, privilegiados por la fertilidad de sus tierras gracias a las continuas inundaciones y desbordes del río Nilo, y por el cultivo de los cereales, especialmente trigo, disponían de abundante pan elaborado y galletas.

COMENTARIOS