Más posibilidades de crecimiento en materia ganadera.
Más posibilidades de crecimiento en materia ganadera.
GANADERÍA

Crecen las expectativas en el campo por las posibilidades de exportar más carne

Las exportaciones aumentaron casi un 70 por ciento, en lo que a carne vacuna se refiere y el principal comprador es China. En nuestra región, desde el sector ganadero, valoraron las mejores posibilidades de vender carne al exterior, sin quejarse por las retenciones, ya que dicen que 3 pesos al valor dólar de hoy, “no molesta nada”.

Argentina sigue consolidando su fuerte presencia en el mercado internacional de carne vacuna. Según datos oficiales, las exportaciones de carne vacuna crecieron un 69,7% en julio, con 48.040 toneladas exportadas. El incremento fue impulsado por China que duplicó su demanda.
A nivel regional, al ser consultado por Democracia, el presidente de la Sociedad Rural de Lincoln, partido que tiene mucha ganadería en esta región, manifestó que lo que se exporta es la carne de vaca ( no novillito), manufactura y algo de conserva (industrializada) y algo de novillo pesado.
Aníbal Fernández, máximo dirigente de la Sociedad Rural de Lincoln, dijo que en el partido de Lincoln tenía 570 mil hectáreas y 540 mil cabezas, pero con el tiempo la ganadería bajó. “Fue porque no dejaban exportar, a veces ni faenar tampoco y porque la vaca no valía nada. Se diezmó el ganado aquí en la zona y bajó a 400 mil cabezas. Ahora subió, debemos andar en 480 mil”, apuntó el ruralista.
“En los últimos tiempos vemos que todo lo que es vaca, lo que ya no sirve más para reproducción, va a la feria (gorda o conserva). En este caso, ha subido mucho el precio porque es la carne que se está exportando, junto con el novillo pesado. Pero este último muy poco. Lo que se exporta es la vaca, manufactura y algo de conserva, imagino que irá industrializada, y novillo pesado”, explicó.
Respecto a las retenciones que aplicó últimamente el Gobierno nacional a las exportaciones, el ruralista dijo que 3 pesos en un dólar de 40, “no molesta nada”, aunque señaló que del total de lo que produce el campo, entre el 60 y el 70 por ciento se lo llevaba el Estado, lo cual era insostenible”, afirmó.
Sin embargo admitió que en Lincoln, el sector ganadero era “lo mejorcito que hay”, aunque apuntó que los cereales que comía la vaca se cotizaban en dólares.
Por su parte Hernán Centoz, ganadero de la zona de Agustín Roca (partido de Junín) desde el 2002, señaló: “Fui aumentando la cantidad de animales que tenía por hectárea. Comencé a hacer un manejo distinto al que estaban acostumbrados la mayoría de los productores ganaderos: hago una cría intensiva, el ciclo completo de los animales pero los vendo de 330-340 kilos que son los que consumimos en el país”, recordó el productor.
“Aumenté la carga de animales por hectárea. Hago un manejo distinto, más artesanal, hacemos destete precoz, etc.”, acotó.
Sobre las posibilidades de exportar carne, Centoz, quien se desempeña también como periodista, dijo que los analista consultados, tanto económicos como de hacienda, señalaron que una de las formas de salir adelante el país era aumentando la cantidad de carne de exportación, ingresando más dólares. “De hecho ha crecido la exportación de carne en Argentina, a pesar de que engordar animales o hacer carne es antieconómico. Engordar los animales con maíz no conviene y a pasto, conviene pero por ahí ese lote lo podés usar sembrando soja y ganar más”, explicó.

Más exportaciones
En términos de divisas la Argentina exportó en los primeros siete meses por U$S 1.027 millones de dólares, el valor más alto desde 1996.
Hay 28 establecimientos habilitados para la exportación de carne enfriada con y sin hueso. Esto incluye 26 frigoríficos bovinos más una planta de almacenamiento en frío y una planta avícola.
Además, con China se firmaron los nuevos protocolos para acceso de semen y embriones bovinos.
El secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevere, en el marco de una gira por China, dijo que en las reuniones con funcionarios chinos se pactaron bases para que en diciembre próximo el presidente Macri y su par chino, Xi Jinping, en el marco de la reunión de líderes del G-20 en Buenos Aires, aprueben el ingreso de carne de cerdo, cerezas, miel, caballos en pie y la entrada de ovinos y caprinos de la Patagonia al mercado chino.
“De nuevo la carne, nuestro producto emblema, nos aporta buenas señales para nuestra economía al incrementar las posibilidades de exportación al principal mercado del mundo. La Argentina es un proveedor confiable y la carne es una oportunidad grande para el crecimiento de la agroindustria”, destacó Etchevehere.

¿Qué carne se exporta?
La Argentina ya tenía el mercado chino para la carne congelada sin hueso. En mayo pasado firmó un acuerdo para la carne enfriada con y sin hueso, y congelada con hueso.
Los protocolos firmados en enero pasado habilitaron -más allá de las dificultades para aplicarlos aquí- la puerta de entrada para comenzar a exportar a China cortes enfriados y cortes con hueso. Hasta ese momento solo se aceptaban cortes congelados y sin hueso. La novedad es que ahora los chinos habilitaron 26 plantas de faena para concretar esos negocios.
¿Qué quiere decir? Que ya hay 26 empresas argentinas que podrán intentar exportar cortes de mayor valor (como bifes o lomos para los 100 millones de ricos que tiene el país asiático) o vender carne con hueso (o hueso con carne, como dicen los que saben) para obtener un mejor valor en la integración de la media res.
Es que, hasta julio pasado, China había importado 95.140 toenladas de carne y era el destino de casi 52% de las exportaciones totales de carne vacuna argentina, duplicando sus compras respecto del año anterior. Pero como compra cortes de baja calidad, pagó en promedio unos 4.312 dólares por tonelada. Es uno de los valores más bajos de los que se obtienen en el mercado internacional. En la otra punta, por cortes tipo Hilton los países europeos pagaron más de 10.500 dólares.

COMENTARIOS