Colectora de Ruta 7, a la altura de avenida Benito de Miguel.
Colectora de Ruta 7, a la altura de avenida Benito de Miguel.
EN 9 DE JULIO CAYERON 150 MILÍMETROS EN 48 HORAS

Un fuerte temporal castigó a Junín y la Región provocando dificultades

Entre la noche del viernes y la madrugada de ayer, abundantes lluvias con caída de granizo azotaron gran parte de la Provincia. Personal del Municipio y de Defensa Civil trabajaron para normalizar la situación en las calles de la Ciudad.

Un fuerte temporal con caída de granizo, lluvias y vientos intensos afectó en las últimas horas gran parte de localidades del noroeste bonaerense, donde cayeron ramas de árboles, cables del tendido eléctrico y hubo voladura de techos de chapa.
De acuerdo a reportes de distintos medios regionales el fenómeno se produjo en distintas zonas de los partidos de Junín, Lincoln, Roque Pérez, Pehuajó, Tres Algarrobos, Bragado, Trenque Lauquen y General Belgrano.
Si bien la presencia de granizo dejó los campos cubiertos de blanco, la fuerza del viento y la pedrea generó daños en algunos techos de estaciones de servicio y terminales de ómnibus.

Ante la tormenta que tuvo lugar en nuestra ciudad en las últimas horas, personal de las diferentes áreas municipales junto a Defensa Civil estuvieron en los barrios más perjudicados por las lluvias.
Además, hubo un trabajo importante de Bienestar Social asistiendo a las familias que tuvieron mayores inconvenientes. Hasta la mañana de ayer se habían registrado cerca de 70 milímetros.
En una vivienda de calle Paraguay 371 se están recolectando distintos elementos para la familia de un jugador de las divisiones inferiores de Sarmiento (categoría 2008) que se vio afectada por el agua.

Al respecto, Eduardo Naya, de Defensa Civil, dijo que “tuvimos una abundante caída de agua y en un corto período, lo que dejó varios barrios anegados y en algunos de ellos con ingreso de agua en las viviendas. Esto generó la activación de todo el plan de emergencias y visitamos a varias familias que tuvieron complicaciones. Ya a media mañana el agua había bajado y pudieron volver a sus hogares. No hubo evacuados en el centro de evacuados pero sí algunas familias tuvieron que autoevacuarse a casas de familiares”.
También, explicó que “teniendo en cuenta la gran cantidad de agua que cayó en muy poco tiempo, la ciudad respondió bastante bien y está drenando. Aunque en algunas calles hubo mucha agua y en algunas casas ingresó el agua. Pero no hubo que lamentar ningún incidente. Trabajó también policía y los bomberos aunque sin tanta tarea porque no hubo grandes consecuencias. Ya se está restableciendo todo en el ámbito de la ciudad”.

Luego, agregó que “sí hubo mojaduras en algunos sectores y ahí estuvo el trabajo de personal de Bienestar Social con las familias que sufrieron este inconveniente. Y aún continúa trabajando Obras Sanitarias y algunas de las secciones de los talleres municipales para finalizar con algunas alcantarillas tapadas y bocas de tormenta”.
Desde la empresa EDEN, el gerente Alejandro Biancosino destacó que “en los barrios en los que hemos estado haciendo obras no tuvimos reclamos. Se tratan de lugares que siempre teníamos problemas y que hoy están mucho mejores, como La Celeste, San Martín, El Picaflor, Ricardo Rojas y Villa Belgrano. Trabajamos los 46 reclamos que tuvimos con tres grupos de guardias, más las cuadrillas del personal de mantenimiento”.

COMENTARIOS