Las actividades se llevaron a cabo en las localidades bonaerenses.
Las actividades se llevaron a cabo en las localidades bonaerenses.
EN LAS LOCALIDADES DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Realizaron actividades por el Día del Corazón y aconsejaron mantener hábitos saludables

En el marco del Día Mundial del Corazón, que se celebra el 29 de septiembre (hoy), la Dirección de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, de la Dirección de Programas Sanitarios, coordinó acciones de sensibilización, a través de las Regiones Sanitarias.

Con el lema “Mejorá tu calidad de vida con un corazón saludable”, la cartera sanitaria realizó actividades de promoción de la salud durante esta semana, entre el 24 y 28 de septiembre.
De esta manera se buscó sensibilizar a la población sobre los factores de riesgo y la morbimortalidad que generan las enfermedades cardiovasculares.
Se realzaron controles de presión arterial, glucemia, peso, talla y se brindó información que ayuda a concientizar sobre la importancia de mantener estilos de vida saludables.
Las actividades se desarrollaron en los Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS) y espacios de alto tránsito de los municipios de la provincia de Buenos Aires.
Las estadísticas señalan que las enfermedades cardiovasculares representan el 32% de las muertes en Argentina. En ese contexto, los especialistas ponen el foco en el trabajo integral sobre los factores de riesgo que provocan estas enfermedades.
“Venimos trabajando en estrategias abarcativas de promoción de estilos de vida saludables, entornos saludables y prevención de enfermedades crónicas para reducir la morbimortalidad a nivel poblacional”, señaló Alejandro Koch, coordinador del área de Prevención de Enfermedades Cardiovasculares, de la Dirección de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, del Ministerio de Salud.
La diabetes, la hipertensión arterial, el tabaquismo, el sedentarismo y el colesterol elevado, son los factores de riesgo a los que se hace referencia.
Koch aseguró que el control de los factores de riesgo y la prevención de enfermedades cardiovasculares puede reducir el número de casos de muerte súbita, y que “el 90% de estos casos (de muerte súbita), son secundarios a eventos cardiovasculares”.
En Argentina se producen alrededor de 40 mil muertes súbitas al año (una cada veinte minutos) y el 70% se ocasionan fuera del hospital.
La muerte súbita es un deceso inesperado, por causa natural, no traumática ni violenta, sin síntomas previos o con síntomas en corto tiempo previo. Sucede a cualquier edad y puede estar relacionada o no con una actividad física o deportiva.
“La única forma de salvar esa vida, es aplicando de manera rápida y eficaz medidas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y desfibrilación; es decir, el corte de la fibrilación mediante un choque eléctrico que devuelve el latido normal al corazón”, explicó Koch. Cuando las maniobras son aplicadas dentro de los primeros tres minutos de ocurrido el episodio, aumenta hasta el 75% las posibilidades de supervivencia de la persona que ha sufrido el ataque cardíaco.
Dado a que la mayoría de los casos de muerte súbita ocurren en el hogar, en el trabajo, en clubes, lugares públicos e incluso en la calle, “es importante que la comunidad no-médica sepa cómo ayudar y conozca los mecanismos que permiten actuar en estas situaciones”, remarcó el especialista.
Si bien la RCP es una “herramienta y estrategia de acción fundamental”, desde el ministerio de Salud insisten en la importancia de trabajar de manera integral e integrada en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, enfocándose en la promoción de estilos de vida saludables. Para ello recomiendan hacer ejercicio, evitar fumar, disminuir el consumo de sal, controlar la presión arterial, llevar una dieta equilibrada, para disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

COMENTARIOS