Dr. Pablo Rasuk, presidente del Colegio de Abogados de Junín.
Dr. Pablo Rasuk, presidente del Colegio de Abogados de Junín.
SEGÚN LA REFORMA LABORAL QUE SE TRATA EN LA LEGISLATURA BONAERENSE

El Tribunal de Trabajo se dividiría en tres juzgados para agilizar los procesos

El proyecto fue aprobado por el Senado y girado a Diputados, donde podría ser sancionado en poco tiempo. Además, según la iniciativa, el fuero pasará a tener una instancia de apelación propia. El jueves también se designó al Dr. Pablo Martín Mases para el juzgado de Chacabuco.

El Senado bonaerense votó el jueves la reforma del fuero laboral provincial que ahora fue girada a Diputados, donde se podría sancionar en las próximas sesiones.
Se trata de uno de los proyectos más relevantes dentro del paquete de reformas judiciales que impulsó el gobierno de María Eugenia Vidal para que se traten en la Legislatura este año.
La propuesta apunta a que los tribunales laborales de la Provincia se conviertan en juzgados de carácter unipersonal para agilizar los procesos en ese fuero, que ahora además, pasará a tener una instancia de apelación con una cámara propia.
Así, en dos artículos clave, el proyecto propone la creación de juzgados laborales y cámaras de apelación del trabajo que permitirán agilizar los procesos judiciales del fuero.
En el caso de la Región, el artículo 91 establece la creación de cinco Juzgados laborales en el departamento Judicial de Junín, tres con asiento en nuestra ciudad (con competencia también en Florentino Ameghino, General Arenales, General Pinto, General Viamonte, Junín, Leandro N. Alem y Lincoln; y dos en la ciudad de Chacabuco (con competencia, además, en el partido de Rojas).
El artículo 92, proyecta la creación de una Cámara de Apelación del Trabajo con asiento en Junín, que tendrá también competencia sobre el Departamento Judicial Pergamino.
El Dr. Pablo Rasuk, presidente del Colegio de Abogados de Junín destacó que de aprobarse finalmente, sería mucho más expeditiva la duración del proceso.
“La idea conceptual es que desaparecen los tribunales, se crean juzgados de primera instancia y se va a intentar respetar un poco el mapa judicial, con las necesidades de creación y desarrollo de distintos órganos judiciales. Se van a tratar de mantener las cabeceras”, explicó el presidente del CADJJ.
“Se busca una doble instancia porque actualmente al haber un tribunal, la instancia que sigue directamente es la Corte, es decir, se salta la segunda instancia que es la Cámara”, explicó Rasuk.
“Esto daría muchas más posibilidades de resolver en mucho menos tiempo. Una cámara de apelaciones resuelve a los 60 u 80 días de la primera instancia. La Corte toma cerca de tres años. Va a ser mucho más expeditiva la duración del proceso”, destacó.
En el Tribunal de Trabajo de Junín actualmente hay dos jueces titulares, la Dra. Daniela Di Tomaso y el Dr. Guillermo Ortega, junto al juez suplente, Dr. Daniel Castillo aunque ya está conformada la terna para designar otro juez titular.
En ese caso, los concursos que ya se cerraron y poseen una terna armada mantendrán la vigencia más allá de los posibles cambios que implique la reforma.
En la misma reunión en que se aprobó la reforma, la Cámara alta bonaerense dio acuerdo para la designación de una decena de funcionarios judiciales de distintos departamentos de la provincia como el juez del tribunal de trabajo de Chacabuco, en que fue designado el Dr. Pablo Martín Mases.

Agilizar la Justicia y optimizar recursos
La norma fue votada por unanimidad en el Senado, luego de una larga negociación en la que el oficialismo aceptó incorporar una serie de modificaciones propuestas por la oposición.
Desde ese sector, el bloque del kirchnerismo advirtió sobre los costos que insumirá la creación de nuevos cargos, la designación de personal y el alquiler de inmuebles.
Las reformas buscan acelerar los procesos laborales ya que dicho fuero es uno de los más congestionados en la provincia.
A pesar de algunos cuestionamientos de la oposición, el senador oficialista Juan Pablo Allan destacó que la reforma, “garantiza la segunda instancia de apelación y donde hoy existe un único juzgado compuesto por tres magistrados, pasará a haber tres jueces de trabajo y esto genera un efecto de multiplicación de la atención al fuero laboral con los mismos recursos”.
El presidente del Colegio de Abogados de Junín advirtió en todo caso que “el proyecto ahora va a Diputados y tendrá trabajo de comisiones para ver si se acuerda o si se le hacen modificaciones. Hay que tener en cuenta además que de aprobarse esto tiene una transición de cuatro a cinco años. Para que esté todo funcionando, juzgados y cámaras sería para el año 2022”.

Costos y cuestionamientos
El proyecto original había generado rechazos de parte de la oposición, especialmente por un artículo que proponía que mientras se demore la creación de la Cámara de Apelaciones en lo Laboral, la segunda instancia de revisión se cumplía en la Cámara Civil.
Finalmente, si bien el proyecto fue reformado y acompañado por toda la oposición, la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana Teresa García lanzó advertencias en el mismo sentido que lo hizo la Suprema Corte, sobre los costos de poner esta reforma en marcha.
“Para que esta reforma pueda ser cumplida harán falta la creación de entre 800 y 1000 nuevos cargos; la construcción de 20 mil metros cuadrados; $971 millones para designación de personal y $37,6 millones para alquileres de inmuebles. Esperemos que contemplen estos recursos en el Presupuesto 2019”, dijo.

COMENTARIOS