Yesica Pizzi, secretaria de Desarrollo Humano de Ameghino.
Yesica Pizzi, secretaria de Desarrollo Humano de Ameghino.
DIFICULTADES ECONÓMICAS Y CONTENCIÓN

Los municipios de la Región refuerzan la ayuda social de cara a fin de año

Durante los meses de invierno se incrementó la demanda y, en el último trimestre, las áreas de Desarrollo Social promocionan los planes para sumar a nuevas familias que necesitan asistencia.

La turbulencia económica que atraviesa la Argentina encendió la señal de alerta en las áreas de Desarrollo Social de los municipios de la Región. Durante los meses de invierno se incrementó la demanda de ayuda y, para evitar posibles desbordes sociales a fin de año, en el último trimestre los funcionarios de los distintos partidos de la Región apuntarán a fortalecer la promoción de los distintos planes de contención para alcanzar una mayor cobertura de asistencia.

Ameghino: “Dificultades con la estabilidad laboral”
La secretaria de Desarrollo Humano de Florentino Ameghino, Yesica Pizzi, aseguró a Democracia que la principal dificultad entre las familias del distrito tiene que ver con la falta de estabilidad laboral. “Se percibe una falta de cultura del trabajo, es decir, muchos pasan por distintos empleos porque no cumplen con sus obligaciones, cuesta alcanzar la estabilidad”, apuntó Pizzi y agregó “en Ameghino no hay pobreza marginal y estructural, a nadie le falta ni techo ni baño, pero sí hay dificultades con lo laboral”.
En Ameghino unas cien familias reciben asistencia social de manera sistemática mientras que unas trescientas forman parte de distintos planes. “De la tarjeta Más Vida tenemos altas todos los meses, hoy lo podemos ofrecer, tenemos más cupos, y también se realiza la entrega de alimentos por parte de la Municipalidad, se les da una dieta para ir al supermercado”, contó Pizzi y agregó “en el mes de agosto 160 familias recibieron la dieta y aumentó 10% la cantidad de vecinos que se sumó a la tarifa social”. Por otro lado, Pizzi aseguró que el pico máximo de demanda de ayuda se dio en junio, cuando comenzaron los días de frío intenso, y que en julio se acercó gente con dificultades para pagar facturas de luz y gas; “a raíz de esto, se trabajó en generar conciencia respecto del consumo”, apuntó la secretaria.

Chacabuco: “Mermó el trabajo”
Juan Cruz Magdalena, secretario de Desarrollo Social de Chacabuco, y Daniela Bruschi, subsecretaria del área, señalaron a este diario los factores centrales y los pilares en los que se trabaja puntualmente. Indicaron que se avanza con los planes de Provincia, Nación e iniciativas locales y que, al promocionarlos, se sumaron nuevas familias.
“Nosotros trabajamos de manera descentralizada, tenemos nueve centros de gestión distribuidos en distintos barrios de la localidad de Chacabuco y hay tres más en las localidades de Rawson, Castilla y O’Higgins; allí hay una trabajadora social que está más cerca de los vecinos y, a través de ella, se promociona la tarifa social y articulamos con la defensoría al consumidor”, contó Bruschi a este diario y agregó “a través de una iniciativa local hicimos llegar la garrafa social a todos los barrios con un precio más accesible”.
Desde el área indicaron que Chacabuco brinda ayuda por el déficit habitacional:“por falta de políticas de viviendas de muchos años, muchas familias no pueden ser propietarias y tienen un gasto con el alquiler que sí ha sufrido un aumento y, entonces, muchos no logran cubrirlo, esa es la mayor demanda”. Bruschi señaló que “siempre surgen nuevas familias para asistir y estamos pudiendo darles respuestas, tratamos de ver si los niños de familias numerosas están en el sistema educativo, si están en el Centro Complementario Educativo donde reciben merienda y alimentación reforzada y entregamos bolsones”, a su vez dijo que “aumentó la demanda de ayuda pero hasta ahora todo está controlado, estamos muy alerta, sabemos que mermó el trabajo de jefes de familia que son changarines o que trabajan en hornos de ladrillos y ahí estamos bien atentos para garantizar la alimentación, principalmente”.
Por su parte, Magdalena apuntó que “a raíz de todos los cambios económicos que hubo en el último tiempo, el intendente Víctor Aiola puso como prioridad el trabajo de Desarrollo Social para lo que resta del año, es algo que nos tiene inquietos pero como venimos trabajando en territorio, la situación está controlada”.

Lincoln: “Trabajamos en la concientización”
Valeria Menna, secretaria de Acción Social de Lincoln, hizo hincapié en que “desde el inicio de la gestión trabajamos con la promoción y la concientización para terminar con la demanda masiva de ayuda social y entonces no se notó el impacto de los últimos meses aunque sí vino alguna persona por el aumento de tarifas”. La secretaria de Acción Social dijo también que “si bien el cimbronazo lo sentimos todos, no tuvo mayor impacto por el trabajo previo que se venía haciendo”.
Consultada por Democracia acerca de si se incrementó la cantidad de familias asistidas, Valeria Menna dijo que “los planes provinciales como “Más vida” o el plan para celíacos se mantienen con la misma cantidad o con algunas bajas y, en lo que tiene que ver con lo municipal, vamos haciendo informes cada tres o seis meses para revisar las situaciones, si cambió, se evalúa y si sigue igual; se continúa brindando ayuda”. Por otro lado, Lincoln avanza en la primera etapa del Plan de Autoconstrucción que consta de veinte viviendas. “Ya hicimos el prototipo, nosotros les damos los materiales y ellos ponen el trabajo, hay una demanda habitacional importante”, finalizó Menna.

Rojas: “El déficit habitacional es muy grande”
Nora Calderone, secretaria de Promoción Social de Rojas, comentó a Democracia que “notamos que a la gente se le complica un poquito más en determinadas cuestiones, tenemos un déficit habitacional en Rojas porque hace muchas décadas que no se construyen viviendas sociales, entonces hoy, por el incremento de la población, el déficit habitacional es muy grande y a la gente se le hace muy costoso bancar un alquiler” y agregó “aumentamos la ayuda para que la gente pueda pagar el alquiler y también ayuda social en parte del recibo de luz”.
Calderone mencionó el sistema de dietas alimentarias, el programa “Hacemos futuro” y los bolsones de mercadería como parte de la ayuda. “El número de familias a las que se asiste siempre varía, por un lado hay gente que tiene la costumbre de venir a Desarrollo Social, siempre pasan a ver qué están dando, pero nosotros nos basamos en los informes de las asistentes sociales, lo que ellas digan es palabra autorizada”.

COMENTARIOS