Sociedad Raza Irlandesa.
Sociedad Raza Irlandesa.
HOY SE CELEBRA EL DÍA DEL INMIGRANTE

Los inmigrantes irlandeses y su aporte valioso a la comunidad de Junín

Homenaje a los pioneros inmigrantes que forjaron el desarrollo de la comunidad argentina y de nuestra ciudad en particular.

Ana Castrillón Mulvihill es presidente de la Sociedad Raza Irlandesa de Junín y vicepresidente de la Federación Argentina de Sociedades Argentino-Irlandesas.
Al reflexionar sobre el aporte que hicieron los inmigrantes a nuestro país, consideró al impulso que dio esta inmigración a Argentina en el siglo XIX, conformada por españoles, italianos, árabe sirio-libaneses y también irlandeses, que en ese momento ingresaron como ingleses, porque eran súbditos de Gran Bretaña. “Hizo crecer al país, aportando conocimientos en cuanto a oficios como el de los herreros, albañiles, constructores, que tuvieron un papel protagónico en la realización de obras, edificaciones, etc. siempre a partir del trabajo y el esfuerzo”, expresó.
“La particularidad del inmigrante, de todas las nacionalidades que vinieron en aquel momento, fue que venían a trabajar, a respetar y a querer el suelo que los recibía porque muchos vinieron por hambre (cuando Europa sufría por las guerras mundiales) y otros, buscando un futuro mejor. Estos salieron de sus países no desesperadamente sino buscando un futuro mejor para sus hijos en América”, dijo
“Ellos respetaban a los que estaban en este país, en las tierras y acataban las reglas que les fueron impuestas. Por eso fueron muy modestos, anónimos y muchos colaboraron muchísimo en las ciudades donde estuvieron”, afirmó.
Señaló que en Junín hubo mucha inmigración italiana, española y en el caso de los irlandeses, apuntó que constituían la mayor comunidad de inmigración irlandesa por los ferrocarriles. “Los ingleses vinieron a ser los jefes y los irlandesas, a trabajar, a ser la mano de obra. A todos estos se los llamaban ‘el inglés’ más el apellido, pero en realidad ellos ingresaron al país como irlandeses, súbditos de Inglaterra”, recordó.
Sostuvo que la Irlanda de entonces era pobre, puesto que no tenía reino, el reino era inglés. Los irlandeses no tenían riquezas, muchos eran ovejeros. Los que vinieron acá era para trabajar en el campo o en los talleres ferrocarriles a trabajar como empleados de Ferrocarril.
“Irlanda se independiza en 1924, recién entonces empieza a resurgir y a nacer como país joven y emergente, en 1942. Fue muy difícil porque hasta entonces no le dejaban hablar su idioma, ellos para mantenerlo lo ocultaron. Tuvieron que aprender a hablar inglés para poder trabajar”, dijo.
Manifestó que en Junín, los irlandeses inmigrantes estuvieron en la fundación de los clubes Newbery, Sarmiento y en el Golf Club; que dejaron mucha impronta, como la creación de lo que es hoy la Iglesia San José, y como patrono, San Patricio. “Los irlandeses son muy católicos e inauguran dicha iglesia. El 22 de agosto último se entronizó a la Virgen de Knock, única imagen de la Virgen María que se venera en Irlanda y el Patrono es San Patricio, quien evangelizó Irlanda”, recordó.
Lo cierto es que la Raza Irlandesa tiene su origen en una sociedad irlapndesa fundada en 1924, con personería jurídica y por supuesto socios puramente irlandeses. A partir de ahí la historia es más conocida, con sus fiestas tradicionales, como la que será muy pronto, el 15 de septiembre, que se denomina la Fiesta del Trébol, en alusión a la cosecha en Irlanda, que empieza ahora y se extiende hasta fines de octubre, cuando las temperatura se tornan verdaderamente muy bajas.
Ese día, el 15 del corriente mes, está prevista la presencia de la embajadora irlandesa en Argentina, Jaqueline O’Allahram. Los descendientes de irlandeses la recibirán con un asado al mediodía, en las instalaciones de la Raza Irlandesa.

COMENTARIOS