CONFLICTO EN EDUCACIÓN

Docentes comenzaron un paro de 72 horas y en Junín se sintió con fuerza

Francina Sierra, titular de Suteba en nuestra ciudad, afirmó que el gobierno bonaerense busca cerrar “un acuerdo a la baja”.

Los docentes bonaerenses comenzaron ayer un paro a por 72 horas en rechazo de la oferta salarial que les formuló el Gobierno provincial, y el secretario general del Suteba, Roberto Baradel, aseguró que la medida de fuerza "va más allá de un conflicto salarial".
"Es una crisis social que ya excede lo educativo", sostuvo el dirigente sindical.
"En Buenos Aires faltan un millón de cupos de comedores escolares, un millón de chicos que no tienen para comer ni en su casa ni en la escuela. Le reclamamos a las autoridades escuelas seguras, comedores escolares para enfrentar esta crisis y salarios dignos", enfatizó el gremialista, en conferencia de prensa.
Además, Baradel subrayó que "hay 900 escuelas sin clases en Buenos Aires, lo que implica 500 mil alumnos sin educación. Las familias le están reclamando a la Gobernadora (María Eugenia Vidal) que se haga cargo de la educación pública".
"Exigimos que elaboren un plan de contingencia. Los establecimientos escolares deben ser seguros, no puede ser que un trabajador de la educación o un chico ponga en riesgo su vida por ir a la escuela", enfatizó el dirigente.

Las proyecciones de inflación se acercan a un 35%, advirtió Francina Sierra (Suteba).

Baradel advirtió que "la situación social es muy compleja en salud, educación y desarrollo social. Es posible que unifiquemos una medida con todos los estatales bonaerenses. Lo van a decidir los docentes en asambleas".
Este martes, los maestros realizan "actividades distritales junto a la comunidad educativa, visibilizando la situación propia de cada distrito", explicó el jefe del Suteba.
En tanto, hoy, a las 10, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) se movilizará a la Casa de Gobierno y mañana marchará junto a docentes universitarios en defensa de la universidad pública.

Reclamos
En el inicio del paro docente de 72 horas en toda la Provincia, los dirigentes sindicales reiteraron, en conferencia de prensa, los "urgentes reclamos" para mejorar la educación.
El FUDB insistió en reclamar "escuelas seguras, salarios dignos, educación técnica Profesional, educación superior, IOMA, IPS y comedores escolares".
Desde el gobierno bonaerense informaron a Democracia: “Luego de relevar 9838 escuelas a través de 135 inspectores distritales, 1770 inspectores de área y más de 9000 directores de escuelas, registramos un acatamiento al paro del 50% y 298 servicios educativos cerrados”.


La medida se sintió con fuerza en Junín
En nuestra ciudad, la Unión de Educadores Bonaerenses dio ayer números de una fuerte adhesión, cercana al 90% en la mayoría de los establecimientos. "Tenemos datos de distintas escuelas que rondan entre el 80 y el 90%, lo que nos da un panorama de que el paro en Junín es contundente", indicó el dirigente Julián Caliva.
Y añadió: "Los docentes que no están adhiriendo a la medida de fuerza no es que estén disconformes con la lucha, lo hacen porque son sostén de familia y no pueden perder, encima de que ganan una miseria, ni un peso con los descuentos que anunció la Provincia".
Luego, en declaraciones radiales, el bibliotecario expresó: "Todo hace indicar que vamos a terminar el año de esta manera porque desde el gobierno no tienen la más mínima intención de hacer una oferta acorde a la realidad que vive el país. Siempre vienen con el cuento de que dan una oferta superadora, pero la realidad es que es siempre la misma".
"Con sumas no remunerativas no se va a terminar el conflicto porque después eso no va al salario, no lo cobramos en el aguinaldo y no lo perciben los jubilados", concluyó.
Por su parte, Francina Sierra, titular de Suteba, afirmó en diálogo con Democracia: “El plan de lucha se va a profundizar porque el gobierno no está tomando nota de lo que venimos reclamando desde principios de año, que es salario digno y condiciones dignas de trabajo, por eso la medida es contundente”.
Y agregó: “El gobierno de Vidal ofreció un 20,7%, que es un número engañoso, porque hay muchas sumas no remunerativas, que no impactan en ningún ítem de recomposición salarial, mientras que la propuesta no contiene cláusula gatillo. Pretenden que firmemos un acuerdo salarial a la baja y no lo vamos a hacer, porque las proyecciones de inflación se acercan a un 35%”.

COMENTARIOS