El economista Martín Burgos accedió a una entrevista con Democracia.
El economista Martín Burgos accedió a una entrevista con Democracia.
CHARLA DEL ECONOMISTA

Martín Burgos: “Hay que entender que este es un modelo financiero”

El profesional dialogó con Democracia antes de su presentación días atrás en nuestra ciudad, en el marco de una charla debate auspiciada por el Banco Credicoop y Unnoba que se llevó a cabo en el Aula Magna de la Universidad.

El economista Martín Burgos se presentó días atrás en nuestra ciudad, en el marco de una charla debate auspiciada por el Banco Credicoop y Unnoba que se llevó a cabo en el Aula Magna de la Universidad de nuestra ciudad.
En su visita dialogó con Democracia y se refirió a algunos aspectos de lo que fue su disertación sobre “La crisis del modelo y sus alternativas”.
El profesional abordó la situación de las pymes, aspectos del campo, la toma de créditos, el consumo y el endeudamiento, entre otros temas de la actualidad económica del país.

“Crisis del modelo”
En referencia al nombre de su disertación en nuestra ciudad, Burgos explicó que: “Hubo una tendencia de la gente a confiarse mucho de que esto iba a traer crecimiento y desarrollo, hubo muchos economistas hablando de manera positiva y de entrada aparecieron problemas graves que no se solucionaron y nos trajeron a este punto”.
Para el economista “claramente estamos en una crisis y la salida no va a ser fácil para nadie”, augura.
La política es la que define el modelo económico, según Burgos y “el gobierno que asumió en 2015 tomó decisiones diferentes. Cada modelo económico tiene sus ganadores y sus perdedores. Depende de quienes son los que llegan al poder, las alianzas sociales que llegan y en función de eso habrá medidas a favor de esos poderes y seguramente van a perjudicar a otros”.

Ganadores y perdedores
Según Burgos, “hay que entender en primer lugar que este es un modelo financiero, se apoya en las finanzas y por eso necesita tasas de interés altas y son las que vemos hoy en los bancos. Los bancos tienen que seguir la tasa de referencia del Banco Central”.
Los segundos “grandes ganadores” para el economista, “son las energéticas, que lo que hacen es mejorar sus ganancias con la cuestión de los subsidios, obviamente los perdedores son los usuarios a través de las tarifas y muchos usuarios son pymes”.
El tercer sector ganador es el campo, ya que según Burgos, “se le bajan las retenciones, tienen mejores condiciones para exportar, no obstante creo que hubo una sobredimensión de lo que era el campo, de lo que podría traer. El campo es un 10% de la economía, lo importante es el resto, el corazón del crecimiento de Argentina está en el resto de la economía que es servicio, comercio, y en una ciudad grande como esta se ve que el crecimiento no depende solo del campo sino del comercio, los docentes, escuelas, servicios”.
“El consumo interno público y privado es el 60% de la economía argentina. Si vos menospreciás el consumo diciendo que se consumió por encima de lo que podíamos durante estos 12 años y bajás los salarios pensando que eso va a tener algo positivo para la economía, te encontrás con que hoy por hoy hay menos consumo que en años anteriores y esto viene empeorando”, aseguró.

Endeudamiento
Una cuestión a la que se refirió el economista es al endeudamiento a raíz de la toma de créditos y como consecuencia de una rueda de efectos.
“Cuando empezás a tener problemas para vender, empezás a mirar tus costos y eso es el costo financiero. Malvendés el stock, necesitás estar líquido y pedís préstamos para pagar, y eso genera un endeudamiento; si la rueda no empieza a rodar de nuevo y el consumo y el crecimiento no vuelven, se va cortando la cadena de pagos. Más aún con una tasa de interés al 40% o al 50%, eso dificulta al sector productivo”.
A su vez, el freno en la toma de créditos tiene que ver, según el economista, “primero que las tasas son elevadas, el que va a tomar créditos con esas tasas es porque no le queda otra y muchas veces es el principio del fin para muchas empresas cuando toman créditos a cualquier tasa. Eso se ve cada vez más”.

Los dólares
El problema más grande que tiene el gobierno, según Burgos, “es el sector externo, el de los dólares. Hay cincuenta mil millones de dólares para pagar en deuda, de acá a fines de 2019, y son equivalentes a todas las reservas”.
“Suponiendo que tengas el resto de toda la balanza de importaciones, de turismo, equilibradas, ya ahí no se puede tomar más deuda afuera. Es tal el nivel de endeudamiento en Argentina que incluso una buena cosecha a fin de año puede no solucionar todos los problemas que hay”.
Consultado sobre una posible salida a esta crisis que define, Burgos destacó: “Si se siguen apoyando en las finanzas van a seguir las tasas de interés altas, si siguen apoyándose en los sectores energéticos van a tener tarifazos cada tanto. Es un esquema que no está funcionando y que se puede emparchar pero la respuesta grande van a ser las elecciones el año que viene”.

COMENTARIOS