Los pilotes del futuro puente colocados sobre el Río Salado.
Los pilotes del futuro puente colocados sobre el Río Salado.
INFRAESTRUCTURA VIAL

Autopista Ruta Nacional 7: avanzan las obras del puente sobre el Río Salado

Se trata de la colocación de los pilotes de hormigón que sostendrán la estructura de la doble vía paralela, en cercanías a la entrada de la localidad de O’Higgins. Además, Juan Carlos Minchili informó a Democracia que están colocando brea para preservar la tierra compactada.

Como parte del proyecto de la futura Autopista de la Ruta Nacional 7, entre Luján y Junín, se está trabajando sobre las dos variantes de Chacabuco y San Andrés de Giles; la doble vía, compactación del suelo, puentes y distribuidores, entre otros.
En este contexto, el 14 de junio último habían comenzado a colocar los pilotes de hormigón que sostendrán el futuro puente sobre el Río Salado de la doble vía paralela al trazado original.
Este trabajo, que tiene un plazo cercano a los seis meses, avanza a buen ritmo y las bases de la estructura ya se observan instaladas sobre la tierra, terreno que se le ganó al agua.


En diálogo con Democracia, desde Vecinos Autoconvocados de Chacabuco, Juan Carlos Minchili exclamó: “Están trabajando a full. Además desde el kilómetro 219 ya están tirando brea sobre la mano nueva de tierra, para preservar el alteo ya terminado”.
En la última recorrida por la obra de los funcionarios, el ex titular de Vialidad, Javier Iguacel había indicado: "Hemos observado la variante de Chacabuco y también hemos quedado muy conformes con el avance de la obra y desde esa ciudad hasta Junín el avance es muy bueno. Ya, los tres distribuidores que tendrá este tramo están en marcha".
En relación a esos tres distribuidores, cabe destacar el progreso en la colocación de las vigas en la entrada a la localidad de O’Higgins, un sector clave de la autopista donde ya no habrá un cruce riesgoso tanto para salir o entrar al pueblo; a la altura de la escuela rural de Chacabuco y en La Agraria, otra sección conflictiva.

Las dos variantes
Estas infraestructuras desviarán más de 6.000 vehículos, entre particulares y camiones, que circulan a diario por las mencionadas ciudades. Así, se evitarán los riesgos que entraña el tránsito pesado por la zona urbana.
En lo que respecta a la variante de Chacabuco, esta obra abarca 23 kilómetros entre Coliqueo, la Curva del Sol desde donde parte hacia el kilómetro 196 de la Ruta 7 sector en que se une con el tramo original en sentido a Carmen de Areco. Los trabajos de movimiento y compactación de tierra avanzaron y ya se pueden observar desde la calzada nacional.
En este sentido en la edición del 9 de agosto, Minchili había informado que ya comenzaron a colocar el distribuidor que irá colocado en la variante de esa ciudad entre el kilómetro 196 y la Curva del Sol.
Se trata de una infraestructura ubicada en el trayecto dentro del campo expropiado, más precisamente en la estancia La Esperanza. Esta bifurcación permitirá conectarse con un camino interno que llega hacia el trazado de la Ruta 7 a la altura de la ex planta de Nidera, en la entrada de la localidad.
Según explicó Minchili, además “han progresado las negociaciones con la mitad de los vecinos que viven a la vera de la ruta, para continuar realizando las expropiaciones de terrenos entre Coliqueo y Curva Del Sol”.
Dentro del partido de San Andrés de Giles, ya comenzaron a pavimentar los distribuidores y el bypass que nace en el kilómetro 98 (donde comienza hoy, la autovía) y se une a la traza original en el kilómetro 106.
Con el objetivo de evitar que el tránsito atraviese el ejido urbano de esa ciudad, este nuevo recorrido contará con tres distribuidores y un cruce de alto nivel sobre la RP 41, zona crítica por el alto índice de accidentes viales que conecta con las rutas nacionales 3, 205, 5, 7, 8 y 9.
En este sentido, Iguacel había indicado: "Venimos recorriendo toda la obra, desde Giles, donde la variante está muy avanzada y esperamos que en marzo esté terminada. Este será el primer tramo a inaugurar".

196 kilómetros
El proyecto, que abarca una longitud de 196 kilómetros y una inversión de $ 8.500 millones, se ejecuta en el marco del Plan Vial Federal 2016-2019 que contempla la construcción 2.800 kilómetros de autopista, 3.200 kilómetros de rutas seguras y 11.400 kilómetros de repavimentaciones en todo el país.
Actualmente están en ejecución los tramos Junín-Chacabuco y Carmen de Areco-San Andrés de Giles (40 km). El tramo Areco – Chacabuco estaría próximo a comenzar y consiste en obras de arte menores y ampliaciones de obras de arte existentes; construcción de distribuidores (8), construcción de puente sobre A° Lamela y sobre A° Ranchos; demarcación horizontal, señalización vertical e iluminación de los intercambiadores mencionados.

COMENTARIOS