Marina y los voluntarios buscan lograr un cambio en la comunidad a base de trabajo permanente y compromiso.
Marina y los voluntarios buscan lograr un cambio en la comunidad a base de trabajo permanente y compromiso.
ENTIDAD SOLIDARIA

Fundación Milagros en Junín: En su sede realizan cursos y talleres y funciona, además, un merendero

Una red que nació hace cuatro años y busca lograr un cambio en la comunidad a base de trabajo permanente y compromiso con los más vulnerables.

La Fundación Milagros en Junín nació en 2014, como una red de ayuda para quienes más lo necesitan.
Marina Montaiuti, directora de esta red que busca lograr un cambio en la comunidad a base de trabajo permanente y compromiso con los más vulnerables emprendió en aquel momento su tarea que llega hasta hoy, pero que cada vez intenta llegar a más gente a través de distintas actividades como talleres, donaciones de alimento y ropa, pero también mucho más.
La fundación no lleva su nombre de modo arbitrario sino todo lo contrario, nace de la hija mayor de Marina, Milagros, que tras una cardiopatía falleció a los cuatro años y le dejó a su mamá, más allá del dolor de su pérdida, una entereza y la fuerza para seguir adelante, convirtiendo esa tristeza en un motor incansable que solo busca darle felicidad a los demás.

Intento todos los días de mi vida transformar el dolor en amor al prójimo y a los animales, también al medio ambiente. Marina Montaiuti. Fundación Red Solidaria

La Fundación, trabaja además, en su merendero Tía Mona, donde cada sábado se sirve una taza de leche para los numerosos chicos que asisten.
“Intento todos los días de mi vida transformar el dolor en amor al prójimo y a los animales, también al medio ambiente”, aseguró Marina.

Actividades
Actualmente en su sede de Horacio de la Cámara 130 (detrás de Maderas Don Basilio pasando Ruta 7, entre Alsina y Malvinas Argentinas), solventada por los socios fundadores y “protectores de nuestro sueño”, como dice Marina, donde también cuentan con un espacio que pagan para los animales de la calle y donde funciona el merendero Tia Mona y se dictan cursos y talleres los días de semana.
En distintos sectores de la ciudad, Marina junto a su hija Camila, baluarte de la Fundación realizan estas tareas junto a otros voluntarios.
La Fundación realiza variadas actividades todo el año y con especial atención en fechas especiales como Navidad, Día de Reyes o Día del Niño con propuestas solidarias para la sociedad, que busca cambiar realidades.
En su sede, se dictan clases de yoga, los viernes a las 15 y el mismo día, pero a las 18, se dicta un curso de carpintería.
También hay clases de dibujo y pintura, los miércoles a las 15 y clases de tejido crochet, dos agujas, y tunecino los miércoles a las 9.
El 25 de agosto celebrarán el día del niño con chocolate, tortas y facturas en la sede de la Fundación.
Habrá peloteros, cama elástica, murga Arco Iris, Caritas Pintadas, barriletes
golosinas y sorpresas, sorteos, juegos y música.

Eventos
El próximo 14 de septiembre, el escritor Héctor Grillo volverá con su charla: Origen y significado de la expresión popular, en el salón La Resolana, con un bono contribución para recaudar fondos para el merendero.
“Recibimos donaciones de todo tipo en nuestra sede: alimentos no perecederos, artículos de limpieza, alimentos de mascotas, leche y chocolate, galletitas. No tenemos ayuda política ni empresarial. Solo nos mantenemos con donaciones de la bella gente que sabe de nuestro trabajo”.

Proyecto
Desde sus inicios, Marina tiene un proyecto que espera poder concretar.
“Se trata de un hogar granja que pueda albergar a adultos mayores, un hogar para discapacitados y otro hogar de adicciones, así como un refugio de animales de la calle”.

COMENTARIOS