EL DRAMA DE LOS ENGANCHADOS

Conexiones clandestinas: en cuatro meses EDEN ya intervino en 3500 casos

La compañía eléctrica informó que desconectaron de la red a domicilios particulares, quintas, locales comerciales (de todo rubro), empresas, galpones industriales y obras en construcción. “Son un riesgo para los vecinos, saturan y queman cables y transformadores”, advirtieron.

Desde abril del corriente año, y en el marco del Plan de Regularización de conexiones a la red de energía eléctrica, EDEN continúa realizando operativos en Junín tanto en zonas comerciales como en residenciales para desconectar a los enganchados ilegalmente.
Durante los primeros cuatro meses de la gerencia de Alejandro Biancosino fueron detectadas 3500 propiedades con conexiones clandestinas al suministro de luz de la empresa distribuidora, y fraudes en los medidores.
Entre los inmuebles donde procedieron, se encuentran domicilios particulares, casas quintas de fin de semana, locales comerciales (de todo tipo de rubro), empresas, galpones industriales y obras en construcción.
El fraude en medidores es una manipulación de los equipos de medición (adulterados) para que de esta manera registren un consumo menor al real consumido.


Domicilios reincidentes
En diálogo con Democracia, Biancosino dijo: “Hay lugares que hemos desconectado hasta cuatro veces y se suman las reincidencias. En este último mes ahora estamos encontrando entre ocho y diez comercios por día con conexiones directas o fraude en el medidor”.
“Como siempre decimos, son preocupantes los bajos niveles de seguridad. Por ejemplo hay panaderías directas donde van personas a comprar, que están expuestas a los riesgos”, afirmó.
“Lo peligroso y más complicado de todo esto es la falta de seguridad. La mayoría de las casas que se están prendiendo fuego son por conexiones directas. En el caso de los comercios, lo hacen por inescrupulosos”, subrayó.

Obras en construcción
“Además de todo lo que venimos haciendo, ahora estamos encontrando obras en construcción de edificios o casas de muy alto nivel, todos conectados directamente a la red sin medidor ni ninguna protección protocolar”, exclamó Biancosino.
“Están construyendo con energía eléctrica gratuita y después venden las propiedades”, subrayó.

Consecuencias negativas
Una conexión clandestina es una instalación que está conectada de manera irregular a la red de distribución de energía eléctrica, que representa un riesgo para los vecinos ya que no cuentan con las condiciones de seguridad necesarias provocando fallas, incendios de hogares o del tendido, cortes de cables y hasta graves accidentes.
Además se sobrecargan las redes que están previstas para abastecer a una determinada cantidad de usuarios exigiendo las instalaciones, y afectando la calidad del servicio.
Cabe recordar que el lunes último, un perro murió electrocutado mientras transitaba el pasillo de una casa ubicada en el barrio Fonavi. La vivienda tenía una conexión directa y había una pérdida de energía en una pared. Esa noche llovía.

Nuevos medidores
En un trabajo que se está llevando a cabo junto con el Municipio para reconectar a los vecinos de diferentes barrios, EDEN está instalando Medidores Inteligentes (AMI) en los barrios La Vaca, La Celeste y San Jorge, de Junín.
A través de estos dispositivos, los usuarios pueden tener un control sobre su consumo eléctrico diario, permitiendo un monitoreo constante de lo consumido a lo largo del mes, en busca de un uso racional de energía eléctrica.

COMENTARIOS