CON TRES AJUSTES, EN JULIO AUMENTÓ UN 13% EN DOS SEMANAS

Subió el precio del combustible y el litro de nafta Infinia ya acaricia los 40 pesos

La súper de la petrolera de bandera nacional aumentó 1,39 pesos y cuesta $34,05 desde ayer, mientras que la premium pasó de $ 38,47 a $ 39.99 en el interior de la provincia de Buenos Aires. En lo que va de 2018 los combustibles sufrieron un ajuste del 30%.

El domingo amaneció con un nuevo aumento de los combustibles: la súper, la de mayor consumo, quedó en $34,05 el litro, un incremento de 1,39 pesos frente al precio fijado el 15 de julio último, mes en que hubo tres ajustes en dos semanas.
La premium de la nafta de la petrolera de bandera nacional, Infinia pasó de $ 38,47 a $ 39.99 y se amplía la brecha de casi 6 pesos con la súper.
También las variedades diesel se dispararon: el Diesel 500, la versión económica del gasoil, aumentó $ 1,45 y cuesta 28,61 desde el domingo; mientras que el Diesel Infinia subió $ 1,37 y alcanzó los $ 35,57.
De esta manera, las versiones premium de ambos combustibles alcanzaron subas del 5% desde ayer, y las populares subieron un 4%, que si se suma a los tres incrementos previos de julio totalizan un 18% en 30 días.
Por ejemplo la estación de servicio “Voy” ofrece la súper en 32,59, y la premiun 38,79. El diesel cotiza 26,99, mientras que el Diesel Max se vende a 34,64.
Previo a los nuevos precios, los hidrocarburos ya habían aumentado un 22% y un 27% durante este año. Ahora, el acumulado anual es de 28% y más del 30% respectivamente para la súper y la premium.
En 2017, el ajuste anual había dado un 33%, mientras que en 2016 había alcanzado el 31 por ciento.

Diez aumentos tras la liberación
Cabe destacar que desde la liberación del precio del combustible en octubre de 2017, cuando comenzaba a regir por el valor del mercado internacional, hubo diez aumentos incluido el de ayer.
El Gobierno había dado por concluido, de manera unilateral, el acuerdo de precios que mantenía con las petroleras. “Dentro de lo previsto en el acuerdo, un aumento de los precios internacionales permitiría la liberación de los precios internos y, de ese punto en adelante, mantener la paridad con los mismos con un funcionamiento pleno de las reglas del mercado”, establece la misiva.

Crece el consumo de la nafta súper
Por los aumentos de precios, el consumo de naftas premium refleja una "paulatina retracción" en su participación en el mercado de combustibles, pero recupera terreno la súper, de menor calidad pero precio inferior, aseguró la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (CECHA).
Según un informe de la entidad empresarial, si se toman los últimos cuatro meses de este año se puede observar cómo se acentúa la caída: en marzo de 2018 la demanda de nafta premium fue 9,16% mayor que en marzo 2017, mientras en junio último esa diferencia fue de apenas 0,28%.
En contraste, CECHA puntualizó que los precios para la nafta súper subieron 4,41% interanual en marzo de 2018 y 4,96% en el interanual de junio. Explicó que si se mira el consumo de naftas en junio con respecto a mayo, hubo una caída en el consumo del 2,95%.
De acuerdo con el informe, hace un año la diferencia entre la versión premium y la súper de una compañía era del 13%, hoy esa brecha se amplió al 19%. CECHA señaló, en un comunicado, que las naftas premium "experimentan una paulatina retracción en la participación de mercado de consumo de combustibles líquidos".
En contraposición, "viene recuperando terreno la nafta súper, de menor calidad pero también menor precio", según la entidad. Además, evaluó que de producirse un nuevo aumento en los combustibles en los próximos días, "habrá que observar si esa estrategia comercial, común a todas las marcas, se mantiene o, al calor del cambio en el comportamiento de los consumidores, las compañías también realizan modificaciones".
En cuanto al gasoil, la entidad empresarial indicó que "se observa un comportamiento similar: mientras que los de grado 2 se recuperan, las versiones premium se retraen". Pero aclaró: "En el fuerte incremento del gasoil G2 que muestra junio, debe considerarse el impacto de una actividad agrícola que se reactiva luego del freno ocasionado por la sequía".
CECHA afirmó que en el mercado de combustibles "se está produciendo una migración de los consumidores de los combustibles tipo premium a los de menor calidad, principalmente en las naftas, donde no incide la demanda de las actividades económicas del agro o el transporte".
"Sin dudas, estamos frente a un escenario donde el aumento sostenido de precios en surtidor ha comenzado a impactar en el comportamiento del público. Si durante 2017 el consumo mostró preferencia por los premium, fundamentalmente como consecuencia de la renovación del parque automotor con tecnologías que exigen combustibles de mayor calidad, ya para el inicio del segundo trimestre de 2018 esa tendencia evidenciaba signos de agotamiento", dijo la entidad.

COMENTARIOS