Anibal Fernandez (Lincoln).
Anibal Fernandez (Lincoln).
ESTADO DE LA RED VIAL

Dirigentes de Sociedades Rurales de la Región califican como “regulares” a los caminos de tierra

Los presidentes de las entidades de Rojas, Chacabuco, Lincoln, Arenales y el referente de la Sociedad Rural Argentina en Junín manifestaron a Democracia la preocupación por el estado de los caminos rurales y coincidieron en que aún queda mucho por hacer.

El buen estado de los caminos rurales es clave no solo para garantizar la movilidad de las familias que viven en el campo, sino también para trasladar la producción agropecuaria como la cosecha de grano y cereal, la leche de los tambos o el ganado.
El mantenimiento de las trazas de tierra preocupa a los dirigentes de las Sociedades Rurales de la región y, en diálogo con Democracia, manifestaron su lectura respecto de la situación. Si bien los presidentes de las entidades de Rojas, Lincoln, Chacabuco, Arenales y el referente de la Sociedad Rural Argentina en Junín tienen consideraciones diferentes, todos coinciden en que resta mucho por hacer para alcanzar un óptimo estado de caminos rurales.

“La tasa es demasiado alta por el servicio que recibimos”
Anibal Fernández, presidente de la Sociedad Rural de Lincoln, aseguró a Democracia que si bien los caminos rurales están en mejor estado que con el gobierno anterior, aún no se encuentran del todo óptimos. En este sentido, Fernández aseguró que “es una tasa demasiado alta por el servicio que recibimos, creemos que se debe usar solo un 20% ó 30% del dinero que se paga para arreglar los caminos” y agregó que “tienen máquinas nuevas, tienen personal, combustible, pero los caminos siguen a medias”.
Consultado por el diálogo que mantienen con las autoridades municipales, Fernández dijo que “estamos cansados de hacer reclamos, esto es algo que ocurrió siempre, desde que yo era joven, nos dejan siempre para lo último” y agregó “tal vez los caminos están un poco mejor cuando se acercan las elecciones, pero después no nos atienden nunca y en Junín pasa exactamente lo mismo”.
El presidente de la Sociedad Rural consideró que la cobrabilidad de las tasas en Lincoln era muy buena pero que ahora bajó porque la gente no puede pagar. “Nuestro distrito tiene muchos caminos rurales, hay muchos pueblos, arreglan en un lado y está feo en el otro. Es una constante que se repite en toda la provincia de Buenos Aires. Hace falta levantar los caminos, algunos son canales, están un metro más abajo que los campos y por suerte este invierno todavía viene manso, si fuera un invierno bravo no se pasa por ningún lado.”
“Esto ocurre porque usan el dinero de la red vial para solventar gastos de otras cajas, de otros servicios para el pueblo y como en el campo hay poco voto, se dedican a proveer a otras partes. Esto fue así toda la vida”.
Por último, Fernández indicó que “hay caminos buenos, otros regulares y en otros directamente no se puede transitar”.

“Si los productores pagan, merecen la contrapartida”
En diálogo con Democracia, el nuevo presidente de la Sociedad Rural de Rojas, Alberto Del Solar Dorrego, comentó que en el año 2002, a través de la ordenanza 2649, se creó la Dirección de Obras, Servicios Viales Rurales y de Ordenamiento Hídrico de Rojas, que contaba con un titular y con un Consejo de Productores Rurales que asesoraban; a partir de ese año y hasta 2010, según Del Solar Dorrego, “los caminos rurales de Rojas eran los mejores de la provincia de Buenos Aires y cerca del 80% de lo recaudado por la tasa vial se destinaba al mantenimiento de los caminos” y agregó “pero la situación cambió en 2010, cuando asumió la intendencia un partido vecinalista y el dinero recaudado para la red vial comenzó a usarse para otras cosas, la situación se mantuvo así y hoy los caminos rurales son un desastre”.
“Los caminos rurales de Rojas dejan mucho que desear, los productores renunciaron al Consejo asesor porque quieren que el sistema funcione como entonces” dijo Del Solar Dorrego y agregó “los consorcios que propone APAJ (Asociación de Productores Agropecuarios de Junín) nos sirve de ejemplo porque, de alguna forma, hay que sacarle a la Municipalidad el manejo de los caminos rurales”.
Del Solar Dorrego dijo con contundencia que “mientras que no se cambie la Ley Orgánica de las Municipalidades, por la cual, la tasa vial sea un recurso 100% afectado a los caminos rurales, vamos a seguir de la misma forma”, al tiempo que agregó “si los productores pagan, merecen la contrapartida y no la tienen porque los intendentes usan la tasa vial para tapar agujeros de rentas generales”.
“Yo vivo en el campo y los días de lluvia no se puede salir”, apuntó Del Solar Dorrego, y dijo “no solo sacar la producción es importante, también la vida de la gentey el confort, estamos pagando una tasa vial, no pedimos que nos regalen nada, en años anteriores la cobrabilidad era del 94%, ahora no alcanza el 60% porque la gente no paga lo que no le dan”.

“En Chacabuco el servicio es deficiente”
Guillermo Voisin, presidente de la Sociedad Rural de Chacabuco, afirmó que el distrito “no está ajeno a la realidad existente en la mayoría de los caminos rurales de la provincia de Buenos Aires, porque hay un déficit muy grande en mantenimiento, ampliación o mejoramiento y es una problemática que viene desde hace muchísimos años”.
Voisin aseguró que Chacabuco estuvo afectado por la inundación y que “los caminos están mejores que los de Junín pero, desgraciadamente, el servicio es deficiente, los productores creemos que el aporte de la tasa no está volcado directamente al mantenimiento de los caminos rurales y eso pasa en la mayoría de los municipios, los fondos van destinados a rentas generales; nuestro trabajo a futuro es lograr que al menos el 80% se destine a la red vial”.
Consultado por el costo de la tasa, Voisin dijo que “tuvimos un aumento importante en la tasa de red vial en 2016 y 2017, en 2018 hubo una pequeña contemplación por parte del municipio, aún así, sigue siendo de alto costo y no tenemos la contraprestación del servicio. Eso es lo más importante: se está pagando por un servicio deficiente”.
Voisin dijo que “en Chacabuco las peores zonas son la oeste y sur porque no tienen rutas provinciales o accesos cercanos asfaltados, ahí se complica mucho, hay otros lugares que tienen rutas cercanas pero que los caminos son intransitables porque no se está trabajando bien” y agregó “hoy ya no vive tanta gente en el campo como antes pero los que aún viven quedan muy desprotegidos. Más allá de lo productivo, esto compromete a la parte de salud, educación y seguridad porque cuando hay llamados de emergencia se retrasa la llegada de ambulancia o del médico; lo mismo con seguridad, los patrulleros no pueden circular como corresponde, andan más despacio y eso conlleva a otro gasto porque las camionetas tienen una vida útil más corta. Los caminos son intransitables.”
Por último, el presidente de la Sociedad Rural de Chacabuco dijo que “es preocupante que no se contempla que tenemos caminos, puentes y alcantarillados de más de cien años, nosotros tuvimos la suerte de aumentar considerablemente el volumen de nuestra producción pero seguimos usando esos caminos” y agregó “ es complejo pero mantenemos el diálogo con las autoridades municipales para poder lograr el cambio, queremos pagar la tasa y recibir la contraprestación del servicio con planificación para el mejoramiento porque si crecemos en producción, merecemos mejoras en los caminos”.

“En Arenales los caminos están 7 puntos”
Raúl María Ojea es el nuevo presidente de la Sociedad Rural de General Arenales y, en diálogo con este diario, dijo que “en Arenales los caminos están 7 puntos, en general están buenos, nada que ver con la administración anterior, por lo menos ahora están transitables” y agregó “todavía falta pero la Municipalidad encontró al parque municipal en condiciones que dejaban mucho que desear, entonces se hace lo que se puede, la gobernadora Vidal mandó mucho equipamiento que se está utilizando y yo creo que se ha mejorado con respecto al personal, hoy tiene más exigencias, más control, se busca que se capacite la gente que está arriba de la maquinaria pero todavía hay mucho para mejorar”.
Ojea comentó que la zona de Mar Chiquita es la más afectada por la última inundación y afirmó “hay que darle tiempo, no podemos pretender milagros, la administración anterior fue un desastre, hoy se nota la preocupación del municipio para que los caminos estén buenos”.Consultado por el aumento en la tasa de red vial, el presidente de la Sociedad Rural de Arenales dijo que “tenía que aumentar, el gasoil aumenta, los sueldos aumentan y la tasa estaba congelada de años, pienso que si recibimos un buen servicio hay que pagarlo y si uno lo usa,porque es productor agropecuario, la tasa tiene que ser el resultado del servicio que recibo. Si no pueden pasar los camiones de la cosecha porque el camino está angosto, no sirve, entonces sirve que el camino esté bueno. Primero el servicio y después vemos cuánto sale pero la producción no se puede perder por los caminos, porque lo que transporto arriba del camión es superior a la tasa, es sentido común.”
Por último, Ojea indició que “nosotros reclamamos, es clave tener la marca cerca y el control, opino que hay que participar y proponer cosas, tiene que haber protesta con propuesta, negociar: exigir y ceder”.

“La red está deteriorada y hay que reconstruirla”
Alejandro Borchex, representante de la Sociedad Rural Argentina se refirió a tres puntos clave en la situación de la red vial del partido de Junín, por la que se ingresó un proyecto en el Ejecutivo municipal.
“Los problemas de los caminos son muchos. Uno es que no se garantiza el financiamiento de la operatoria del sistema porque los fondos se direccionan a otros destinos”, explicó en diálogo con Democracia.
A ello se suma el estado del equipamiento vial, máquinas y personal, que según Borchex, “se encuentra a veces desfinanciado y el estado general de las maquinarias que están lejos de ser el mínimo aceptable”.
El factor climático es otro agravante de la situación que genera anegamientos en el partido.
“Las dos lagunas se encuentran con elevadísimas cotas en los últimos dos o tres años y han invadido y deteriorado los caminos de una manera extrema”, destacó Borchex.
“De la red de 1300 kilómetros de caminos, en general la red está deteriorada y hay que reconstruirla y una vez hecho eso, mantenerla. Es por ello que las entidades, bajo otro formato y con el compromiso de que se destinen fondos a ese nuevo sistema, buscan que se revierta y mejore”.

COMENTARIOS