Imágenes comparativas del incremento entre julio, octubre y diciembre de 2017
Imágenes comparativas del incremento entre julio, octubre y diciembre de 2017
NUEVO GOLPE AL BOLSILLO

La nafta súper aumentó otro 5% y, en un año, su precio subió un 41 por ciento

Desde la madrugada de ayer, las naftas y gasoil de la petrolera YPF cuestan un 5 por ciento más caras. El precio de los hidrocarburos acumula un ajuste en torno al 23% este año. Desde enero la súper pasó de 26,59 a 31,40 pesos en el interior de la provincia de Buenos Aires.

Los combustibles en las estaciones de servicio volvieron a aumentar ayer, ahora con hasta un 5%, por lo que el litro de nafta súper en Junín pasó a costar 31,40 pesos en la estatal YPF contra los $ 30,99 que se pagaba antes.
Tras la suba del dólar, las principales cadenas de abastecimiento comenzaron a aplicar los incrementos que, en principio, iban a ser de un 3 por ciento máximo, como se había acordado cuando se produjo la suba el 1 de junio, que había sido de un 5 por ciento.
Esa cifra había sido pactada entre los empresarios y el ex ministro de Energía Juan José Aranguren, pero ahora la cartera está en manos de Javier Iguacel y las petroleras insisten en que el aumento en el precio de los hidrocarburos debe ser mayor.
El sector es uno de los más perjudicados por los movimientos de la divisa norteamericana, ya que el valor del crudo siempre cotiza en esa moneda.
De ese modo, los combustibles acumularon un ajuste en torno al 23 por ciento en lo que va del año, asestando un nuevo golpe al bolsillo de la clase media y alimentando el proceso inflacionario.
De esta manera, desde el inicio de este domingo en las estaciones YPF de nuestra ciudad, por ejemplo, el litro de nafta Infinia ya se vende a unos $ 36,28, mientras que el de súper cuesta $ 31,40. Por su parte el Infinia diesel se comercializa a $ 32,25 y el Ultra 26,11 pesos.
Este incremento se suma al del 5 por ciento autorizado por el Gobierno para el primero de junio pasado, el cual había sido acordado en mayo.
En aquella ocasión se había establecido que el próximo aumento iba a ser en julio y de hasta 3% para todas las naftas y gasoils comercializadas en el país.

El incremento de este año se suma a los acaecidos en 2016, año en el cual los combustibles aumentaron un 31%, y en 2017, cuando subieron un 33%. Es de destacar, asimismo, que el aumento interanual entre julio de 2017 a hoy fue del 41%, pasando de $22,25 a $31,40.
Según la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), el precio de los combustibles en la Argentina todavía tiene un atraso del 30 por ciento y es el sexto más bajo de los valores de comercialización entre los países de la región.
El organismo sostiene esto a partir de un informe que realizó en octubre pasado sobre la base del precio del barril de petróleo Brent, que se toma de referencia en la Argentina, y el tipo de cambio de ese momento.
La entidad explicó que el barril valorado en pesos pasó de cotizar $ 1.252,45 el 23 de octubre de 2017 a $ 1.976,95 según el valor de esa fecha.
El mes pasado, el entonces ministro Aranguren explicó que se estaba tratando de llegar a un acuerdo con las petroleras y refinadoras para atenuar el impacto del incremento en los costos de la industria, la tasa de cambio y el valor de los biocombustibles.
"Los productores de petróleo crudo acompañarán este esfuerzo limitando los precios de la compra-venta de su producción en el mercado interno durante mayo, junio y julio del corriente año", sostuvo.
De este modo, a partir de la madrugada de ayer, la nafta súper en los surtidores de YPF (CABA) cuesta 27,83 pesos el litro. Hasta ayer, el precio era de 26,50 pesos, y la premium pasó de 30,74 a 32,20 pesos y el gasoil de 23,05 a 24,20 pesos. El resto de las compañías petroleras seguirá el incremento de YPF.

Aumentos de 2018
El 24 de enero, los hidrocarburos aumentaban un 4,5 por ciento en toda la Argentina, por la suba del petróleo y el dólar.
Según había podido constatar Democracia, el valor de la nafta súper escalaba hasta los 26,59 pesos por litro en las estaciones de servicio de la provincia de Buenos Aires y el valor de la Infinia saltaba hasta los 30,29 pesos. El ultra diesel quedaba en $ 22,43, mientras que el Infinia diesel se fijaba en 26,90 pesos.
En la Capital, el combustible más caro de la petrolera de bandera subió a 27,33 pesos, pero en ciudades como Corrientes y Resistencia los carteles posicionaban al mismo producto por encima de los 30 pesos.
Tanto en YPF como en el resto de las petroleras explicaban las subas por dos razones: desde el incremento de los combustibles el 2 de diciembre de 2017, el precio del dólar había subido un 12,82 por ciento (de 17,55 pesos a 19,80 pesos) y el valor del petróleo, también avanzó.
El 6 de febrero, la petrolera YPF aumentó un 3,5%, por segunda vez en los últimos quince días, y en las estaciones de servicio de Junín la nafta Infinia trepaba a 30,99 pesos el litro, mientras que la súper se comercializa a 27,52 pesos el litro. El litro de Infinia Diesel llegó a 27,87 pesos; y la Ultra, 23,22 pesos el litro.
El 11 de abril la empresa de mayoría estatal YPF se sumó a las petroleras privadas y aumentó el precio de sus combustibles un 3% promedio. Con esta suba, la compañía argentina acumulaba un incremento de casi 12% en lo que iba del año. Los precios eran de 28,84 pesos para el litro de nafta súper y 31,34 para la premium (Infinia).
La medida, que había sido anticipada, era esperada por los dueños de estaciones de servicio que comercializan la marca, dado que se preveía el mismo camino que tomaron Shell y Axion.
Fuentes del sector explicaron que los aumentos respondían a la suba del precio del barril de crudo, que se ubicaba en USD 5,58; la microdevalución del dólar, que en los últimos meses se incrementó 3,58%; y por el aumento del costo de los biocombustibles, cuyo valor había subido entre el 11% y 18% a fin de marzo.
También habría impulsado la decisión el cierre de las primeras paritarias con los empleados estacioneros.
En junio último, el precio de las naftas en todo el país aumentó un 5 por ciento, mientras que el del gasoil subió otro 4,5 por ciento, lo cual ponía más presión a la meta de inflación, cuyo cumplimiento se encuentra comprometido, aún con este nuevo ajuste. De esta manera la nafta súper se pagaba cerca de $ 30,99 y la Infina un promedio de $ 33.

Aumentos de 2017
El año 2017 comenzaba con el aumento del 8 por ciento quedando, como es habitual, de nuevo por arriba de los valores que fijaron las estaciones de servicio de Capital Federal, La Plata e incluso varios distritos del conurbano bonaerense.
Según pudo constatar este diario, en las expendedoras de la petrolera nacional, los precios quedaban así: la nafta súper, entre $ 20,53 o $ 20,78; la Infinia, $ 22,76 o $ 23,01; el diesel, $17,97; y el Infinia diesel, $ 21,19.
El 2 de julio 2017, las estaciones de servicio de la Ciudad amanecían con un fuerte aumento en los combustibles. En concreto, la suba de las naftas rondó entre el 6% y el 7,2%, como resultado del acuerdo pautado con el Gobierno a comienzos de año para realizar actualizaciones trimestrales a partir de la evolución del tipo de cambio, el crudo internacional y el de los biocombustibles. Y a eso hay que sumarle la incidencia de la apreciación del dólar respecto al peso de los últimos días.
Lo cierto es que en algunas estaciones de servicio de la petrolera YPF, según pudo confirmar Democracia en una recorrida, el litro de súper pasaba a costar $ 22,25 y la Premium (Infinia), $ 24,45. Con estos números, llenar el tanque de un auto mediano costaba $ 1112.
Por otro lado, en la petrolera Petrobras, en nuestra ciudad, el litro de la nafta súper se cobraba $ 22,11 y el de Premium (Mágnum), $ 24,43.
El 23 de octubre de 2017, luego de la liberación del precio del combustible, los precios de las naftas aumentaban en un promedio del 10%, había confirmado el secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible, Raúl Castellanos.
En el caso de las estaciones de servicio YPF del interior bonaerense, la nafta Infinia pasaba de $ 24,45 a $ 27,28 mientras que la súper que costaba $ 22,25 se iba a $ 24,17; del lado del “gas oil” el combustible Infinia diesel, de 22,09 pasaba a $ 23,99 mientras que el Ultra, que costaba $ 18,76, comenzaba a pagarse $ 19,99.
El 3 de diciembre de 2017, aumentaron en un promedio del 6% en estaciones YPF y Shell del país. En el caso de YPF, en el interior bonaerense, la nafta Infinia pasaba de $ 27,28 a $ 28,85 mientras que la súper que costaba $ 24,17 se iba a 25,52; del lado del “gas oil” el combustible Infinia diesel, de $ 23,99 pasaba a $ 25,74 mientras que el Ultra, que costaba $ 19,99, comenzaba a pagarse $ 21,54.
Con ese incremento en los hidrocarburos, la suma total de 2017 daba un 33%. En 2016, la suba en los combustibles anual había alcanzado el 31 por ciento.

COMENTARIOS