GAS JUNÍN

Las facturas de gas de este invierno podrán pagarse hasta mayo de 2019

En realidad, se podrá pagar diferido el 25 por ciento de la facturación de dos períodos de 2018. A partir del 31 de octubre podrá abonarse hasta en tres veces, según lo explicó a Democracia Pablo Torres, presidente de Grupo Junín.

Pablo Torres, presidente de Grupo Servicios Junín, en diálogo exclusivo con Democracia, explicó cómo será la financiación para poder pagar las facturas bimensuales de gas referidas al consumo de julio, agosto, septiembre y octubre.
Según lo adelantado, el 25 por ciento de esa facturación podrá pagarse en tres cuotas, con boletas cuyos plazos de pago se extenderán hasta mayo del 2019.
El 30 por ciento de incremento en la tarifa de gas que hubo en abril último, seguramente se hará sentir este invierno, elevando los montos a pagar por los vecinos conectados a la red de gas.
Torres recordó que, el último incremento de tarifas de gas fue del 30 por ciento en abril y anteriormente hubo otro en diciembre del corriente año. Adelantó que está programado otro aumento más, para octubre, pero todavía desde Gas Junín no saben si se va a llevar a cabo.

Financiación
Respecto a las facilidades de pago a partir del 1º de julio, de lo que se factura entre el 1º de julio y el 31 de octubre, el entrevistado explicó que el 25 por ciento de esa factura podrá diferirse el pago a partir de la facturación del 31 de octubre. “Son dos períodos para cada usuario de Junín, que entra esa factura. El 25 por ciento de cada una de esas dos facturas, va a poder pagarse hasta en tres cuotas a partir del 31 de octubre. Es decir va a terminar, pagando en mayo de 2019”, manifestó.
Según lo adelantado por Torres, esta manera de financiamiento, lo que hace en realidad es “aplanar la factura”, de modo que la factura que uno pague en diciembre, enero y febrero sea más parecida a la de invierno, porque le suma este 25 por ciento que no paga en este momento.
En lo que hace a tarifas sociales, el directivo dijo que todo sigue igual, que se había puesto un tope a la cantidad de metros cúbicos que entraba por tarifa social, pero se dejó sin efecto. “La tarifa social es la misma que estaba anteriormente, no hubo cambios”, afirmó.

Hay alrededor de 250 a 300 conexiones nuevas desde enero a la actualidad

Conexiones
En cuanto si hubo más conexiones a la red de gas este año, Torres dijo que sí, que las conexiones en la red existente están liberadas.
El crecimiento de Junín es de 600 a 700 conexiones anuales. No hay crecimiento importante puesto que las redes ya están y la mayoría de esa gente que está sobre esa red está conectada. “Al día de hoy, este año hay alrededor de 250 a 300 conexiones nuevas desde enero a la actualidad”, apuntó.
A la pregunta si eso era más o menos igual comparado con otros períodos, Torres respondió que sí, puesto que no había que olvidarse que hasta mayo del 2016 estuvieron suspendidas las conexiones, y luego se había dado un crecimiento importante. “Por entonces, había mucha gente en lista de espera. El crecimiento que se da es el vegetativo que tiene Junín”, señaló el entrevistado.
Además, Torres explicó: “Estamos intentando para este año empezar a hacer una extensión en la red, con pequeñas obras como cierres de manzana para poder llegar a tener en la red existente la mayor cantidad de vecinos. Estamos trabajando mucho sobre la red existente para tenerla en condiciones, para que nos puedan habilitar esas obras. En los meses venideros tendrán noticias de más obras en algunos barrios como el San Martín, también en la zona de la Técnica N° 2, escuela que tendrá gas, pero también el barrio aledaño, entre otros”.

Monóxido de carbono
Respecto a la preocupación creciente que existe en la población, sobre el monóxido de carbono y las afectaciones a la salud, cuando los aparatos de calefacción emanan ese gas, el presidente de Grupo Servicios Junín dijo que si bien es un tema técnico y él no es especialista en eso, recomienda que cuando empieza el invierno siempre recurrir a un gasista matriculado para que revise la instalación, los artefactos de calefacción.
“El monóxido de carbono se genera por artefactos e instalaciones que están en mal funcionamiento, lo que hace es que esa combustión de un gas que no tiene olor termine intoxicando a todos, puesto que también las mascotas pueden ser afectadas”, apuntó.
“Hay cosas que no deben hacerse. He visto gente que tapa la rejilla de ventilación porque entra mucho viento y tienen una cocina que combustiona, despide monóxido de carbono, que no se termina de despejar y contamina la casa, intoxicando a los habitantes de la vivienda. Para nosotros la rejilla también es instalación y no se puede tapar. Si se observa llama amarilla es porque no está bien la combustión”, advirtió.
Consultado por los detectores de monóxido para el hogar, dijo que hay, quizá no cien por ciento confiables pero están. “Lo mejor es revisar la instalación, todos los años, que no es caro, lleva un ratito y se aseguran de cuidar a toda su familia”, afirmó.

“No calienta”
Ante las quejas de algunos vecinos que dicen que el gas del calefactor “no calienta” como antes, Pablo Torres explicó cómo es la situación: “en realidad, es medio raro eso. Se daba bastante con el gas importado. Lo que pasaba y pasa, porque hay gas importado todavía, es que este trae algunas partículas y por ahí terminan tapando los picos, pero la capacidad es más o menos la misma. Puede ser que en algún pico de frío lo que baje es la presión. Nosotros nunca pudimos comprobar que la calidad sea inferior. Está el mito de que venga inyectado por aire, con oxígeno, pero nunca se comprobó. No lo puedo asegurar porque no depende de nosotros la calidad del gas natural que llega a Junín, nosotros somos subdistribuidores”.

COMENTARIOS