Oficialismo y oposición debaten sobre  el impacto de la suba del dólar en Junín
EL RUMBO DE LA ECONOMÍA

Oficialismo y oposición debaten sobre el impacto de la suba del dólar en Junín

El subsecretario de Producción municipal, Daniel Coria; el presidente de la Sociedad Comercio e Industria de Junín, Diego Ruiz; el economista Santiago Aguiar; y el concejal de Unidad Ciudadana José Bruzzone, analizan el incremento de la moneda norteamericana.

Tras la fallida “estrategia” del Banco Central para controlar el dólar, que se disparó el viernes último a 29,57 pesos y se fue de las manos, Democracia consultó a referentes de distintos sectores políticos –oficialismo y oposición- para analizar la actual coyuntura económica y el impacto en la producción, la inflación y el consumo interno de la región.

Coria: “Al agro le viene bien”
Para el subsecretario de Producción de la Municipalidad de Junín, Daniel Coria, la suba del dólar impactará de manera diferente en cada rubro, “pero al sector agropecuario, que es muy fuerte en la región, le viene bien”.
“Cuanto digo agro no me refiero solamente a la producción de granos, sino al agronegocio en general, ligado a la exportación”, aclaró el funcionario en una entrevista con Democracia.
“La leche y las carnes, que están ligadas al consumo interno, tendrán seguramente una suba de los costos de sus materias primas, pero si exportan sus productos van a ser más competitivas”, consideró.
“Para todo aquel que exporta o que está vinculado a la exportación puede ser un tipo de cambio que le quede cómodo, porque sus costos relativos cambian a favor. Sus costos bajan en dólares porque pagan en pesos y exportan productos que cotizan en dólares”, destacó.
“A los que sufren la competencia de productos importados les viene bien también. Va a impactar sobre todo en aquellos que tienen insumos en dólares. Y eso seguramente, en alguna medida, se va a trasladar a los precios”, dijo.
“El sector comercial sin duda ha sufrido la baja del consumo, y en Junín es muy fuerte, con más de 2800 comercios. El impacto de los eventos climáticos que afectaron al campo (tanto las inundaciones como la sequía) también generaron que haya menos dinero en circulación”, señaló.


Ruiz: “Desincentiva la producción”
Más crítico, Diego Ruiz, presidente de la Sociedad Comercio e Industria de Junín, afirmó a este diario que la suba del dólar “inevitablemente se va a trasladar a los precios, y si bien al campo le conviene, la cosecha actual no fue buena”.
“En la parte industrial se traduce como un no incentivo a la producción nacional, importamos mucho y etiquetamos mucho”, dijo. “Los insumos en dólares repercuten en el costo del producto y en el precio de venta”, agregó.
“Esto también incide en los créditos, que tienen tasas altísimas. En este escenario, quién se va a arriesgar a abrir una pyme, si poniendo el dinero en un plazo fijo se obtiene un 30% anual”, lamentó.



Aguiar: “La inflación, sin meta”

Según el economista vinculado al Frente Renovador Santiago Aguiar, la estampida del dólar impacta en los precios. “En la medida en que el tipo de cambio siga devaluándose, va a haber un importante traslado a los precios. Además, la inflación pega en el consumo”, advirtió el ex concejal peronista.
“En 2016 hubo una devaluación superior al 30% y una inflación cercana al 40%, en este primer semestre la devaluación trepa casi al 60%, por lo que se espera que la inflación sea por lo menos de un 30%, de hecho, ha quedado sin meta en el acuerdo con el FMI”, afirmó.
Y agregó que “si bien es un dólar que le queda cómodo al Gobierno porque mejora la competitividad externa, como por ejemplo para el campo, la deuda también es en dólares, por lo que genera un agujero importante”.
Aguiar alertó, sin embargo, que el traslado de precios se sentirá en los productos de la canasta básica, afectando aún más a los sectores más vulnerables. “A la persona que consume todo su ingreso le pega de lleno la devaluación, quien tiene un ahorro, lo puede invertir”, afirmó.

Bruzzone: “Nocivo para la economía”
“La suba del dólar a este nivel y con esta velocidad es, en términos generales, nocivo para la economía de la ciudad. Justamente de este tema hablamos en la Cátedra Libre Tierra, Techo y Trabajo la semana pasada. Para los que tienen ingresos fijos, o sea los trabajadores y los jubilados y pensionados, es una catástrofe. Esta suba se trasladará al precio de los alimentos, provocando una carestía insoportable para la mayoría de la población. Argentina exporta casi exclusivamente productos primarios o agroindustriales, así que quien los tiene puede elegir entre venderlos al mundo, que paga en dólares, o tratar de venderlos al mercado interno deprimido que tenemos hoy y que no podrá pagar lo que pagan en el extranjero. O ponen retenciones, cosa que Macri ya dijo que no hará, o deberemos pagar los alimentos a precio dólar”, afirmó a Democracia José Bruzzone, concejal por Unidad Ciudadana y ex titular de la oficina Genia en Junín.
“La otra forma de solucionar lo anterior, es aumentar los salarios y las jubilaciones. Pero en el actual sistema, el aumento de salarios es trasladado a precios por los grandes grupos que forman precios, por lo que termina generando inflación, lo que para Macri es inaceptable. La pauta del 15% será mínimamente modificada, pero nunca en la magnitud de la inflación”, agregó el edil.
“Paralelamente, esta segunda alianza entre Pro y UCR les regaló a las energéticas la facultad de dolarizar sus tarifas. Hoy, el precio de la energía es uno de los principales causantes de la recesión. Con un dólar a treinta pesos el precio del gas, de la electricidad y de los combustibles se convertirá en una sentencia de muerte para cualquier sector productivo”, advirtió.

COMENTARIOS