AVANCES EN ÁREAS CLAVE

“Cuando la obra del Salado se termine, más de 50 municipios van a dejar de inundarse”

El ministro de Asuntos Públicos de la provincia de Buenos Aires, Federico Suárez visitó la ciudad y dialogó con TeleJunín y Democracia sobre los distintos ejes de la gestión en obras, modernización, lucha contra el narcotráfico y educación.

Con el eje puesto en el avance de la gestión y las distintas temáticas de agenda, el ministro de Asuntos Públicos de la provincia de Buenos Aires, Federico Suárez estuvo en Junín y encabezó un encuentro con el intendente Petrecca, quien destacó la presencia del funcionario provincial para conocer los avances que lleva adelante la provincia y los cambios profundos.
Entrevistado por TeleJunín y Democracia, el ministro se refirió al avance en la modernización de datos que se viene implementando en distintas áreas, las obras en la ciudad y la región, la lucha contra el narcotráfico y la búsqueda de una educación de calidad.

Avances en la modernización de datos
Con el eje puesto en la desburocratización y la agilidad en las distintas áreas del Estado, el ministro Suárez destacó como “crucial” la modernización en la provincia de Buenos Aires.
“Para tener una idea, todos los expedientes en papel se trasladaban en carretilla a varias oficinas para ser firmados y un trámite podía tardar entre 9 y 11 meses con lo cual las obras nunca empezaban porque el sistema burocrático se comía un año para aprobarlas”, explicó.
Hoy se cuenta con la firma digital, expediente digital y una red LAN que no había en la provincia.
“Estamos trabajando muy fuerte para modernizar el estado porque el gran problema es que es lento para llegar”, indicó y aseguró: “Creemos muchísimo en que la tecnología nos va a ayudar a que la provincia vaya más rápido. E ir más rápido es cumplir sueños más rápido. Porque si un trámite tarda 11 meses, pensemos si es un medicamento oncológico, es un turno para operarte, no puede pasar”.
El trabajo en la etapa de modernización incluye las herramientas necesarias y posibles para poner toda la tecnología a disposición, “para que la provincia hoy de un servicio de calidad, basado en un trámite ágil y en una ventanilla única donde la gente sepa que ir a pedir, cómo y qué tiempo va a tardar y que se cumpla”, indicó y aseguró: “Si yo digo que en dos semanas tenés un turno, en dos semanas tiene que estar ese turno y para que ese turno esté, tenemos que tener modernizada la provincia de Buenos Aires. En los últimos 30 años no se ha hecho absolutamente nada en términos de modernización”.

Estamos trabajando muy fuerte para modernizar el estado porque el gran problema es que es lento para llegar. La tecnología nos va a ayudar a que la provincia vaya más rápido. Federico Suárez. Ministro de Asuntos Públicos.

Las obras que “no se ven”
Consultado sobre la agenda que le espera a la ciudad y al noroeste de la provincia, Suarez destacó la presencia de obras en Junín y remarcó los trabajos en la avenida de Circunvalación, las obras en agua y cloacas, pavimento y los avances en la obra de la Ruta 7 y el Higa.
“Me parece que Junín es un ejemplo de obras que son importantes y valen la pena”, destacó.
Asimismo, el ministro Suárez hizo hincapié en la obra hidráulica fundamental de la región que resolverá problemas a 50 municipios.
“Lo que es muy sensible para Junín y muy importante para toda la zona es lo que estamos haciendo en término Hidráulico. La cuarta etapa del Salado que hacía treinta años que estaban los proyectos y nadie hacía nada, es muy importante para Junín”, destacó así como también las obras de emergencia hidráulica que se iniciaron el año pasado con la gran inundación.
“Qué les voy a decir a ustedes lo que es la necesidad de la obra hidráulica y que lamentablemente durante tantos años nadie la hizo porque parece que no era redituable políticamente”, reflexionó. “Como está en el medio del campo y no se ve, la gente no se entera y si no se enteran no te votan. Esa es la vieja política, es un parche en la realidad que desconoce la necesidad básica de cualquier persona que cuando llueve un poco demás, siente el temor, la angustia, el miedo profundo de perder lo que tiene”.
En ese sentido, aseguró que “cuando el Salado se termine, más de 50 municipios van a dejar de inundarse y eso nadie nos los va a robar nunca más”.

Lucha contra las mafias
“Nos habíamos acostumbrado a una provincia donde no se sabía mucho que podía hacer un gobernador por nosotros, siempre al intendente, que resuelve el metro cuadrado y el presidente que te atiende el bolsillo y hoy hemos logrado que el bonaerense entienda que el gobernador tiene que hacer y tiene que responder, y tiene que invertir y tiene que dar la cara y decir la verdad”, destacó el ministro de Asuntos Públicos, consultado sobre los logros de la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal.
Suárez destacó la fuerza de la provincia de Buenos Aires donde habitan más de 16 millones de personas, “somos la provincia que explica el 40% de todo del país, ¿cómo puede ser que no esperemos nada? Yo creo que el mayor logro de todos los bonaerenses es que esperan algo de nosotros y el desafío más grande es que podamos devolverlo en obras, en servicios, en transparencia y en esa lucha contra las mafias que todo el mundo durante años ha reclamado y nadie quiso hacer”.
Sobre esa lucha contra las mafias, Suarez acentuó que es también contra las inequidades, las injusticias y privilegios.
“Cuando llegamos lo primero que hicimos fue dejar claro que no éramos parte, porque había que explicarlo, no éramos parte. De esa parte de la policía que quería ser corrupta, y pusimos en Asuntos Internos una persona por fuera de la policía, y lo profesionalizamos y hoy tenemos más de 10 mil sumarios, más de 6 mil policías apartados y más de 600 que fueron presos por causas de corrupción, que nosotros denunciamos” enfatizó, así como la reforma del Servicio Penitenciario.
Destacó las medidas tomadas en torno a las quita de privilegios del gobernador, vicegobernador, intendentes y legisladores, y las reelecciones indefinidas, las jubilaciones de privilegio, entre otros.

“Recuperar el fondo del Conurbano”
Para intervenir en los barrios más vulnerables y asentamientos que crecen en la provincia, Suarez destacó que “lo primero es recuperar el fondo del Conurbano”.
“Tenemos un proyecto, vamos a intervenir en los ocho barrios más vulnerables del Conurbano, con una inversión muy profunda en integración de los barrios. Pero también estamos llevando el Estado a los barrios porque el gran problema de esos barrios no es que no había inversión. Es que el Estado se retiró, y cuando el Estado se retira ¿Quién ocupa la centralidad del barrio? Los narcos”, aseguró, “Y los chicos no son más chicos que van a la escuela. Son soldaditos que venden paco en las esquinas y todo eso nos hace mucho daño”.
Otro de los ejes que destacó Suárez es la presencia del Estado en los barrios difíciles, así como la tarea de seguridad, en la que en los últimos dos años realizaron más 59 mil operativos contra el narcotráfico.
“Hicimos mucho más que en los últimos 9 años de gobierno en la provincia de Buenos Aires. Eso quiere decir que cuando el Estado recupera la presencia, salvás vidas. De verdad salvás vidas porque cada chico que los sacaste de ser un soldadito, le devolviste la vida, dejó de consumir paco, dejó de vender, dejó de estar en riesgo”.

La educación y la situación docente
Consultado sobre la discusión paritaria vigente entre el gobierno y los gremios docentes, el ministro Suárez destacó que integra la mesa de negociación paritaria, en la que se dieron dieciséis reuniones, con más de siete propuestas salariales.
“Primero lo que estamos discutiendo es la educación pública, segundo, el objetivo es mejorarla. Tercero, en este camino nadie tiene que perder contra la inflación por eso, de hecho acaba de ser firmado otro nuevo adelanto de paritarias”, adelantó.
“Ningún docente en todo este tiempo en que no nos hemos puesto de acuerdo, ha perdido contra la inflación porque hemos hecho adelanto a cuenta de futuro arreglo paritario. Con lo cual nos estamos ocupando de que nadie quede rezagado contra la inflación, estamos pagando presentismo y los gremios no quieren discutir presentismo, lo estamos pagando con un plus salarial”, explicó.
Según enfatizó, la discusión educativa tiene que ver con cambios profundos en la educación, la capacitación docente, la terminalidad educativa, “por supuesto con muchas críticas, porque cuando uno quiere hacer cambios productivos rompe el status quo, la comodidad del sistema y cuando eso pasa hay un montón que viven de privilegios de ese sistema, que se quejan. Eso pasa. Son muy pocos, aturden a muchos que no tienen organización ni voz, diciéndoles un montón de cosas muy feas”.
Asimismo, reclamó: “No puede ser que la matrícula de la educación pública pierda todo el tiempo pierda contra la matrícula de la educación privada porque eso quiere decir que fracasamos. Tenemos que tener una educación pública de excelencia como supimos tener. Pero necesitamos gente a quienes les importen esos docentes y esos chicos, en eso estamos trabajando”, concluyó.

COMENTARIOS