LA DISCUSIÓN POR LOS SALARIOS

Gremialistas juninenses analizan la posible suba del tope en las paritarias

Desde sectores de la industria, servicios y estatales, manifestaron sus posiciones ante la realidad laboral imperante y los acuerdos paritarios logrados hasta ahora.

Tras reunión de funcionarios gubernamentales con cámaras empresariales e industriales, se abrió una posibilidad de subir el tope de paritarias recomendado por el Gobierno, de un 15 al 25 por ciento, esto siempre y cuando las empresas puedan pagarlo.
El diputado nacional del PRO Pablo Tonelli confía en que las paritarias "se van a ir cerrando en torno a un porcentaje de aumento como el que arregló el gremio camionero, un 25 por ciento.
Al respecto cabe mencionar que el Sindicato de Camioneros obtuvo el 25% de incremento en los salarios de sus afiliados, por parte de un acuerdo con las cámaras empresariales del sector, como modo de poner freno a la medida de fuerza del martes y miércoles pasado.
Tonelli insistió: "Todos sabemos que se van a volver a discutir las paritarias, se van a abrir para actualizar los montos, sin dudas, es necesario".
"Antes de que tuviéramos esta crisis del sector externo, las paritarias se habían cerrado con cláusula de revisión, que se va a activar. Estimo que las paritarias se van a ir cerrando en torno a un porcentaje de aumentos como el que arregló Camioneros, del orden del 25 por ciento. De eso no caben dudas", aseguró Tonelli.

Opiniones locales
Ricardo Peralta, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Seccional Junín, en diálogo con Democracia manifestó que su gremio resolvió tiempo atrás la paritaria con un 18,5 por ciento, con una revisión en diciembre del corriente año.
“Si se pacta una paritaria al 25 por ciento, está por debajo de la inflación. Nosotros calculamos que tendría que llegar a un 28 o 29 por ciento para estar más o menos parejo con la estimada para este año”, manifestó.
“También tenemos que ver la situación de las empresas, nosotros somos uno de los gremios más castigados por la economía, porque no hay política industrial en el país. Está entrando todo por importación y eso perjudica a la industria nacional. ¿De qué nos sirve pedir más incremento salarial si están cerrando las industrias?”, dijo.
Consultado sobre la situación en Junín, Peralta respondió: “No tenemos ese problema porque las empresas metalúrgicas están trabajando para el agro, nuestra zona es agroindustrial. Pero las que se dedican a electrodomésticos, computación, etc. están pasando un mal momento porque entra todo de afuera, por lo cual las empresas nacionales no pueden competir con la importación”.
Por su parte Matías Maqueda, secretario adjunto de la Asociación Judicial Bonaerense, Seccional Junín, manifestó: “La única reunión paritaria que tuvimos fue a fines de mayo donde nos ofertaron el 15 % en tres cuotas, que se rechazó. Nos dieron compulsivamente un adelanto de paritaria del 3 por ciento para enero y febrero, 7 por ciento a partir de marzo. Eso fue lo único que obtuvimos”.
Según lo informó el dirigente de este gremio estatal, los organismos que deciden el incremento salarial son la Suprema Corte de Justicia, que abona los sueldos, y el Ejecutivo Provincial, que otorga los fondos para eso. “La paritaria históricamente la determina el Ejecutivo provincial”, apuntó.
Sobre la posibilidad de elevar el tope al 25 por ciento, el gremialista opinó que si efectivamente lo hacían era porque seguramente la inflación sería muy superior a eso. “Siguen ofreciendo salarios a la baja. Ninguna encuesta seria da que la inflación será menor del 30 % este año, por lo cual si lo llevan al 25 será igualmente una disminución del poder adquisitivo de la gente”, opinó.
“Nosotros habíamos planteado una suba del 25 por ciento en los sueldos, en enero de 2018, con cláusula gatillo, pero no la aceptaron en esa oportunidad. Creo, personalmente, que la cláusula gatillo podría destrabar cualquier conflicto, que nos garantice a todos los estatales que nadie va a cobrar por debajo del índice de inflación”, afirmó.
Por su parte Julio Costa, secretario seccional Junín del gremio Luz y Fuerza de Mercedes, al ser consultado por Democracia, manifestó que su gremio había cobrado el mes pasado el 15 % de incremento salarial logrado en la última paritaria, y que quedaba un resto más, aún no homologado por el Ministerio de Trabajo, totalizando un 27 por ciento.
“Personalmente -opinó Costa-, no tengo ninguna coincidencia con el Gobierno nacional. La paritaria ha sido impuesta cuando debe ser libre. En las tratativas, el secretario general Guillermo Moser y las empresas de energía han ido cerrando acuerdos paritarios parcialmente”.
“Vemos la situación actual, la baja de las ventas en los comercios que impulsa el cierre, los despidos que hay. La situación acá no es muy distinta al resto del país: no hay consumo”, apuntó.

COMENTARIOS