El legislador provincial de Cambiemos Roberto Costa, en una entrevista con este diario.
El legislador provincial de Cambiemos Roberto Costa, en una entrevista con este diario.
ENTREVISTA CON DEMOCRACIA

Roberto Costa: “Nadie quiere volver al pasado”

El presidente del bloque de senadores bonaerenses por Cambiemos afirmó que la sociedad sigue eligiendo el cambio, admitió que deberán consensuar con una oposición más dura en la Legislatura y llamó a dejar de vivir “en la mentira” que dejó “un país empobrecido”.

La quita de tasas en la factura de electricidad genera resistencia en los intendentes de la región, ¿cuál es su opinión?
-Acá es donde hay que entender que estamos en una situación de sinceramiento de tarifas; esto es lo que siempre se pagó de luz, antes lo pagaba el Estado con el dinero de todos y a lo mejor ahora cada uno va a pagar de acuerdo a lo que gasta. Ese 6% que se cobra de impuestos y que va a los municipios y otros porcentajes o cargas fijas que cobran las comunas en las facturas de luz o gas deberían quitarse. Sabemos que genera un inconveniente para las arcas municipales, pero también genera un beneficio para el bolsillo de los vecinos. En esta situación todos tenemos que poner algo y creemos que los intendentes también tienen que hacer un esfuerzo, y entender que cobrar un 6% en el consumo de luz es una forma de sacarle plata al vecino. Por eso privilegiamos al consumidor, sabiendo que, desde los municipios, van a tener que hacer un esfuerzo. La Provincia lo hizo con casi un 11%, así que los municipios tendrían que entender que esta es la forma de que los consumidores paguen menos.

-El tema económico es excluyente, ¿le preocupa la escalada de los precios?
-Por supuesto que nos ocupa, y no es cierto que no estábamos previendo situaciones difíciles para esta parte del año, en una nota anterior con Democracia, a comienzos de este año -cuando la temperatura en los bolsillos era otra-, claramente decía que iban a venir meses de estancamiento, por distintas circunstancias; por supuesto que nadie imaginaba un dólar a 25 pesos, pero sí meses de estancamiento y de un menor consumo.
Creo que esto se va a sentir, estamos trabajando, las medidas que se toman son las necesarias, no son las que uno quisiese tomar, pero setenta años de vivir con déficit e inflación nos enseñaron a que un país que tenía todo para estar mejor, hoy es un país empobrecido, donde tenemos el 30 por ciento de pobres. La única forma de salir de esto es tomando estas medidas, nos toca a nosotros, a quienes vivimos en esta época, pagar el fin de una fiesta que duró setenta años, pero lo estamos haciendo porque en definitiva el futuro se construye con el esfuerzo del presente, y estamos tratando también de ser lo más graduales posibles, para que también lo podamos soportar.
A todos nos cuesta pagar las tarifas, pero antes las pagaba el Estado y se traducía en menos recursos para los jubilados, para la Asignación Universal por Hijo, para la obra pública, son decisiones que se tienen que tomar para decir ‘empecemos a salir de esta situación de mentira, de servicios que se destruyen y el vecino no paga’, y digamos la verdad, estamos en una situación donde cada uno tiene que pagar por lo que consume, donde es fundamental que todos volvamos a la cultura de apagar las luces innecesarias, y saber que es un tema que se va a acomodar en los próximos cuatro o cinco meses, y que después vamos a volver a crecer decididamente por los próximos veinte años.

-¿Cree que una vez que se selle el acuerdo con el FMI la economía va a empezar a estabilizarse?
-Estamos convencidos de que estamos por el mejor camino posible, y el único que nos va a sacar de setenta años de empobrecimiento de nuestro país y de nuestra gente, y que esto va a generar desarrollo, trabajo y crecimiento lento, pero constante. En este contexto, tener un acuerdo con el FMI da certeza, da seguridad a los inversores y a aquellos que vinieron a la Argentina a traer su dinero, y también para que los argentinos empecemos a darnos cuenta de que el ahorro interno es la base de la posibilidad del desarrollo seguro.

-La cuestión de las tarifas le abrió una puerta al peronismo para unirse, ¿cree que van a tener una oposición más fuerte en la Provincia?
-Sí, porque hay una parte que está más por destruir que por mejorar la situación de la Argentina, ven un punto de inflexión, una parte de la crisis que estamos viviendo, ven sangre y van a la presa, pero así como la sociedad defendió el año pasado el cambio que había votado en 2015, hoy es una situación en la que nadie quiere volver al pasado, y nosotros estamos trabajando en el presente para reparar los daños que se hicieron en el pasado para tener un futuro mejor.

-Puntualmente, en la Legislatura bonaerense, ¿cree que va a ser más difícil encontrar consensos con la oposición?
-Creo que van a intentar distintas actitudes que compliquen la gobernabilidad, pero nosotros, con el trabajo que siempre hacemos, de buscar consensos y aceptar las posiciones, lo vamos a llevar adelante, serán difíciles algunos meses, en agosto, septiembre, tendremos que empezar a discutir el presupuesto para el año que viene y ahí se van a encontrar los consensos necesarios para que eso salga de la manera que corresponde.

-Esta semana se habló de una eventual reelección de Macri, ¿no cree que esa posibilidad se ve hoy lejana por la situación económica?
-Mi experiencia me dice que los años impares son de campaña y los pares son de trabajo, gestión y dedicación, y que en los impares demostramos que seguimos trabajando, esa fue una de las cosas fundamentales que cambiaron en estos dos años. Se equivocan aquellos que piensan que la campaña electoral ya comenzó. Hoy (por ayer) estamos reunidos todos los senadores del bloque con el vicegobernador y con varios ministros para sacar el país adelante y trabajar por un mejor futuro.

COMENTARIOS