El centro juninense, ayer, con comercios vacíos y poca actividad, una postal que se viene repitiendo en las últimas semanas.
El centro juninense, ayer, con comercios vacíos y poca actividad, una postal que se viene repitiendo en las últimas semanas.
SOCIEDAD COMERCIO E INDUSTRIA DE JUNÍN

Por la caída en las ventas, la SCIJ lanza un llamado a todo el arco político

Diego Ruiz, presidente de la institución, afirmó ayer en una entrevista con Democracia que “a este ritmo”, para muchos comercios “no hay mucho tiempo más para aguantar”. Convocarán al Ejecutivo, a la oposición y a la Unnoba.

Frente al difícil escenario que afrontan el comercio y la industria juninense, con una fuerte retracción del consumo y el incremento de las tarifas de servicios, el presidente de la Sociedad Comercio e Industria de Junín (SCIJ), Diego Ruiz, adelantó ayer, en una entrevista con Democracia, que la semana próxima lanzarán una convocatoria a todo el arco político local y a las instituciones para “discutir en una misma mesa medidas tendientes a reactivar el sector”.
“Las consulta de los asociados y la preocupación por la caída en las ventas son diarias, por eso decidimos convocar a la Unnoba, al Ejecutivo comunal, y a los partidos políticos para buscar en conjunto una salida”, explicó Ruiz.
Y agregó que “todo el mundo está quieto, hay una gran psicosis, pero creemos que la semana que viene las ventas tienen que aumentar, porque la gente tiene que consumir, aunque sea lo básico, pero sin dudas esta situación es un gran alerta, que obliga a ser prolijo, no salirse del esquema de gastos, porque a este ritmo no hay mucho tiempo más para aguantar”.
Para Ruiz, la suba del dólar ya se trasladó a algunos precios, especialmente de aquellos productos importados, y en los alimentos. “Hay rubros que están más complicados, como los que tienen un alto consumo de gas y luz, panaderías, hoteles, comercios gastronómicos”, dijo.

“Emergencia comercial”
En este contexto de recesión, desde el bloque de Unidad Ciudadana presentaron un proyecto, que pasó a comisión, para declarar en Junín la “emergencia comercial”, en el cual le solicitan al Intendente “que intervenga en defensa de los comerciantes Pymes”.
Además, la iniciativa impulsa la suspensión de los cortes en el suministro de gas y de electricidad para el sector, y la disminución de los intereses por mora. También insta al Intendente a gestionar ante ARBA y AFIP que no inicien nuevos juicios a las Pymes por deudas contraídas durante el presente año.
“Si bien la política económica del gobierno nacional es la principal causa de la crisis económica que afecta también al sector, desde el Gobierno Local hay cosas para hacer. Muchos comerciantes están dispuestos a permanecer en la actividad aún con viento en contra, siempre que se lo permitan. Sin embargo, un corte de luz o de gas, un juicio con embargo, o simplemente el desinterés del intendente por esta situación podrían dejar a muchos al costado del camino”, advirtieron los ediles.
“La ordenanza no solo no genera un costo fiscal desmesurado al municipio, sino que lo que hoy se resigne se recuperará el próximo año con la supervivencia de los comercios que hoy se ayuden”, agregaron.

Datos negativos
Las ventas minoristas cayeron 3% en abril en comparación con igual período de 2017, afectadas por la incertidumbre cambiaria, el menor poder de compra de las familias, los altos niveles de endeudamiento y la mayor tasa de ahorro, según un informe empresarial difundido esta semana.
De este modo, las ventas acumularon en el primer cuatrimestre una baja interanual del 1,9%, de acuerdo con un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

COMENTARIOS