El centro funciona de lunes a viernes, de 8 a 16, y asisten 20 jóvenes con distintas patologías y discapacidades.
El centro funciona de lunes a viernes, de 8 a 16, y asisten 20 jóvenes con distintas patologías y discapacidades.
INSTITUCIÓN TERAPÉUTICA

Centro de día Horizonte: Con esfuerzo y colaboración reciben a 20 chicos por día.

Cuenta con variadas actividades que, según las patologías, pueden desarrollar los chicos que asisten al centro, ubicado en Primera Junta 781.

Nació en el año 1998 como una asociación civil para asistir a niños, jóvenes y adultos con diferentes trastornos, con pluridiscapacidades y parálisis cerebral con debilidad mental y con trastornos psicopatológicos.
Un staff conformado por un equipo interdisciplinario de catorce personas: enfermeras, terapistas, psicólogos, psiquiatras, psicopedagogas, asistentes sociales y maestros especiales recibe de lunes a viernes a 20 chicos que asisten al centro, que funciona de 8 a 16.
Al poseer su habilitación en salud, el centro realiza un abordaje terapéutico completo para jóvenes de 15 a 33 años.

Talleres y actividades
Horizonte cuenta con variadas actividades que según las patologías pueden desarrollar los chicos que asisten al centro, ubicado en Primera Junta 781.
Funciona un área de educación artística con talleres recreativos y tienen también educación física.
Todas las actividades buscan apoyar los procesos de rehabilitación, estimulación, educación especial y tratamientos de los chicos ya que se prioriza el aspecto terapéutico del centro.

Mantención del centro
Con esfuerzo y colaboración la comisión directiva intenta sostener el centro aunque aseguran que no resulta nada fácil.
Desde el comienzo cuentan con becas del Ministerio de Desarrollo Social, asimismo cuentan con excepciones por los chicos que tienen obra social –aunque Ioma actualmente registra atrasos– y suman la colaboración del municipio para el alquiler del edificio hasta tanto culminen los trabajos que a pulmón se realizan en el predio donde funcionará el propio.
Una ayuda importante es también la cuota de los socios, más la ayuda de empresas o particulares que colaboran desinteresadamente con el centro, en muchos casos con una donación económica y en otros con elementos y materiales didácticos para las actividades de los chicos.
Asimismo, hay grupos solidarios que realizan donaciones al centro.
Desde la comisión directiva destacan que no resulta fácil reunir el dinero para mantener el centro y por ese motivo en muchas ocasiones se ven atrasados los pagos de alquileres y especialmente al personal que atrabaja en el lugar.
El mantenimiento de la casa de Primera Junta resulta difícil además porque las condiciones edilicias no son las mejores ya que cuenta con problemas de humedad en las paredes y la necesidad de pintura en algunos sectores.
Incluso la reparación de aquello que se rompe, todo se realiza con mucho esfuerzo por parte de la comisión.
Por otro lado, el municipio colabora con la alimentación de los veinte chicos que asisten, aunque en muchos casos requieren reforzar la dieta.

Edificio propio
En 12 de Octubre y Güemes, Horizonte comenzó hace años a construir su lugar propio pero por diferentes cuestiones la obra se encuentra parada.
Juan Ríos, presidente de Horizonte destacó: “Ya presentamos el proyecto y los planos ante CONADIS, para poder terminar la obra de nuestro nuevo centro en su totalidad, pero solo se completó un 20%”.

Con la comunidad
Buscando el bienestar de los chicos del centro, en muchas oportunidades Horizonte se suma a campañas que pueden colaborar positivamente con las necesidades de la institución y a su vez conectarse con la comunidad.
Es la labor cotidiana del grupo de padres que hace muchos años, ante la falta de un espacio de contención para sus hijos decidió unirse para que ellos, con sus diferentes patologías y discapacidades pudieran contar con un centro de estimulación, recreación y rehabilitación en la ciudad.

COMENTARIOS