SOSTIENEN QUE NO ESTÁN EN CONSIDERACIÓN DE LAS AUTORIDADES COMUNALES

Villa del Carmen: “No somos prioridad para el municipio”

Aun cuando el año pasado se hizo una obra de asfalto y cordón cuneta, lamentan que ése haya sido el único proyecto para este sector. Destacan el deterioro del pavimento que se colocó hace seis meses, las deficiencias en el alumbrado público, la falta de mantenimiento y los problemas de inseguridad.

Los residentes del barrio Villa del Carmen sienten que no están en la consideración de las autoridades comunales. Aun cuando el año pasado, poco antes de las elecciones, se hicieron 25 cuadras de asfalto y otras tantas de cordón cuneta y base estabilizada, desde la sociedad de fomento sostienen que ése fue el único proyecto para este sector.
Así lo afirma el presidente de la entidad, Jorge Adó Prieto: “La ciudad es grande y el municipio tiene sus prioridades, y nosotros en el barrio creemos que nos somos prioridad, durante dos años y medio no se nos hizo ninguna obra, se hizo la extensión del asfalto, que fue muy importante, porque costó unos quince millones de pesos, y después de eso la municipalidad desapareció”.
Entre los reclamos de los lugareños, se destacan el deterioro del asfalto que se puso, las deficiencias en el alumbrado público, la falta de mantenimiento y los problemas de inseguridad.

Asfalto
Como quedó dicho, entre septiembre y octubre se desarrolló un programa de extensión de pavimento, aunque los residentes sostienen que tuvieron “algunos inconvenientes” con la obra: “En Lavalle hay cuadras donde el asfalto se ha removido todo. Anduvo personal del municipio tomando muestras así que esperamos que en un futuro cercano haya alguna solución, parece que habría que hacerlo de nuevo en algunos lugares porque ya está muy deteriorado. Cuando uno pasa por allí en algún vehículo, parece que va arriba de un serrucho”.
En cuanto al cordón cuneta, Adó Prieto asegura que “está bastante bien”, aunque la base estabilizada “no está igual en todas las calles”, ya que “en algunos lugares está bien hecho y en otros pareciera como si hubiesen tirado piedras nomás”.

El Ejecutivo tiene sus prioridades y nosotros no somos prioridad, se hizo la extensión del asfalto y después la municipalidad desapareció. Jorge Adó Prieto. Pte. de la Sociedad de Fomento.

Alumbrado público
En referencia al alumbrado público, hace tiempo que en Villa del Carmen reclaman mejoras.
“El alumbrado está mal, porque las luces son viejas y cada vez alumbran menos”, señala el presidente de la sociedad de fomento, para luego ampliar: “Hay luminarias insuficientes y de noche no se ve nada. El intendente dijo que se está haciendo un plan de recambio, esperamos que nos toque en algún momento. La mayoría son colgantes, solamente hay algunos adosados a las columnas de la luz, pero son iniciativas de los vecinos. Lo cierto es que estamos pagando mucho por el alumbrado y no lo tenemos”.
Por otra parte, los lugareños también reclaman por algunos lotes de la zona del barrio Luz y Fuerza, en donde “la municipalidad ni siquiera corta el pasto”.

Seguridad
Otro tema que preocupa es la inseguridad. “Sobre Rivadavia hay mucha vigilancia –explica Adó Prieto– aunque aún con los efectivos que circulan por allí han robado varios comercios, por lo que habría que extremar los controles para que los policías usen menos el celular y se concentren más en mirar lo que pasa”.
Asimismo, el dirigente barrial agrega que en las calles interiores y Alberdi “no hay patrullajes, pasa de vez en cuando un móvil, nada más”. Y remarca que en el barrio “han ocurrido algunos arrebatos, que ni siquiera se denuncian”.
Desde la sociedad de fomento se pidió que se aproveche el espacio del Centro Integrador de Tecnología Empresarial (CITE) para poner una dependencia policial, algo que fue rechazado por las autoridades comunales de la gestión anterior y la actual.

Tránsito
Uno de los inconvenientes históricos de esta zona es el tránsito en Alberdi donde hay, según denuncian, “un gran problema con los camiones, que vienen con un mayor peso del que corresponde, sobre todo en los momentos de cosecha”, lo que provocó la rotura del pavimento.
Mientras espera que lo arreglen, Adó Prieto destaca que la colocación de reductores de velocidad “hizo mejorar el tránsito” en Alberdi. Aunque advierte que en las calles interiores de Villa del Carmen “el problema es que los vehículos van muy ligero”.

COMENTARIOS