Alejandro Barbieri, ex presidente de la Sociedad Rural de Junín.
Alejandro Barbieri, ex presidente de la Sociedad Rural de Junín.
MÁS DE 200 MILÍMETROS

Las últimas lluvias complicaron la cosecha de soja pero ayudan al trigo

Si bien el agua caída colmó los perfiles de humedad favoreciendo la siembra, el panorama no deja de verse complicado si el temporal persiste, algo que el pronóstico estimó en algunos días más.

En lo que va de 2018 se estima que ya llovió 409 milímetros y entre 200 y 250 solo ocurrieron en abril, cortando una larga sequía pero complicando de algún modo el panorama para el sector, especialmente en la época de cosecha de la soja.
Si bien el agua caída colmó los perfiles de humedad favoreciendo la siembra de maíz, el panorama no deja de verse complicado si el temporal persiste, algo que el pronóstico estimó en algunos días más.
Rosana Franco, presidenta de la Federación Agraria Filial Junín y Alejandro Barbieri, ex presidente de la Sociedad Rural dialogaron con Democracia sobre lo que dejaron estas lluvias en los campos de la Región.

“Panorama complicado”
“En algunos lugares del partido llovió más o menos 250 milímetros, eso complicó mucho. En lo que va del año ya cayeron 409 milímetros, un poco más un poco menos eso ronda lo que fueron las precipitaciones. 200 y 300 milímetros en abril y 400 en total, en lo que va de 2018”, explicó Rosana Franco.
La sequía había traído suficientes complicaciones y demorado la cosecha y las últimas lluvias hicieron lo propio.
“Es mucho porque recién se estaba empezando. A raíz de la sequía se demoró la cosecha de soja y arrancó despacio, con un 30 o 40% de la superficie de la soja de primera. Algo se hizo de maíz, tal vez un 20%, pero también hay pérdidas de maíz por los vientos de la semana pasada. El panorama viene lento, complicado”.
Por su parte, Alejandro Barbieri coincidió en que la situación no es fácil para levantar la cosecha, “que se ha atrasado mucho ya que venimos de un temporal de diez días casi. Ahora hay que esperar que seque para entrar a los campos y los caminos son un problema por como quedan a raíz de tanta lluvia, es un combo”.
Ambos coinciden en que luego de la sequía y las pérdidas que provocó, ahora resta ver qué deja el temporal.
Franco destacó que “para la siembra, las lluvias favorecen un poco porque se han llenado los perfiles de humedad de la capa freática y para fin de mayo estaríamos medianamente bien, pero preocupa lo que tenemos arriba ahora y no podemos sacar”.

Clima y pérdidas
El gran problema luego de las devastadoras inundaciones de abril del año pasado que azotaron la Región, pasó a ser la sequía y las consecuencias que dejó en los campos del partido. Hoy nuevamente se pone el ojo en las intensas lluvias que cayeron recientemente.
“El panorama climatológico no es bueno, desde la inundación de abril del año pasado, pasamos por sequías y ahora volvió un poco más tarde esta lluvia. Los pronósticos no son alentadores porque tendríamos dos días de sol, pero el viernes volvería a llover hasta el próximo lunes”, indicó Franco.
La presidenta de FAA Junín agregó que, “es mucho perjuicio, va a salir soja de mala calidad. Pero esperemos que aclare el panorama. Es una especie de temporal, un episodio climatológico que veníamos viendo en junio o julio, ha habido un cambio climatológico sin dudas y se van dando estos episodios en el año”.
Por su parte, Barbieri aseguró: “Para conocer la pérdida de rindes hay que esperar a cosechar. En lo que es soja alguna pérdida va a haber pero aún hay que esperar a que se levante. Recién apenas se había empezado a levantar cuando empezó este temporal de varios días. Esperamos buen tiempo para que oreen los campos y se pueda entrar de nuevo a cosechar”.

Lagunas
La presidenta de FAA indicó que “las lagunas temporarias de los campos se han vuelto a llenar. El Salado está en un límite medianamente normal, según dicen los productores que viven cerca de la laguna. No han sido lluvias copiosas en poco tiempo. Ha llovido mucho pero durante todo el mes y la napa está en su máxima capacidad de agua y ahora tendremos que esperar”.
Según Barbieri, “las lagunas están con las cotas bajas, estamos en un momento a la baja y llovió desparejo, el tema ahora es levantar la cosecha que quedó en los campos”, y agregó que “el tema hídrico por el momento está estable, no sería un problema de inundación pero sí complica la cosecha. Esperemos que esta semana mejore, así se aprovechan los días de mayo”.

COMENTARIOS