Consejos de ahorro de energía y gas para evitar sorpresas en las boletas
AUMENTO DE TARIFAS

Consejos de ahorro de energía y gas para evitar sorpresas en las boletas

Algunos tips sobre el consumo pueden ayudar a evitar el impacto en las facturas de los usuarios de servicios.

Tras el anuncio de la gobernadora Vidal de la eliminación de los impuestos que encarecen los servicios, y como una forma de intentar bajar el impacto que los aumentos en las tarifas generan en los usuarios, hay algunos consejos que permiten tener en consideración una forma de ahorrar energía y gas y evitar gastos que podrían reducirse.
Algunos de esos consejos incluyen: apagar las luces, cambiar las lámparas a led, bajar la temperatura del termotanque o calefón, tomar duchas cortas, lavar los platos con agua fría, colocar aislamiento térmico en las paredes.

-Apagar las luces
Es preciso hacer un recorrido por la casa para asegurarse de que están apagadas todas las luces que no sean necesarias y, por supuesto, siempre que se deja una habitación y quede vacía, dejarla a oscuras. La luz representa el 20% del gasto en energía de la mayoría de los hogares y esta pequeña acción se traducirá en un ahorro real en el transcurso de un año.


​​​​​​​-Cambiar lámparas a led
Las lámparas halógenas utilizan 10 veces más electricidad que las led. Si bien son más caras tienen una vida útil de entre 8 mil y 10 mil horas. Es por eso que si bien cuestan más, el menor gasto de energía lo amortiza.

-Bajar la temperatura del termotanque y/o calefón
Los termotanques establecen una temperatura media del agua, que es lo suficientemente caliente como para quemarse, además de provocar daños en las cañerías. Con el calefón también es preciso bajar la temperatura y regularla con menos agua fría, ya sea para lavar los platos como para ducharse.

-Duchas cortas
Si bien la ducha suele ser relajante, no se debería tardar más de 7 minutos. Quedarse 20 o más minutos bajo el agua significa un gasto enorme ya que este acto demanda agua, luz y gas.

-Lavar los platos con agua fría
Hay que romper el mito de que la grasa de platos y cubiertos sólo sale con agua caliente.
Los detergentes modernos están formulados para quitar también con agua fría la suciedad y las manchas aceitosas.
Si hablamos de lavar la ropa, a estas temperaturas se cuidarán mejor los tejidos, y los colores
de las prendas aguantarán más tiempo.

-Aislamiento térmico
La mitad del consumo energético se debe a la calefacción, es por eso que un buen aislamiento
en las paredes exteriores y en los techos de la última.

COMENTARIOS