Pablo Atencio, subsecretario de Medio Ambiente de Chacabuco.
Pablo Atencio, subsecretario de Medio Ambiente de Chacabuco.
COMPLICACIÓN POR EFLUENTES CLOACALES

Chacabuco y Junín estudian el problema de la posible contaminación del Salado

Mientras se aguardan los resultados de los análisis del agua, desde la Municipalidad de Chacabuco piden a los vecinos no bañarse en la Laguna de Rocha y cocinar el pescado a una temperatura mayor a 72º.

Los municipios de Junín y Chacabuco trabajan en la problemática vinculada a la posible contaminación del río Salado, a la altura de Chacabuco, que sería originada, en parte, por el funcionamiento inadecuado de la planta depuradora de líquidos cloacales de Junín.
El problema, según se informó, es que la planta contempla en su procedimiento unos sesenta mil habitantes menos de los que actualmente residen en Junín.
En diálogo con Democracia, Pablo Atencio, subsecretario de Medio Ambiente de Chacabuco, brindó detalles acerca del trabajo que se realiza.

-¿Cuándo comenzaron a trabajar en la problemática?
-A raíz de un artículo publicado en Chacabuco, donde un ex funcionario de gestiones anteriores se refería a la problemática de la posible contaminación del río por la planta de líquidos cloacales de Junín, nosotros presentamos en mesa de entrada del municipio vecino un pedido de informe al respecto. Al otro día, tuvimos una reunión con el director de Obras Sanitarias, Guido Covini, y visitamos la planta de tratamiento. En ese encuentro, Covini nos dijo que la planta estaba obsoleta por la cantidad de personas que habitan en Junín: esta planta fue planificada y construida para hacer el tratamiento de 30 mil habitantes.

-¿A partir de ese encuentro comenzaron a trabajar en conjunto?
-Sí. En ese momento empezamos a trabajar de manera coordinada con Junín para abordar esta temática, es lo que estamos haciendo en la actualidad. Nosotros hicimos un análisis con un laboratorio proveedor del Estado y la parte bactereológica dio arriba de lo permitido. Obtenidos esos resultados, hicimos un comunicado de prensa, dimos las recomendaciones a los vecinos de no bañarse en la laguna y que el pescado se cocine a una temperatura mayor a 72º.Tuvimos una reunión en la secretaría de Obras Hidráulicas de Nación, donde estuvieron los intendentes de Junín y Chacabuco, junto con algunos legisladores, ahí planteamos la importancia de hacer la nueva planta de líquidos cloacales de Junín y, en el mientras tanto, pedirle a la Autoridad competente provincial un nuevo análisis porque el anterior, por la sequía y poco caudal del Río Salado, la parte bactereológica daba alta. Creemos que con las lluvias el resultado puede cambiar.

-¿Cuándo se van a conocer los nuevos resultados?
-La nota para que se hagan los análisis desde la planta de Junín hasta la Laguna de Rocha de Chacabuco ya la presentamos en la Autoridad del Agua, el 17 de abril, a las doce del mediodía, entró en O.C.A.B.A., que es la gerencia técnica de calidad que está dentro de ADA (Autoridad del Agua), o sea que va muy avanzado el pedido y está entre sus prioridades.

-¿Qué va a pasar en caso de que los resultados den un nivel alto en bacterias?
- En caso de que los resultados sean positivos se reforzarán las recomendaciones a la población, mientras se resuelve el punto técnico y de ingeniería con la construcción de la nueva planta. Estamos trabajando en conjunto con Junín para resolver esto de forma definitiva porque es una cuestión crónica desde hace muchos años. Los intendentes y los profesionales técnicos estamos abocados a resolverlo. Se está trabajando en conjunto y con una mirada regional que antes no se tenía. Muchas veces los municipios trabajan en soledad. Si siguen los niveles altos hay que seguir dando las recomendaciones del caso. Estimamos que cuando las lluvias levanten el caudal del río, el riesgo va a disminuir, pero no hay que pensar de forma catastrófica, lo que ocurre acá, ocurre en muchas partes, por eso es importantísimo, desde un punto de vista ambiental, tener el tratamiento de los líquidos cloacales de todos los municipios acorde a las normativas vigentes. El tratamiento de líquidos cloacales y los basurales a cielo abierto son focos de contaminación que hay que resolver con toda la tecnología que hoy existe.

-La oposición dijo que ya se había destinado dinero, tiempo atrás, para realizar el informe del agua ¿Qué se sabe al respecto?
-Los legisladores de la oposición me preguntaron por el pedido de informe que ya se había tramitado y les contesté lo mismo que contesto ahora: ese informe lo pidieron en Junín, ellos deben tener las respuestas, qué pasó, nosotros, en lo que respecta a medio ambiente, queremos trabajar a nivel regional, no nos importa que termine una jurisdicción y empiece la de otro partido. La idea es ir de la mano para lograr la solución definitiva al problema. Desconozco quién pidió hacer ese diagnóstico, a través de una investigación, y para qué lo pidieron.

COMENTARIOS