Con cuatro ocupantes, el viaje a Buenos Aires tiene un costo cercano a 200 pesos por persona.
Con cuatro ocupantes, el viaje a Buenos Aires tiene un costo cercano a 200 pesos por persona.
PARA HACERLE FRENTE A LOS AUMENTOS, APARECE EL CARPOOLING

Comparten los viajes de larga distancia y aprovechan para dividir los gastos

Se trata de un grupo de Facebook donde juninenses y vecinos de la Región se conectan con automovilistas que ofrecen lugares vacíos hacia Buenos Aires, Rosario o La Plata para abaratar los costos. Llegan a pagar hasta $ 200 por persona contra $ 490 de un pasaje de colectivo.

Un auto con un solo ocupante es puro derroche. ¿Por qué no compartir? El carpooling es “una filosofía” que se extiende en todo el mundo para que las personas se junten y viajen en el coche de alguien que se ofrece porque hace un trayecto similar. Casi como la vieja tradición de "hacer dedo" pero de una manera coordinada previamente.
Para facilitar esa tarea, y ante los aumentos desmedidos del transporte público, desde hace unos años en Junín existe una nueva tendencia para realizar viajes de larga distancia a Buenos Aires, Rosario o La Plata, entre otros destinos, a través de vehículos particulares para compartir y dividir los gastos.
Mediante un grupo de Facebook, creado por juninenses, “Aprovechá el viaje. Compartí el gasto Junín Buenos Aires”, decenas de personas que necesitan viajar o transportar algo a sus hijos que estudian en ciudades grandes, publican en el muro consultando si hay algún automovilista disponible.
A viceversa, los conductores que van a realizar algún trayecto informan también mediante el muro principal de ese grupo los días, horarios y lugar desde donde partirán hacia el destino informado.
De esta manera, los juninenses se van sumando al vehículo y el viaje por tramo por ejemplo a Buenos Aires, que cuesta alrededor de 800 pesos (con nafta y peajes), se dividen los gastos entre los ocupantes que hayan confirmado sumarse.
Pasando los números en limpio: compartiendo un auto entre cuatro personas, cada vecino de la ciudad deberá desembolsar alrededor de 200 pesos, mientras que ese mismo recorrido en colectivo cuesta entre $ 450 y $ 490 dependiendo la categoría.
“Mañana viernes 20, Junín – Buenos Aires, salgo después de 15. Hay lugar”; “Buenas! Viajo el viernes por la tarde de Capital a Junín, lugares disponibles!” son algunos de los mensajes que se encuentran de distintos automovilistas que ofrecen lugares disponibles para quienes necesiten viajar y de esta manera, compartir los gastos.
“Hola! Alguien que viaje a Junín entre hoy y mañana? Tengo que enviar un bolsito chiquito, muchas gracias!”; “Buenas! alguien que viaje de Junín a Capital jueves o viernes? Gracias”, son algunos mensajes de quienes buscan achicar gastos compartiendo el vehículo de un vecino de la ciudad.

“Compartir los gastos”
“La idea de este grupo es justamente el que indica su nombre: aprovechar el viaje (Junín - Buenos Aires y viceversa, y otros tramos como La Plata, Rosario, etc.) y compartir los gastos que éste implique”, explican desde el grupo de Facebook.
“Quien realice en auto el tramo Junín - Buenos Aires (Capital Federal), o algún otro, puede publicarlo en esta página, informando cuántos lugares disponibles tiene”, informan.
“Quien desee viajar debe compartir los gastos (combustible, peaje, etc.). El dueño del auto establece las condiciones del viaje (día, hora, lugar de encuentro, etc.) y es responsable de tener el auto en condiciones para viajar (licencia de conducir, seguro, cinturones de seguridad etc.)”, confirman.
”Este grupo tiene como fin simplemente brindar un servicio, interconectando a quienes deseen viajar y compartir los gastos. Teniendo en cuenta los elevados precios de los pasajes de las empresas de colectivos de larga distancia (y el mal servicio que brindan) y los limitados horarios del servicio de tren que realiza el tramo Junín - Buenos Aires, me pareció útil crear una página para que como comunidad podamos ayudarnos mutuamente”, aseguró el administrador.

Impactos
Cuando una persona quiere compartir un viaje ocurren varios hechos en simultáneo que afectan la vida de esa persona y la de otros.
En primer lugar, uno de los mayores impactos positivos es reforzar los lazos sociales. Al compartir un viaje, personas que muchas veces no se conocían entre sí, generan un vínculo a través de las charlas del viaje. Surgiendo posibilidades de trabajo y nuevos contactos, intercambiando puntos de vista sobre distintos temas, y generando confianza entre la gente. Esto va logrando un cambio cultural frente a las personas desconocidas, además de viajes mucho más entretenidos y divertidos.
En segundo lugar, la práctica del carpooling genera un impacto ambiental positivo cuando dos conductores de automóviles que habitualmente viajan en autos separados deciden unirse y viajar en un mismo vehículo dejando el otro guardado en el garage.
Si esto se hace habitual en las personas, se puede reducir la cantidad de autos circulantes y así disminuir también el tiempo de viaje, las emisiones de gases de efecto invernadero, el consumo de combustibles fósiles (recursos no renovables), el smog y la contaminación sonora que provocan los vehículos, entre otros beneficios.
En tercer lugar, compartir el auto implica un beneficio económico para los viajeros. Cuando se finaliza un viaje se calcula el costo de combustible y peajes y se divide por la cantidad de ocupantes del vehículo. Entonces, cuando aumenta el número de ocupantes, se disminuye el costo del viaje y el mismo se vuelve más accesible.
El carpooling tiene diferentes impactos positivos sobre la sociedad, alienta la sociabilización entre desconocidos, disminuye la cantidad de autos circulantes con los beneficios que esto significa y representa un beneficio económico para los usuarios. Por eso, como pasa en países europeos, es importante alentar esta práctica y concientizar a las personas para que hagan un uso más racional del automóvil.

Mediante aplicaciones
El contacto se produce a través de sitios gratuitos de Internet donde conductores y pasajeros publican los trayectos que necesitan recorrer, con fechas y horarios.
Cuando hay una coincidencia, el sistema les permite ponerse en contacto, acordar la división de costos y empezar a viajar juntos.
Hay dos tipos de viajes. Por un lado, el del conductor, que es quien tiene lugares disponibles en su auto para que otras personas le pidan subirse al viaje. Por otro lado, el del pasajero, que es quien está en la búsqueda de realizar un viaje y busca a alguien con auto para sumarse al viaje.

COMENTARIOS