Una familia tipo en Junín ya necesita más  de $17.537 para subsistir con lo básico
COSTO DE VIDA

Una familia tipo en Junín ya necesita más de $17.537 para subsistir con lo básico

Si bien ese es el monto de la canasta básica total que marca el Indec para que un grupo de cuatro miembros no se considere en la indigencia, en nuestra ciudad, si se suma el costo de un alquiler y el uso de vehículo, la cifra se dispara considerablemente.

Las últimas cifras del Indec respecto de la canasta básica total establecieron que una familia de cuatro miembros necesitó $17.537 para no ser pobre en febrero de 2018. El monto equivale a $6.987,20 para alimentos y el resto incluye bienes y servicios no alimentarios, en los que se incluyen las tarifas de servicios públicos, entre otros gastos.
En ese sentido, especialmente en las tarifas de electricidad y de gas, que llegaron con subas astronómicas, no hacen más que sumar gastos y por ende complicar aún más la situación de muchas familias que se ven incluídas en dicho segmento.
De un relevamiento realizado por Democracia, a la canasta básica total debe sumársele en muchos casos el costo de alquilar una vivienda, realidad que viven muchos juninenses y los gastos que infiere un vehículo.
Un alquiler de una casa o departamento de dos ambientes en la ciudad parte de los $8000 y puede llegar a $15000, dependiendo de la zona de ubicación.
Así mismo, el costo de las tasas municipales resultan en otro gasto relevante a la hora de la mantención de la vivienda que habitan esos cuatro integrantes, especialmente propietarios, aunque muchos alquileres exigen también el pago de las tasas.
Transporte o movilidad, vestimenta, gastos escolares, son otros de los que se suman a la cotidianeidad que cada vez cuesta más afrontar.

Alimentos más servicios
La canasta básica alimenticia incluye pan, galletitas, arroz, leche, queso, carnes, huevo, harina, fideos, papa, algunos fiambres, entre otros ítems y su monto equivale a $6.987,20.
La cuestión de los servicios públicos, que en el caso de la luz se oficializó un último aumento del 32% y el gas en un 31% (aseguraron que sería la última del año) la cuestión es un poco más compleja de dirimir pero lo cierto es que en el último mes, las facturas promedio de luz y gas rondaron los $1200 y $1500 cada una.
Cabe destacar que la canasta básica total, que incluye todos los puntos mencionados sufrió un incremento del 3,3,% en el pasado mes de febrero, lo que implica que una familia requirió $17.537,88 para escapar de la línea de pobreza.

Costos locales
En nuestra ciudad, los montos de las tasas municipales no son homogéneos y varían según el sector.
En el caso del barrio Nuestra Señora de Luján, una familia suma a sus costos el pago de la tasa de Conservación de la Vía Pública y Servicios Sanitarios por montos estimados de $700 y $1500 respectivamente (ambos bimestrales y con posibilidad de abonarse el año completo).
Las mismas tasas, de propiedades ubicadas en el barrio Villa Belgrano rondan los $600 (CVP) y $700 (Servicios Sanitarios).
Para el caso de una propiedad ubicada en la zona céntrica, las tasa municipales rondan entre $1500 de CVP y $500 de Servicios Sanitarios.
En barrios como San Juan, (próximo a Capilla de Loreto) en muchos casos solo se abona Servicio sanitario ya que no se cuenta con servicio de CVP.
Desde el Colegio de Martilleros, su presidente Daniel Di Palma indicó que “en Junín hay un alto porcentaje de gente que alquila que se suma a familias sin vivienda, familias que no son de la ciudad y que están temporalmente por cuestiones laborales. También hay personas solas que están por cuestiones laborales o por estudio. Hay un gran número de personas que son inquilinos y conforman un gran porcentaje del mercado y de la ciudad”.
El alquiler de una casa de dos dormitorios, baño, living, comedor, patio y garage en la zona céntrica de la ciudad ronda entre $12000 y $15000. En otros barrios como el Padre Respuela, una vivienda con esas características varía entre $8000 y $12000, mientras que en inmediaciones del barrio Villa Belgrano ronda entre $8000 y $10000.
El mayor costo está en el centro y donde no hay tantas propiedades.
La cuestión del transporte suma un costo exorbitante en nuestra ciudad, un gasto clave ue muchas familias deben afrontar para la movilidad cotidiana.
Aún pendiente la puesta en marcha del transporte público, más allá del uso de las motos, una familia tipo requiere en Junín alrededor de $1000 semanales para llenar el tanque de nafta de un vehículo.
Sin dudas sumado a todos los gastos básicos a los que debe hacer frente una familia, el costo de vida en la ciudad supera ampliamente los $17.537 estimados y en muchos casos las familias deben ingeniárselas para subsistir.

COMENTARIOS