UN SECTOR QUE CRECE Y AUMENTA LA DEMANDA DE SERVICIOS

Cerrito Colorado Norte: Reclaman que desmalecen los lotes

Se sumaron luminarias pero aún son insuficientes. “Hay calles que no están iluminadas para nada”, afirmó ayer a Democracia Carmen Miqueles, ex vicepresidenta de la sociedad de fomento. También se solicita el paso de las maquinarias.

En los últimos años se dio un notable cambio en la fisonomía del barrio Cerrito Colorado Norte. Este sector que históricamente fue un lugar que parecía reservado para un puñado de casas de fin de semana, actualmente es un espacio que cuenta con una gran cantidad de viviendas permanentes.
Sin embargo, de la mano de este crecimiento, el sector también demanda servicios que, según contó a Democracia Carmen Miqueles, ex vicepresidenta de la sociedad de fomento, no funcionan como corresponde.
“Hay calles que no están iluminadas para nada”, afirmó Miqueles, y señaló que si bien se ha avanzado en el alumbrado, aún es insuficiente y se nota una gran ausencia del municipio.
Por otra parte, los vecinos señalan la falta de mantenimiento de las calles, donde suelen formarse grietas y socavones como consecuencia del escurrimiento del agua, que tornan peligrosa la circulación. “Las zanjas están tapadas, el agua no escurre como debería, y se forman como enormes badenes”, dijo.
Se denomina Cerrito Colorado Norte a la zona delimitada por las rutas 7 y 65, y las calles Las Gallaretas y Los Naranjos.
El principal problema de esta zona, según los vecinos, es el del alumbrado público. Si bien a principios del año pasado se sumaron 21 luminarias, gracias a la colaboración de los vecinos, la iluminación dista de ser la ideal.
“Se amplió el alumbrado, pero con el crecimiento del barrio, la demanda es mayor. Es necesario ir aumentando el tendido porque hay muchas calles que están sin iluminar, principalmente en las calles Aconcagua, Las Chicharras, Los Carpinteros, Los Chajaes y Las Bandurrias. Esto se planteó en varias oportunidades pero estamos a la espera de seguir sumando luminarias”, afirmó un vecino del sector.

“Lotes baldíos”
Otro problema acuciante para los vecinos es la falta de desmalezamiento de lotes privados, que generan suciedad y la presencia de roedores, además de dificultan la visibilidad en los cruces de calles y los accesos a la Ruta Nacional 7, aumentando el riesgo de accidentes de tránsito, advirtieron los vecinos.
“Hay un terreno para desmalezar en Las Bandurrias y Los Cipreses, nos habían dicho desde las Municipalidad que era fiscal, y que ahí se iba a hacer una plaza, pero luego nos enteramos que aparentemente tiene dueño”, afirmó Miqueles.
La falta de una adecuada señalética en las calles también dificulta la ubicación de los domicilios, especialmente para la ambulancia o los bomberos.
A esto hay que agregarle un tema adicional que apareció en el último tiempo: aunque resulte inverosímil, este sector, que es el más alto de Junín (se estima que está a la altura de un segundo piso de un edificio céntrico), tiene problemas importantes de anegamientos en la zona sur.
En este punto, que surgió hace un par de años, se avanzó, aunque todavía falta para que se solucione definitivamente: “Se trató de llegar a un acuerdo con la municipalidad, respondieron hace un tiempo, hicieron una obra y colocaron unos caños de desagüe pluvial, pero ahora resta hacer un mantenimiento, porque algunos caños están tapados y no está corriendo bien el agua”, dijeron los vecinos.

COMENTARIOS