Preocupados por los “escruches”, los  juninenses solicitan sistemas de alarmas
16 DE MARZO, DÍA DE LA SEGURIDAD

Preocupados por los “escruches”, los juninenses solicitan sistemas de alarmas

La gente busca protección para su casa, empresa y comercio, a fin de evitar ser víctima de robos cometidos sin presencia de moradores. “Los ladrones están campaneando y cuando no hay nadie en un domicilio aprovechan”, dijo el jefe de seguridad de Excel, Rubén Bowers.

Ante la creciente inseguridad de los últimos años en Junín, la demanda de rejas, blíndex, puertas reforzadas, cámaras de seguridad y hasta alambrados para viviendas y locales comerciales no ha bajado.
Cualquier familia gasta por mes una importante cantidad de dinero para solventar sus gastos de alimentación, movilidad, educación, vestimenta y esparcimiento. Y mucho más aún los que deben pagar un alquiler. Pero ante los robos, por si todo eso fuera poco, hay que sumar un costo adicional: el de la tranquilidad de vivir seguros.
De esta manera, muchos vecinos se ven obligados a reforzar la seguridad domiciliaria, que genera una mayor erogación mediante sistemas de alarmas y cámaras de seguridad, que son los más pedidos.
Además, puertas de reja, refuerzos, candados, portones corredizos o automatizados importados, son cada vez más comercializados con la pretensión de dotar más seguridad al hogar.
Por el lado de las ventanas, los especialistas afirman que lo más seguro es poner un sistema de cortina autoblocante (de aluminio reforzado y que es imposible de levantar desde afuera).
Los accesos levadizos sirven para no tener que bajar del auto cuando se llega a una vivienda y, así disminuir en buena parte las chances de sufrir una entradera.
Nunca está de más la puerta de madera reforzada, con mecanismo de seguridad multipunto, “tipo pentágono”, de chapa y con sistema multianclaje, antibarretas y resistente al fuego. Para departamentos hay puertas placas con multianclaje.
Además están muy en boga las cerraduras biométricas, que trabajan mucho en puertas de edificios con llaveros o tarjetas magnéticas y también con huella digital. Es para casas o edificios.
Lo curioso del sistema de protección con vidrios de blíndex, es que no sólo se está usando en los negocios, sino que también en los domicilios particulares. Otras opciones son los vidrios laminados de seguridad (hay dos pegados).

“Preocupados por los escruches”
En diálogo con Democracia, desde la empresa Excel Seguridad Alarmas Monitoreadas, ubicada en calle Belgrano 432 de nuestra ciudad, Ruben Bowers explicó: “El tema de la seguridad tiene ciclos, pero dentro de todo la policía ahora se está moviendo mucho más y el Intendente se está preocupando mucho por este tema. Yo hoy en día lo siento un poco más seguro, más allá de que si o si tenés que tener una alarma y monitoreada”.
“El juninense está solicitando alarmas, cámaras, y está preocupado porque cuando se va de la casa y no tenés un sistema de seguridad, te entran a robar directamente con la modalidad escruche”, indicó.


“Los ladrones están campaneando y cuando ven que no hay nadie en un domicilio aprovechan ese momento. Esto sucede cuando también se van de vacaciones que sin querer lo comentan con algún cercano y los movimientos nunca se tienen que informar”, advirtió.
“Hay que tratar de decir nada. Está el tema del Facebook donde se recomienda que no se publiquen fotos indicando estar de vacaciones y la duración del viaje”, aseguró.
“Por ejemplo en verano es muy común que se olviden las ventanas abiertas entonces se produce un falso disparo”, aseguró.
“Algo siempre se pueden llevar. Hoy en día un televisor Led es muy liviano y en 15 segundos pueden lograr el cometido, pero con la alarma sonando no van romper puertas, abrir cajones ni revolver las habitaciones”, confirmó. Y continuó: “Por ejemplo en un negocio, te rompen la vidriera y se llevan cinco prendas que están a mano y se terminó el hecho”.
“A Junín lo veo mucho más seguro que años anteriores. Si la empresa de seguridad trabaja en conjunto con la fuerza policial, se puede llegar a un buen fin”, concluyó.

Propuestas tecnológicas
Dejando atrás los sistemas más antiguos, muchos optan por sofisticados equipamientos tecnológicos que, a simple vista pueden no brindan una sensación de impenetrabilidad, pero que igual son muy efectivos a la hora de dotar de seguridad a un hogar.
Por ejemplo, una alarma básica, que cubre de tres a cuatro ambientes, cuenta con una central, batería, sensores en puertas y ventanas y también de movimiento.
Monitorea a distancia y la alarma cada vez que hay una intrusión avisa a un número telefónico previamente programado.
Hay otra alarma con placa y chip de celular, que además de comunicar con número fijo cuando hay intrusión, también avisa a un número de celular.
Por otra parte, están los botones antipánico, que se conectan a la central de monitoreo.
“Lo que más están pidiendo hoy es el sistema Gprs que es un sistema por chip celular, ya que el teléfono fijo ya casi no se usa más”, agregó Bowers.
“Siempre es más seguro por un móvil y el cliente puede solicitar una aplicación para el Smartphone a través del cual pueden activar o desactivar la alarma y consultar cómo está el sistema”, informó.
“Si te vas de viaje y no te acordás cómo dejaste la alarma, entrás a la aplicación, enviás un mensaje, recibís una contestación del sistema y podés activarla desde donde estés”, remarcó.
“En caso de que la alarma suene, nunca llega al celular porque comprometés la seguridad del cliente o la familia. Si vos enviás el evento de disparo y el cliente se encuentra a 3 cuadras, ahí es donde se complica la situación, ya que si regresa al lugar del hecho puede ser tomado como rehén”, exclamó.
“El servicio consiste en un servicio de monitoreo que tiene la empresa, ya que no usa a la policía. Directamente cuando se dispara la alarma va a nuestro móvil que corrobora la situación y en caso de que haya habido un hecho delictivo se llama a la fuerza de seguridad pública y al cliente”.

COMENTARIOS