Con el doble de recursos económicos, la red vial de Junín está cada vez peor
OPINIÓN

Con el doble de recursos económicos, la red vial de Junín está cada vez peor

Las máquinas estaban, lo que faltaba era la decisión política para darles una mano a los chacareros que habían confiado en el municipio.

La situación del sector agropecuario es crítica y con resultados en algunas zonas que son y serán desastrosos. La merma en rendimientos se va a sentir, mientras que los costos de producción no paran de subir, el gasoil, las tasas por servicios, impuestos, que no fueron actualizados acorde a la inflación que tuvimos y dicen que vamos a tener.
Este cúmulo de situaciones genera un contexto por demás complicado para el campo. Ni siquiera las buenas medidas alcanzan, ya que la quita de retenciones –que fue una buena política- se diluye rápidamente con la inflación.
El clima nos complicó mucho con las inundaciones producidas por agua que, en un alto porcentaje, no fue de nuestra zona. Para luego, en apenas tres meses, pasar a tener una seca importante, donde algunos maíces y sojas de segunda no cubrirán los costos de producción.
Los riesgos, como siempre en el sector agropecuario, tienen costos que son altos, por eso el Estado debería apoyar a los productores con tasas de créditos accesibles y plazos mayores, dado que la rentabilidad es baja por todo lo mencionado anteriormente.
La presión impositiva es muy alta. Por ejemplo, un tractor de 190 HP puesto en el Puerto de Buenos Aires tiene un costo de U$S 65 mil, pero cuando el productor lo va a comprar le cuesta U$S 120 mil.
La política económica nos lleva a los pequeños y medianos productores a corrernos de la actividad, los tambos cierran y sólo quedarán los grandes. Con los criaderos de cerdos chicos pasa algo similar, los contratistas afrontan serios problemas financieros.
Por otro lado vemos con gran disgusto que colocando el dinero en Lebacs o en otra opción financiera se gana más dinero que produciendo, que es lo que sabemos hacer y lo que el país necesita. Tengo esperanza de que esta película no sea la que ya pasamos, aunque hay algunas similitudes. De hecho, vemos cómo las importaciones están destruyendo la fabricación nacional. Por ejemplo, Cofco (ex Nidera) es la mayor exportadora de granos de soja con 8,2 MT, y seguramente sus plantas aceiteras producirán muy poco aceite, harina, ya que están optando por llevar el grano a procesar a China.
En este marco, en Junín se creó una nueva agrupación de productores por fuera de las entidades históricas. El deseo es que tenga el apoyo de los productores en gran cantidad, porque si no es así se hace muy difícil trabajar, ya que la responsabilidad y el compromiso por mejorar la red vial del distrito es de todos.
Pese al alineamiento de los gobiernos -Nación, Provincia y Municipio son administrados por dirigentes del mismo partido político-, y la cantidad de recursos con los que cuenta la Municipalidad, no se logran visualizar las mejoras en la red vial. Con la gran cantidad de maquinarias alquiladas, que es histórica, deberíamos tener una situación mucho mejor. Recordemos que en la gestión anterior lo que se hacía era con recursos de los juninenses.

Recursos
Hoy, el municipio recibió dinero para comprar máquinas, recibió créditos para comprar máquinas y aumentó la tasa de red vial mucho más que la inflación. El municipio, que tiene por costumbre criticar la herencia, se olvida siempre de comparar los recursos que ingresaban antes y los que ingresan ahora. Por ejemplo, en 2015 ingresaron al municipio por la tasa de red vial $ 16.524.169,41. Mientras que en el 2017 ingresaron $ 29.639.291,78. Prácticamente el doble. En cuanto a los ingresos por la descentralización del impuesto inmobiliario rural, mientras que en 2015 habían ingresado $ 6.453.892,89, en el 2017 ingresaron $ 12.877.196,07.
Pero no sólo en estos recursos relacionados a la red vial los productores aportaron el doble durante el 2017 respecto del 2015. Si no que los chacareros también pagaron el doble en cuanto al derecho de Marca y Señales, ya que de $ 1.581.615,43 pagados en 2015, durante el 2017 fueron pagados $ 2.884.259,81.
Está claro que cuando los productores cuestionan al gobierno municipal sobre el pésimo estado de los caminos rurales tienen razón y suficientes argumentos: el doble de los recursos propios, recursos que mandan Nación y Provincia, apoyo político y también contó con dos años de espera y paciencia de los productores. El Municipio no puede deslindar su responsabilidad de esta situación. Ya que ahora, luego de la creación de esta nueva agrupación y la lluvia de críticas que llegan desde el campo, las motoniveladores nuevas y viejas se comienzan a ver sobre la red vial. Por lo tanto, las máquinas estaban, lo que faltaba era la decisión política para darles una mano a los chacareros que habían confiado en el municipio, pero que resultó ser como creerle una afirmación a Pinocho.

(*) Productor agropecuario. Ex concejal, y ex secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Junín.

COMENTARIOS