Los gremios docentes bonaerenses rechazaron la nueva oferta salarial
PARITARIA DOCENTE:

Los gremios docentes bonaerenses rechazaron la nueva oferta salarial

El gobierno bonaerense ratificó una suba salarial del 15% y el reconocimiento anual por presentismo de hasta $6.000 y sumó la inclusión de una cláusula de revisión para monitorear la inflación

Hoy, los gremios docentes volvieron a rechazar una propuesta salarial que hizo el gobierno provincial en el marco de la negociación paritaria.

Durante la reunión, la tercera que se realiza en lo que va del 2018, ambas partes intentaron avanzar en un acuerdo faltando cinco días para el inicio de las clases en las escuelas bonaerenses.

Según se pudo conocer, este nuevo fracaso en la negociación se debió principalmente a la posición que fijaron los gremios docentes sobre la cláusula gatillo, una condición que vienen exigiendo los trabajadores con el objetivo de que los sueldos no pierdan poder adquisitivo ante los efectos de la inflación.

La administración bonaerense propuso este miércoles a los maestros incluir en el aumento salarial del 15% una cláusula que permita revisar el acuerdo en octubre, en función de la inflación acumulada hasta ese mes.

Tras el encuentro con los funcionarios en La Plata, la subsecretaria adjunta de SUTEBA, María Laura Torre, sostuvo que todavía no hay fecha para continuar las negociaciones y cuestionó
que el año pasado los sindicatos firmaron un acuerdo "para empezar a discutir salarios el primero de noviembre, pero no fue respetado".

La gremialista criticó que la administración provincial no elevó la propuesta salarial y cuestionó que "cambió el nombre de cláusula de presentismo por cláusula de compromiso docente".

El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, sostuvo: "Propusimos juntarnos para evaluar la marcha de la economía".

"Seguiremos trabajando en los próximos días para poder llegar a un acuerdo. Entendemos que no debería poner en tela de juicio el inicio o no de las clases", señaló el funcionario.

Al ser consultado respecto del motivo por el cual la administración de María Eugenia Vidal insiste en no acordar paritarias con una cláusula gatillo, consideró: "No es más que una herramienta".

"Este año la inflación va en descenso", argumentó y aseguró que "en ninguno de los dos años anteriores se perdió poder adquisitivo".
Por su parte, el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, se refirió a la próxima convocatoria para continuar con las negociaciones y subrayó: "Los gremios plantearon que iban a tener
sus asambleas para fijar posiciones".

"Hemos manifestado que dejamos un canal abierto y en función de sus decisiones, vamos a evaluar cuál es el momento oportuno para volver a citarlos", alertó.

El ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez, cuestionó: "¿Por qué los chicos deben ser rehenes de si acordamos o no?".

"Estamos proponiendo ofertas superadoras, pero con los chicos en las aulas", advirtió.

COMENTARIOS