Las piezas fueron ubicadas en las costas del río Salado.
Las piezas fueron ubicadas en las costas del río Salado.
GRAN HALLAZGO

Econtraron restos fósiles de un tigre dientes de sable en el suelo de Junín

Las piezas fueron ubicadas en las costas del río Salado. Tras la crecida que removió los sedimentos, ahora con la baja del agua, desde hace varios meses comenzaron a aparecer partes de animales extinguidos que alcanzaron la fama gracias a los personajes de “La Era de Hielo”.

Durante los meses de enero y febrero, ante la baja de las aguas del río Salado, han aparecido sobre sus riberas una gran cantidad y variedad de restos fósiles. Los mismos pertenecen a un grupo de animales considerados como “megafauna” que eran mamíferos que al alcanzar la adultez superaban los 1 mil kilogramos.
Estos animales alcanzaron un poco más de fama gracias a la película “La Era de Hielo”, ya que los restos fósiles hallados en Junín pertenecen a muchos de los personajes que aparecen en este film.


Dentro de los fósiles rescatados por personal del Museo Legado del Salado, se ha encontrado un metapodio, que es un hueso de la “mano” (metacarpo) o del “pie” (metatarso), perteneciente a un smilodon, nombre científico del tigre dientes de sable.

Deben tomar conciencia, ya que se está destruyendo el patrimonio cultural de Junín. Jose Marchetto Museo Legado del Salado

Se rescataron arriba de 30 piezas fósiles y en la misma zona había huellas de moto y fósiles rotos. Jose Marchetto Museo Legado del Salado

Si bien no es el primer resto de este animal encontrado en nuestra ciudad, son muy pocos los hallazgos y, por ende, cada pieza nueva rescatada es de gran importancia.
El smilodon o tigre dientes de sable era un felino de tamaño y peso similar a un león africano y su característica principal eran sus caninos o colmillos de gran tamaño y con forma de daga, de ahí su nombre “dientes de sable”.
La pieza fue rescatada por uno de los integrantes del museo, la profesora Florencia Colombo, y aunque no se sabe con certeza la antigüedad del mismo, posiblemente supere los 10.000 años.
El paleontólogo del museo Bernardino Rivadavia, Federico Agnolin fue quien clasificó esta pieza fósil.

COMENTARIOS