Sergio Siciliano, subsecretario de Educación de la provincia de Buenos Aires, habló con Democracia sobre la polémica por el cierre de escuelas rurales.
Sergio Siciliano, subsecretario de Educación de la provincia de Buenos Aires, habló con Democracia sobre la polémica por el cierre de escuelas rurales.
ENTREVISTA CON DEMOCRACIA

“De ahorro económico esta medida no tiene nada", aseguró Sergio Siciliano

El subsecretario de Educación de la provincia de Buenos Aires hizo hincapié en la importancia de ofrecerles a los chicos herramientas para el futuro y afirmó que los cambios efectuados se realizaron "bajo una mirada pedagógica".

A pocos días del comienzo de clases, se dio a conocer la información de que 39 escuelas rurales de la provincia de Buenos Aires dejarán de funcionar y los alumnos serán reubicados en otros establecimientos cercanos para cursar el ciclo lectivo 2018. La medida alcanza a las instituciones de pequeños poblados a las que concurrían no más de cinco alumnos que ahora se trasladarán a otras aulas. Por la nueva disposición se generó controversia y opiniones encontradas entre padres y docentes.
En lo que respecta al distrito de Lincoln, tres escuelas cerrarán sus puertas temporariamente: la Nº 42 de Roberts, la Nº 13 de “La Pergaminera” y la Nº 55 de Cuartel II; en tanto que la Nº 27 de Martínez de Hoz continuará abierta debido a la falta de posibilidad de reubicar al único niño que asiste. Por otro lado, en la localidad de Las Toscas quitaron cuatro cargos docentes de la Escuela Nº 16 y se generó malestar entre los maestros, quienes aseguraron que muchos deberán buscar un nuevo trabajo en otras localidades y que “es muy doloroso para el pueblo”.
En diálogo con Democracia, Sergio Siciliano, subsecretario de Educación de la provincia de Buenos Aires, se refirió a la situación y aclaró los puntos salientes de una medida que despertó polémica, a pocos días del comienzo de clases.

-¿En qué contexto se toma la medida de reorganizar los establecimientos rurales y con qué argumentos?
-La medida se basa en un censo de alumnos que hicimos. La Provincia tiene, por primera vez, nombre de los chicos, apellido, documento, dónde están y qué trayectoria escolar tienen. Cuando nos ponemos a observar la situación de cada escuela vemos que muchas tenían cero alumnos y otras dos, tres o cinco. En el caso de las escuelas rurales, Buenos Aires es la provincia que más tiene en todo el país y detectamos 39 casos puntuales, de los cuales 18 no tienen alumnos, 11 que tienen un alumno y el resto tienen menos de cinco alumnos. Entendemos que de esa manera el aprendizaje no está dado de la manera que tiene que darse. En todos los casos revisamos que haya otra escuela cercana y con alumnos y, en los que no hay, la escuela sigue abierta. Priorizamos el derecho del chico a educarse con pares, a tener un proyecto educativo con sus compañeros y con docentes. Nos dispusimos a trabajar con cada distrito para ver de qué forma se podía reubicar la matrícula y esto hay que explicarlo muy bien porque se genera incertidumbre, las escuelas rurales muchas veces son una opción que se elige y en estos casos los chicos van a asistir a escuelas de similares características.Creemos que a la escuela no se va solamente a que nos enseñen matemática o cualquier contenido, se va a sociabilizar también, a compartir el cumpleaños de un amigo, a hacer un trabajo en grupo. Las investigaciones demuestran que el aprendizaje entre pares es mucho más significativo que el aprendizaje individual. Seguramente estén protegidos y mimados por el docente, pero nosotros tenemos que dar herramientas para que los chicos se preparen para el futuro.

-¿Qué va a pasar con los docentes de estas escuelas?
-Se va a aplicar lo que dice el estatuto. Los titulares y los provisionales se van a reubicar, los suplentes no. Tenemos que trabajar en cada uno de los distritos, la mayoría son titulares, tenemos uno o dos casos de suplentes.

Detectamos 39 casos, 18 no tienen alumnos, 11 tienen un alumno y el resto tienen menos de cinco alumnos. Sergio Siciliano subsecretario de Educación.

Priorizamos el derecho del chico a educarse con pares, a tener un proyecto educativo. Sergio Siciliano subsecretario de Educación.

-¿Qué condiciones tienen que reunirse en el futuro para que las escuelas vuelvan a funcionar?
-Es importante aclarar que no se cierra ninguna escuela. Los establecimientos van a estar a disposición para poder reabrirlos en el caso de ser necesario. En el interior pasa mucho que los inspectores tienen que ofrecer el servicio educativo en otras escuelas porque los caminos se inundan o distintas situaciones. En el caso de que se necesite, se va a contemplar la situación y se va a volver a abrir. Nosotros contemplamos qué posibilidades hay de que haya chicos que en los próximos años necesiten ir a esa escuela.

-En un primer momento se habló de “optimización de recursos”, luego Sánchez Zinny dijo que con esta medida no se iba a ahorrar un solo peso
-No hay optimización de recursos. Los alumnos van a ir a otras escuelas, los que reciben servicio alimentario lo van a seguir recibiendo, la Provincia va a tener que poner traslado para que los chicos lleguen, los docentes van a estar designados en otras escuelas, con lo cual de ahorro económico esta medida no tiene absolutamente nada, esto lo que tiene es una mirada pedagógica, de reorganización de sistema. Hay que acostumbrarse a que la escuela y las políticas públicas tienen que ir en función de lo que los alumnos necesitan.

-En la localidad de Las Toscas, partido de Lincoln, se generó malestar por la quita de cuatro cargos y por la pérdida de módulos de materias especiales
-En el caso de Las Toscas había una matrícula de alrededor de 25 alumnos y había más de cinco docentes. Según la normativa, no es una proporción adecuada. Esos docentes no se quedan sin trabajo, van a poder tomar cargos porque –tengo entendido- son titulares.

-¿Por qué la decisión se da a conocer a pocos días del comienzo de clases?
- Justamente para que los docentes puedan tomar cargos en los actos públicos de febrero y puedan comenzar el año trabajando en otras escuelas. Nosotros precisamos más docentes. Si avisáramos en abril, que es cuando se consolida la matrícula final, probablemente muchos chicos tendrían que cambiar de docente cuando ya comenzó el año escolar y muchos docentes tal vez se quedarían sin la posibilidad de tomar el cargo.

COMENTARIOS