La circulación en moto sin casco, una constante en las calles juninenses.
La circulación en moto sin casco, una constante en las calles juninenses.
INCUMPLIR LA NORMA DE TRÁNSITO

El 80% de los motociclistas de nuestra ciudad no utiliza casco al conducir

Un sondeo realizado por Democracia dio como resultado que solo dos de cada diez conductores utilizan la protección obligatoria para transitar. Es una de las faltas más comunes, e incluso conlleva una multa de $1143,50.

Un relevamiento realizado por Democracia en la intersección de avenida Rivadavia y Jorge Newbery, y las afluencias de la arteria principal con calle Javier Muñiz y también Uruguay, una zona álgida y muy transitada de un sector a otro de la ciudad, arrojó la alarmante cifra de un 80% de conductores de motovehículos que se desplazaron sin casco, omitiendo las normas de tránsito y poniendo en riesgo la vida.
De alrededor de 150 motos contabilizadas en dicha concurrida avenida, apenas 30 conductores llevaban el casco colocado. Los 120 restantes que no lo utilizaron, en un alto porcentaje ni siquiera lo llevaban en el brazo, como suele evidenciarse.
La escena cotidiana ya no sorprende porque es moneda corriente en la ciudad, pero las cifras sin dudas hablan a las claras de un alto grado de incumplimiento de las normas por parte de los conductores.
En otro orden de cosas, las situaciones preocupantes que se repiten son la alta velocidad, las maniobras peligrosas (incluido el cruce que muchos motociclistas hacen por sobre la estación de servicio que se encuentra en la esquina para acortar camino) y el traslado de más de tres personas en un mismo motovehículo e incluso de niños muy pequeños.

Motos, infracciones y accidentes
Durante 2017 alrededor de 15 accidentes, de los 19 en que hubo que lamentar víctimas fatales, involucró a un motovehículo.
A pesar de los controles y las acciones propuestas en educación vial que intentan dar una solución a la problemática, lo cierto es que la situación resulta compleja, a la luz de las tristes cifras que enlutan las calles locales.
También en 2017 aumentó en un 25 por ciento la cantidad de infracciones que se labraron respecto al año anterior, se pasó de 9508 en 2016 a 11.875 el año pasado.
Entre las faltas más comunes, la no utilización del casco es una muy recurrente (conlleva una multa de $1143,50), además de circular sin licencia de conducir y sin portar comprobante de seguro.
Oportunamente, el titular de la Agencia Municipal de Seguridad Vial, Martín Oca, expresó en una entrevista con Democracia que resulta clave la cantidad de menores que transitan en ciclomotores y sin casco, llamando a la responsabilidad de los adultos que lo permiten e incluso facilitan el acceso a dichos vehículos.

Uso de casco
La Ley Nacional de Tránsito obliga al uso de casco cuando se circula en motos o ciclomotores. La obligatoriedad del uso tiene lógica en que ninguno de dichos vehículos posee carrocería alguna que sirva de contención en caso de choque y la sola pérdida del equilibrio en la moto puede significar dar de cabeza contra el asfalto.
Los cascos salvan vidas al evitar o amortiguar golpes y heridas en la cabeza discapacitantes y hasta devastadoras. Los motociclistas que no usan casco tienen mucho más riesgo de sufrir lesiones permanentes o riesgo de muerte.
Se ha estudiado que los motociclistas que usan el casco tienen un 73% menos de mortalidad que los que no lo usan. Los motociclistas que usan el casco tienen hasta un 85% menos de lesiones graves que los que no lo usan.

Controles de tránsito y educación vial
Dos de los métodos con los que se intenta controlar el tránsito son los operativos en las distintas arterias de la ciudad y la educación vial volcada a los niños y adolescentes para concientizar sobre los riesgos y trasmitir la importancia del respeto a la norma de tránsito, una cuestión no menor en la cuestión accidentológica que afecta las calles de la ciudad.
Más allá del trabajo realizado en las escuelas, Mario Olmedo, Coordinador de la Secretaría de Seguridad, remarcó que se requiere “un poco de aporte de la misma sociedad, por el tema de usar el casco, respetar la norma de tránsito. Esto no se hace solo desde la Nación, la Provincia o el Municipio, se debe trabajar en conjunto con la familia, con los padres, los jóvenes y los más chicos”.
Además destacó que todos los días se realizan controles , “en forma conjunta entre Agencia de Seguridad Vial, Policía Bonaerense y Policía Local, en los distintos sectores de la ciudad”.

Problema de tránsito, problema culturlal
La cantidad de motos que circulan en Junín es atípica y en la mitad de los accidentes de motos que se registraron en 2017, desde la AMSV se había asegurado que no había habido choque con otro vehículo sino caídas, en muchos casos por exceso de velocidad o por esquivar los reductores. Es por ello que en muchos casos se plantea que el problema va más allá del ordenamiento del tránsito sino que se ve influenciado por la falta de respeto a la norma. Norma que busca nada más y nada menos que proteger la vida.

COMENTARIOS