Joaquín Elósegui, presidente de la Sociedad Rural.
Joaquín Elósegui, presidente de la Sociedad Rural.
A PESAR DE LAS LLUVIAS DE AYER

La sequía continúa siendo el mayor problema que afecta a los productores

Aducen menores rindes para la cosecha de soja y maíz en casi un 30% y esperan un poco más de agua para calmar la seca que afecta a la zona. Los trabajos para poner en condiciones los caminos rurales continúan.

Las lluvias de ayer dieron apenas un leve respiro al suelo pero lejos estuvieron de ser significativas para la gran sequía que afecta la zona y por la que se estiman pérdidas de rindes de entre un 20 y un 30%.
Productores aducen que la lluvia fue “despareja” y no alcanzó a toda la zona pampeana que presenta muchos lotes ya perdidos.
El presidente de la Sociedad Rural de Junín, Joaquín Elósegui remarcó que la sequía proviene desde los meses de diciembre, enero y primeros días de febrero.
“Hay una disminución en el rendimiento del maíz, pero la más afectada es la soja de segunda. Esperamos que con esta lluvia pueda reaccionar y también la soja de primera. El maíz ya está con una pérdida del 20 o 30% de rendimiento. Y no sabemos aún las consecuencias de la soja”, indicó.


Para Rosana Franco, presidente de la Federación Agraria Filial Junín, esta lluvia “ayudó bastante poco” porque el maíz ya hizo el grano y no hay forma de que se recupere.
“Lo que si se recupera un poco es la soja de primera que venía bastante bien, y la soja de segunda, después del trigo, hubo lotes perdidos en un 20 o 30%. Esto va a ayudar a que se desarrollen un poco. Aprovechan el agua pero habrá merma de cosecha en esos tres cultivos”.
Rodrigo Esponda, dirigente de Carbap reconoció que “en Junín hay zonas sufridas aunque el daño es menor que en otros lugares, pero si hay lotes que han sufrido por la seca, el agua de hoy da un gran respiro y ojalá que en la semana tengamos otro golpe de agua como para terminar de definir”.
Para saber con certeza las consecuencias, según Esponda, “hay que esperar la cosecha y recién ahí se va a ver la realidad, en nuestra zona. Hay zonas donde ya la pérdida es inevitable y por más que haya llovido van a tener un menor rinde sin lugar a dudas. Va a ser una campaña bastante larga, va a comenzar a mediados de marzo con maíz y va a seguir entre maíz y soja hasta fines de mayo o junio”.

En camino
Respecto de los caminos rurales, los tres dirigentes coinciden en que se han realizado gestiones y se han incorporado máquinas para el tratamiento de los mismos, esperando llegar de la mejor manera posible a la cosecha.
“Tuvimos una reunión de Caminos ampliada, con productores, socios, gente de la municipalidad. Les pedimos a los funcionarios un compromiso más fuerte, al intendente Petrecca le pedimos que tomara la decisión política de actuar sobre los caminos porque la situación no daba para más y hemos tenido la respuesta, se está trabajando los sábados, horas extras, se incorporan nuevas máquinas que se alquilaron”, destacó Elósegui.

\LEÉ MÁS: Sequía: golpea con fuerza a 13 millones de hectáreas de cultivos


Franco por su parte estima que desde el municipio “hacen lo que pueden, lo más rápido posible”, aunque agregó que “bajó mucho el río por la sequía así que esperamos no tener las lluvias grandes de otoño porque el alcantarillado de la Ruta 188 todavía no se hizo”.
En consonancia con Elósegui, Esponda destacó que “la Comisión de Caminos sigue trabajando para que los mismos estén en condiciones. He visto discrepancias en los últimos días pero creo que hay que dialogar y buscar el consenso. Todas las partes, las entidades, esta nueva entidad que se quiere conformar, todas tienen un objetivo común que es que los caminos estén en condiciones. Algunos vemos que hay una predisposición distinta a la solución y otros quieren que se solucione más rápido y a veces no se puede. Todos coincidimos en que a los caminos rurales les falta, no están en buen estado, hay que seguir trabajando pero creo que la técnica es la construcción y el diálogo”.

COMENTARIOS