Francisco, un niño de cuatro años, estuvo internado por la picadura de un alacrán venenoso.
Francisco, un niño de cuatro años, estuvo internado por la picadura de un alacrán venenoso.
CRECEN LOS CASOS Y HAY ALARMA

Un niño de cuatro años estuvo grave por la picadura de un alacrán venenoso en Vedia

Su mamá, Guillermina Velásquez, contó a Democracia que primero lo llevaron al hospital municipal y desde allí lo derivaron en ambulancia al HIGA de Junín, donde no había antídoto, por lo que tuvo que ir a buscarlo a San Nicolás. “Lo que vivimos fue terrible”, expresó.

La picadura de un alacrán venenoso a un niño de cuatro años en Vedia, que debió ser hospitalizado de urgencia y curado con un suero específico (antídoto) encendió nuevas luces de preocupación sobre la aparición de esta especie en la región, que si no es atendida a tiempo puede tener consecuencias fatales.
Francisco estaba junto a su familia en la casa de unos amigos, en esta vecina ciudad situada a unos 50 kilómetros de Junín, cuando fue picado por el alacrán, de la especie más peligrosa que habita en esta zona.
Su mamá, Guillermina Velásquez, contó a Democracia que tras detectar la picadura, procedieron a ponerle hielo y llevarlo al hospital municipal de Vedia, desde donde fue trasladado en ambulancia, junto a una enfermera y el pediatra, al Hospital Interzonal General de Agudos de Junín.
“Vivimos las peores horas. Cuando llegamos a Junín nos encontramos con que ¡ahí tampoco tenían el antídoto y el lugar más cercano era San Nicolás!”, expresó, muy conmovida.
Y ahondó: “Ahí empezó toda una odisea, que Junín no podía ir a buscarlo, que San Nicolás no lo mandaba, que lo llevara a Fran, propuse ir yo a buscarlo, pero no me dejaban, las horas pasaban y la vida de Fran corría peligro”.

\LEÉ MÁS: Cómo prevenir las picaduras de insectos en nuestra ciudad


Finalmente, con las autorizaciones correspondientes, Guillermina viajó a San Nicolás a buscar la dosis y su hijo se recuperó, al punto de que ya está fuera de peligro.
“Pido a quien corresponda, tenemos que tener el antídoto en nuestro hospital, porque los alacranes están en Vedia y son mortales. Fran tuvo la suerte de que este alacrán ya había picado y solo le dio un poco de veneno a él, eso fue lo que lo salvó”, contó.
Según pudo saber Democracia, ante la aparición de cada vez más casos de picaduras, desde la Municipalidad de Junín vienen reclamando que el suero anti-alacrán esté también en Junín. “La respuesta que obtuvimos del ministerio es que los sueros están concentrados en los puntos de la Provincia donde hay más casos, por eso uno es San Nicolás”, afirmó un funcionario del área a este diario.
Como viene publicando este diario, en Junín aparecieron este verano varios casos de alacranes, especialmente en la zona de quintas y en Villa del Parque, aunque no se habían registrado casos graves.

COMENTARIOS