Ricardo Merlo, candidato a senador por el MAIE en Italia.
Ricardo Merlo, candidato a senador por el MAIE en Italia.
ELECCIONES EN ITALIA

Ricardo Merlo: “El servicio de los consulados en el exterior es desastroso”

En diálogo con Democracia y de cara a las próximas elecciones, el candidato argentino que busca una banca en el Senado, compartió las propuestas del Movimiento Asociativo Italianos en el Exterior.

El próximo 4 de marzo serán los comicios para renovar por completo el Parlamento de Italia y el Movimiento Asociativo Italianos en el Exterior (MAIE) buscará obtener mayoría en las cuatro bancas de diputados y dos en senadores.
En esta elección, los italianos en el exterior votan por correspondencia a través de los consulados y Buenos Aires se presenta como la región más destacada del mundo, luego de Italia, debido a la cantidad de ciudadanos italianos.
En diálogo con Democracia, Ricardo Merlo, presidente del MAIE y candidato a senador, compartió las propuestas del partido y se mostró confiado y seguro de cara a las próximas elecciones.

- ¿Cuáles son los cambios que consideran urgentes y necesarios y qué proponen desde el MAIE?
- El punto fundamental para nosotros es reestructurar los consulados. El servicio de los consulados en el exterior es desastroso. Es increíble que la séptima potencia en el mundo tenga consulados con tan mala atención a la gente, entonces nosotros queremos reestructurarlos y dotarlos de los medios necesarios para que funcionen porque la gente no puede renovar un pasaporte ni hacer un trámite.

- ¿A qué responde esa problemática en los consulados?
- A que los gobiernos lo ponen como última prioridad y el resto de los partidos en el exterior van allí y hacen lo que les indica el partido, por eso nosotros armamos esta alternativa independiente y autónoma para poder ir y tratar de imponer estas políticas para los italianos en el exterior. Si no, no existimos.

- ¿Qué expectativas tienen respecto de esta elección?
- En Argentina pueden votar 714 mil ciudadanos y tenemos encuestas que nos indican que estamos ganando por un margen bastante amplio.
- ¿Qué lectura hace del escenario político actual en Italia y del criterio que tendrán los ciudadanos que van a participar en esta elección?
- Italia está muy dividida. Lo más probable es que no gane nadie en esta elección y se tenga que hacer una gran coalición para poder formar gobierno, si no va a ser lo mismo que pasó en España y Alemania. Va a ser el presidente de la República quien tenga la palabra para armar la mayoría en la Cámara y en el Senado, para poder gobernar. No es fácil. Vamos a ver cómo termina, pero esta elección va a estar muy divida y eso para nosotros significa una oportunidad, porque las minorías empiezan a tener un rol fundamental, porque se necesitan para poder formar gobierno.

- ¿Avanzarían como una alternativa entre ambos extremos?
- Nosotros somos una alternativa a la partidocracia romana tradicional y, si se hace un gobierno de coalición, se va a hacer sin los extremos. Los extremos, por lo general, no participan de las coaliciones, son acuerdos y es difícil. Creo que el presidente de la República va a armar una coalición que pueda gobernar tranquilamente.

- ¿Cuáles son las otras propuestas del MAIE?
- Otra propuesta es la promoción de la lengua y la cultura italiana, en los últimos ocho años los gobiernos de centro derecha y centro izquierda nos han cortado 70 millones de euros que eran para promover la lengua y la cultura italiana. Otro tema fundamental es la colaboración empresaria y universitaria entre Italia y Argentina. Hasta que no tengamos un peso político importante va a ser difícil conseguir estas cosas. Por eso nosotros le decimos a la gente que vote al MAIE y no vote a los partidos tradicionales porque un electo en Argentina de un partido tradicional va a ir a Italia y va a hacer todo lo que allá le dicen. Eso es lógico. Por eso armamos esta alternativa que no se presenta solamente en Sudamérica, sino también en Norteamérica y en Europa, lo que hace que podamos tener mayor cantidad de parlamentarios y poder tener más peso en el momento de la toma de decisiones en Italia.

COMENTARIOS