>FIESTAS DE CARNAVAL

Las murgas organizan corsos en los barrios de la ciudad

Están a cargo de la Murga "Pasá Mañana", una agrupación que se autogestiona, como casi todas en la ciudad.

Una de las murgas que hay en nuestra ciudad es Pasá Mañana, que desde hace ocho años está actuando en Junín, en festivales de murgas, corsos de la región y eventos particulares también. Al estilo murga porteña, tienen un mensaje para la sociedad, además del desfile. Son canciones con letras de propia autoría. Son tres: una canción de presentación, otra de crítica política no partidaria, que también puede ser crítica social, y la canción de retirada. Las canciones son consensuadas en grupo. Los corsos se realizan generalmente en barrios alejados del centro de la ciudad y de corte netamente popular. Entre las atracciones está la quema del Momo, para lo cual los integrantes de la murga hacen un gran muñeco en cartapesta. Cuando se quema, todos bailan a su alrededor. Es una forma de dejar atrás lo malo y darle la bienvenida a lo bueno, la liberación y la democracia. Rodrigo Espinosa, uno de los integrantes de la murga, en diálogo con Democracia explicó que desde hace cinco a seis años organizan corsos autogestionados, con entrada libre y gratuita. “Trabajamos todo el año para recaudar algún dinero y poder realizar los corsos. En el 2018 se hará el 17 de febrero y el 3 de marzo, como cierre de carnaval. Apuntamos a hacerlos en los barrios periféricos, el 17, que comenzará a las 19, lo realizaremos en el Pasaje Lemaggio, en medio de los dos campitos donde generalmente acampan los circos o parques de juegos, frente a los talleres ferroviarios”, explicó. “La gente respondió muy bien a nuestra convocatoria en los últimos años, que se hizo en ese barrio, Villa Talleres. Antes lo habíamos hecho en calle Tucumán y avenida República. Este 17 de febrero vendrán murgas de Capital Federal, también de Chivilcoy, de donde es ‘Fantasía Arrabal’, de Sarandí, murga ‘Prisioneros del delirio’, con más de 100 integrantes; de Junín, Batucada Escándalo y nosotros”, explicó el entrevistado. “Nos organizamos de la siguiente manera, por ejemplo, este domingo nos vamos a Villa Ballester al corso de la murga Los Paranoicos y ellos van a venir en marzo. No cobramos nada ni gastamos de nuestro bolsillo, nos costeamos con lo que recaudamos durante el año. También van a estar algunas batucadas de Junín. El lunes (mañana) la batucada Escándalo organiza un corso en el barrio Ferroviario”, aclaró Espinosa. Sobre la organización de los corsos del 17 de marzo, el entrevistado adelantó que va a haber cantinas, donde se venderán choripanes y gaseosas, y lo que se recaude va a los fondos de la murga. Respecto a cómo costean los gastos, Espinosa dijo que durante todo el año, lo que más rédito les da son las fiestas privadas (cumpleaños de 15, casamientos), donde hacen sus shows y cobran. También organizan peñas, para las que venden tarjetas, que es como un vale. Cuando se hizo en el barrio San Martín, el vale era por dos choripanes y ellos vendían la bebida. En esas peñas también tocan bandas musicales. También se recauda en las cantinas de los corsos que organizan. Todo ese dinero va a parar a un fondo en común, así van ahorrando para poder hacer la inversión en febrero. El 3 de marzo será el cierre de carnaval, con otro corso en el pasaje Lemaggio. Por ahora están conformadas además de la murga organizadora, la de Los Paranoicos y otras en curso.

Sin corso oficial

Los Saltimbanquis del Fortín, que lidera Raúl Héctor “Pato” Lucero, es una de las murgas más conocidas de nuestra ciudad, con 17 años de trayectoria. En diálogo con Democracia, Lucero comentó que actualmente son alrededor de
40 integrantes, que hace un año y pocos meses que retomaron la actividad. Además de concurrir a encuentros de murgas y corsos, van a fiestas privadas donde son contratados. “Siempre digo que al no haber carnavales en Junín, se pierde mucho. Vamos
a la región pero los gastos de traslado son elevados y los riesgos de accidente no cesan. Si no nos pagan el viaje, es casi imposible ir. En Baigorrita, en Viamonte solventa los gastos el Municipio. Pero, por otra parte, nos preocupan cada vez más los accidentes en las
rutas, por la gente que se traslada para el carnaval”, dijo. “Es una lástima que Cultura de la Municipalidad no haga algo por el Carnaval, porque hay muchas murgas y batucadas que se dedican a hacer cosas para esta celebración y tienen que irse
a otros lados, si es que pueden, porque los presupuestos no alcanzan. Me duele que no haya carnaval en nuestra ciudad, es un arte popular que no lo tienen en cuenta para nada”, afirmó Lucero. Los últimos carnavales que hubo en Junín durante
seis años seguidos (en calle Newbery y otros en calle Maipú), pero desde hace cuatro años no hay corsos en el partido. Saltimbanquis organiza el 15° Encuentro de Murgas en calle Roque Sáenz Peña será los días 10 y 11 de marzo, desde las 19.<

COMENTARIOS