El índice de siniestralidad vial en Argentina subió un 21,5% en el año 2017 respecto de 2016.
El índice de siniestralidad vial en Argentina subió un 21,5% en el año 2017 respecto de 2016.
SINIESTRALIDAD INCESANTE

En 2017 aumentaron las muertes y lesiones graves por accidentes viales

Los decesos debido a siniestros subieron un 9,2% en el último año en el país, según el Instituto de Seguridad y Educación Vial. Los conductores de 17 a 30 años son los más proclives a causar accidentes. En junín ocurrieron 424 accidentes en tres meses.

Según las últimas estadísticas del Instituto de Seguridad y Educación Vial, el índice de siniestralidad vial en Argentina subió un 21,5% en el año 2017, comparado con 2016 marcando un lamentable hito ya que se superaron los registros de 2010.
También, el informe anual del organismo destacó que aumentó el índice de mortalidad vial, un parámetro que se toma en base a los fallecimientos inmediatos y hasta a treinta días del hecho: los decesos como consecuencia de los siniestros viales aumentaron a un 9,2%.
Las lesiones graves en accidentes conforma otro aspecto preocupante y que evidencia una suba drástica: la cantidad de lesionados graves en accidentes se incrementó un 16,6% de 2016 a 2017.
Otros datos que proporciona el informe indican al día domingo como el que más accidentes registra, con el 18,2% del total de los mismos y según indican, la franja horaria que más colisiones registró fue de seis de la mañana a doce del mediodía con un 31,8% de los casos.
El impacto lateral es el más usual con un 41,6% de los choques.
Los conductores de 17 a 30 años son los más proclives a causar accidentes con casi la mitad de los siniestros: protagonizan el 43,7 por ciento.
A su vez, son, las principales víctimas fatales: el 40,9% de los decesos afectan al rango etario de 16 a 30.

Realidad local
La situación en Junín no deja de reflejar la realidad nacional, donde el número de fallecidos golpea y se incrementa año tras año.
Durante 2017, en Junín perdieron la vida 19 personas a causa del tránsito, en el que las motos resultaron las principales protagonistas. Particularmente, la negación del uso de casco continúa siendo una cuestión a resolver por parte de las autoridades y de los propios motociclistas.
Con la cifra de 19 muertos, Junín se convirtió el año pasado en la ciudad de la región que registró más muertes a causa de accidentes de tránsito mientras que Pergamino contabilizó 14, Lincoln 8, Chacabuco 5 y Chivilcoy 4.
Oportunamente, desde la Agencia Municipal de Seguridad Vial de nuestra ciudad se referían los fines de semana como los días en que más accidentes ocurrían y del mismo modo, las fatalidades. Si bien en muchos casos las víctimas fallecieron en días posteriores, los fines de semana, más específicamente el sábado fue el día que notoriamente mostró mayor número de accidentes y posterior muerte de las víctimas durante 2017.

Un alto índice en zona rural
Según el Observatorio de Seguridad Vial, el 63% de la mortalidad por accidentes ocurre en la zona rural.
En ese sentido, el Instituto de Seguridad y Educación Vial reclamó la generación de políticas específicas en materia de seguridad vial.
El organismo reflejó que esta falta de esquemas de prevención provocó que se pierda el terreno ganado desde el 2009 al 2011. Y no solo eso sino que se ha agravado durante los últimos años.
El Instituto además advirtió que, de continuar el presente proceso, la Argentina no solo no alcanzará el plan de reducción del 50% de la mortalidad vial que estableció la ONU en 2010, sino que "probablemente lo agravaremos".

Seguridad y prevención
Veintidós personas mueren por día en accidentes de tránsito en todo el país, a un ritmo que se mantiene constante desde 1990, con estadísticas que oscilan cerca de las siete mil muertes anuales.
La poca variabilidad de la cifra revela el bajo impacto que logran las políticas de seguridad y prevención vial.
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por año mueren alrededor de 1,3 millones de personas en siniestros viales, lo que representa más de 3.500 muertes por día.

Infracciones en Junín
Durante 2017 aumentó un 25 por ciento la cantidad de infracciones que se labraron respecto al año anterior, ya se pasó de 9508 en 2016 a 11.875 el año pasado.
Entre ellas, las faltas más comunes son: circular sin licencia de conducir, sin casco y sin portar comprobante de seguro.
Para Martín Oca, responsable de la Agencia de Seguridad Vial de Junín, resulta clave la gran cantidad de menores que transitan en ciclomotores y la naturalidad con que se circula sin casco: “Hay que poner el énfasis en la responsabilidad de los padres cuando un menor tiene una motocicleta. Esto tiene que dejar de pasar. Por más que un chico de catorce o quince años sepa manejar, no tiene la conciencia del riesgo al que se expone él y el que corren los terceros, porque es un adolescente. Y si un chico de esa edad tiene una moto de 30 mil pesos, es raro que se la hayan comprado ellos”.

424 accidentes en tres meses
De acuerdo a los datos estadísticos de la Agencia Municipal de Seguridad Vial (AMSV), como fuera publicado recientemente en una nota de Democracia, en los últimos tres meses del año pasado se produjeron en Junín 424 accidentes de tránsito.
De ese total, 179 correspondieron a choques de motos con autos, 32 a impactos entre dos motos, 14 a colisiones entre dos autos, y 199 a otro tipo de eventos (caídas, despistes, choques de postes o árboles, entre otros).
Una primera lectura de estos números dejan entrever que la mayoría de los accidentes (un 47 por ciento) corresponde a situaciones en las que participó un solo conductor, lo que da cuenta de que el problema del tránsito va más allá de los inconvenientes en la circulación.
Para el caso en el que la siniestralidad involucra a dos o más vehículos, se pudo constatar que la mayoría de ellos se dieron en el centro comercial de la ciudad, en la avenida San Martín y en Primera Junta.
Otras arterias que registran numerosos eventos son las avenidas Libertad e Intendente de la Sota y sus adyacencias, así como Pastor Bauman y –en menor medida– Avenida República y ciertos sectores del barrio Belgrano.
El titular de la AMSV, Martín Oca, considera que la siniestralidad “está bastante repartida, no hay un punto fijo o una esquina particular” que presente mayores problemas.
Cabe destacar que en el escaso tiempo desde que se inició el 2018, más exactamente en el mes de enero, dos personas perdieron la vida en la ciudad en accidentes de tránsito.

COMENTARIOS