La decisión de mudarse a Junín implica gastos de alquiler y mantención elevados, por lo que se suelen buscar departamentos de uno o dos ambientes.
La decisión de mudarse a Junín implica gastos de alquiler y mantención elevados, por lo que se suelen buscar departamentos de uno o dos ambientes.
VIVIR EN LA CIUDAD

Un alquiler para estudiantes en Junín cuesta entre 4500 y 6000 pesos

Quienes llegan desde la Región para cursar sus estudios en Unnoba o institutos terciarios buscan alquileres accesibles y departamentos de uno y dos ambientes. En la zona de barrio Belgrano resultan generalmente más económicos.

Cada año, Junín recibe a cientos de estudiantes de la Región que deciden continuar sus estudios terciarios o universitarios en la ciudad, y con ello, cuando las distancias son demasiado extensas, surge la necesidad de buscar las comodidades necesarias para instalarse, si es posible en una casa o departamento, dentro del radio de la Unnoba y de los restantes institutos terciarios.
La llegada de estos chicos de entre 17 y 18 años que empiezan una carrera, pero también una nueva vida lejos de sus familias y con nuevas responsabilidades involucra también la elección de ese nuevo hogar y el presupuesto indispensable para llevarlo adelante.
La mayoría de quienes llegan a Junín a cursar sus estudios desde otras localidades, buscan por seguridad y comodidad, la cercanía de la institución.
El martillero Jorge Gauna, estimó que “según la ubicación y el tipo de departamento, el costo varía entre 4500 y 5500”.
La mayoría de quienes buscan alquiler para sus hijos estudiantes, prefieren un lugar pequeño y del menor costo posible para atenerse a un presupuesto, como explica el martillero Juan Manuel Bonanni: “pieza, cocina y baño siempre es lo que más se busca para estudiantes, para gastar lo menos posible. Quienes vienen de afuera, generalmente por seguridad buscan algo cerca y eso es casi siempre lo más caro o al menos se les va mucho del presupuesto”.
Según Bonanni, “una pieza, cocina y baño, cerca del centro ronda entre 6000 y 7000 pesos. Depende de las comodidades y eso sería solo el alquiler, después lo que es alimentación, lo que implica los materiales de estudio y demás, a veces para una familia se va mucho del presupuesto”.
Gauna coincide en que “quienes llegan por primera vez buscan en cercanías de Unnoba pero aquellos que ya están asentados acá se extienden un poco más”.
Asimismo, el martillero destacó que “del lado de barrio Belgrano los alquileres son un poco más económicos y tal vez se puede alquilar algo de mejor calidad ya que más cerca de la facultad o en el centro, un departamento igual vale 5000 o 5500. Y si hay algo muy económico, es de menor calidad o le faltan servicios”.
Según Bonanni, “el precio del alquiler en el sector de Villa Belgrano baja en 1000 o 1500 pesos, depende mucho del estado de la vivienda, las condiciones en que se encuentre, las comodidades (equipada, gas natural)”.

Disponibilidad y demanda
El presidente del Colegio de Martilleros Públicos, Daniel Di Palma destacó que “afortunadamente hay mucha demanda y se sostiene como todos los años, pero veo que hay más oferta en alquileres que otros años así que calculamos que eso va a hacer que los precios se regulen automáticamente”.
En consonancia con Gauna y Bonnanni, Di Palma indicó que los montos varían de acuerdo a la zona y la dimensión en metros cuadrados del departamento.
“Pueden ir de 4500 a 7500 pesos según la zona y los metros cuadrados”
Pero aseguró que “hay muy buena disponibilidad y quienes deban buscar alquileres van a tener para elegir”.
Tanto Gauna como Bonanni aseguraron que las consultas comenzaron el año pasado. En muchos casos se concretan las operaciones, pero hay mucha gente que espera hasta febrero para evitar costos innecesarios.
“En noviembre comienzan ya las primeras consultas e incluso alquileres, porque hay mucha demanda, muchos chicos que vienen de afuera”, explicó Juan Manuel Bonanni.
Según Gauna, “hay muchas consultas, sobre todo en enero, y en febrero también. La gente espera a último momento para no tener que pagar en diciembre los meses sin ocuparlo.

Pensiones, alquileres o viajes diarios
A partir del 19 de febrero comienza el dictado de clases en Unnoba y la ciudad recupera la actividad y vitalidad que provee el ciclo lectivo, también de otras instituciones a las que muchos jóvenes se inscriben para cursar.
Sebastián Fulderi, responsable de Bienestar Universitario de la Secretaría Académica de Unnoba explicó que reciben muchas consultas a partir de noviembre y diciembre “y siempre aconsejamos que consulten con las inmobiliarias, y sobre todo que vean cómo proceder”.
Además, el responsable de Bienestar Universitario destacó que “muchas veces los jóvenes eligen quedarse en una pensión y más adelante buscan alquileres. Incluso hay quienes optan por viajar durante el primer cuatrimestre. Pero si vienen a vivir acá, buscan que sea en el radio de la Universidad”.

COMENTARIOS