Equipo profesional de la Comisaría de la Mujer y la Familia.
Equipo profesional de la Comisaría de la Mujer y la Familia.
RELACIONES BASADAS EN EL MALTRATO

Noviazgos violentos, una problemática que crece entre adolescentes y jóvenes

Desde la Comisaría de la Mujer explicaron cómo darse cuenta de que una relación es violenta y debe parar, advirtiendo sobre el maltrato y la humillación en la pareja. Repercusiones del caso Nahir Galarza, la joven que mató a su novio en Gualeguaychú.

Los casos de violencia en los noviazgos suelen causar honda preocupación no solo a las familias de los involucrados sino también a los profesionales que abordan esta grave problemática social, puesto que algunas veces se llega a lamentables extremos y hasta la muerte, como en el conocido caso de Nahir Galarza (de 19 años), quien confesó haber matado a Fernando Pastorizzo (20 años), en un hecho ocurrido en la madrugada del 29 de diciembre último, en Gualeguaychú, Entre Ríos.
El subcomisario Sebastián Díaz, a cargo de la Comisaría de la Mujer y la Familia con asiento en Junín, al ser entrevistado por Democracia manifestó que a la repartición que preside llegan frecuentes denuncias que son tratadas por profesionales capacitados en el tema.
El equipo que aborda estos violentos casos de noviazgos donde impera la violencia, cuando hay denuncias al respecto, está compuesto por la licenciada en Trabajo Social Carolina Cañete; la licenciada en psicología Natalia Zazo; y la abogada Lía Bilotta.
Díaz está a cargo de la mencionada comisaría desde mayo de 2017, a donde llegan consultas y denuncias de gente de la ciudad de Junín y localidades del Distrito.

“Hacemos hincapié en esa violencia psicológica porque está muy naturalizada socialmente."

Relaciones tóxicas
“Trabajamos todo el año dando charlas en las escuelas, como medida preventiva, es el primer paso ante la sociedad, que está bastante violenta y surgen conductas nuevas, con vínculos sumergidos en el maltrato entre los jóvenes”, manifestó la psicóloga Zazo.
Explicamos cuáles son las características de la persona violenta, de los noviazgos violentos o donde hay relaciones tóxicas.
La abogada Bilotta dijo que se dan conductas que están inmersas en el maltrato psicológico, conductas que socialmente están avaladas porque se confunden con el amor, con el cuidado hacia la persona, con la confianza, pero realmente no es así. En ese sentido, la profesional graficó una típica situación violenta, como cuando un integrante de la pareja le dice al otro “si no me das la clave de tu Facebook es porque estás ocultando algo”.
“Hacemos hincapié en esa violencia psicológica porque está muy naturalizada socialmente, es la que va mellando la autoestima de la víctima. Cuando la misma está inmersa en esta violencia es más difícil la salida pero para nada imposible. Por eso tratamos de trabajar mucho en la prevención”, apuntó.

"Cuando la víctima está inmersa en esta violencia es más difícil la salida pero para nada imposible."

Los adolescentes y las redes sociales
Al reflexionar sobre el rol que cumplen las redes sociales en estas relaciones violentas, que se trasladan hasta estas y se viralizan en la web, los integrantes del equipo señalaron la fuerte exposición que tienen los jóvenes a través de estos dispositivos tecnológicos. “Lo que más prima en el maltrato adolescente es el control y los celos. Por eso todo lo que sea WhatsApp, Facebook, Instagram, potencia ese control. Y parece moneda corriente esto porque cuando vamos a dar las charlas dicen que es así, no logrando darse cuenta que de ese modo comienzan a someterse. En todo vínculo de pareja lo primero que hay que tener en cuenta es que es para disfrutar, no para padecer; y segundo, respetar al otro, lo que decide el otro. El querer el control y la desconfianza lleva a la humillación, a la pelea y eso no es una relación sana”, explicó la psicóloga Zazo.
“Es importante hacerles ver que cada uno tiene autonomía y merece respeto, que las relaciones de noviazgo no tienen que estar marcadas por el miedo, como así también no hacer cosas por miedo a la reacción del otro. El límite es cuando uno empieza a perder autonomía y a tener temor”, señaló la licenciada Cañete.
“El límite es cuando uno no puede manejar su vida”, destacó Zazo.
“Hay relaciones que son muy violentas y directamente se prohíbe, pero hay otras que son sutiles y manipuladoras, donde la persona va cayendo en ellas sin darse cuenta. Esto último se da, por ejemplo, cuando uno empieza a criticar a las amigas del otro. En este caso, la víctima va perdiendo amistades y se queda sola. Es importante que en estos casos la persona pueda buscar ayuda, en el caso del adolescente, puede buscarla en un padre, en un maestro”, apuntó.

El modelo familiar
A la hora de establecer una relación, el modelo familiar influye en el adolescente. “Estamos en una sociedad marcadamente machista y muchas veces ven este tipo de violencia, la viven en la propia casa, cuando el padre hace eso con la madre. El tema es que cuando en un noviazgo la otra persona te dice no, uno tiene que aceptarlo, respetando la postura del otro”, manifestó.
Cañete aclaró que las charlas en las escuelas van dirigidas a todos, tanto al hombre como a la mujer, aunque la mayoría de las víctimas son mujeres.

El caso Nahir
Sobre el caso Nahir, quien mató a su novio o ex novio, los profesionales también reflexionaron. Bilotta expresó: “Lo primero que pienso es de dónde viene esa mujer, esa joven de 19 años, de qué familia ¿Dónde aprendió esa forma de vincularse, de resolver un conflicto y de llegar al extremo de matar una persona? Quizá el chico no quiso seguir con esa relación y ella decidió matarlo”.
Por su parte, Zazo opinó: “Si bien todavía no hay mucha información oficial al respecto, creo que queda claro que era una relación tóxica. Estas relaciones son frecuentes. A veces la víctima de violencia no siempre es sumisa, sea hombre o mujer, suele reaccionar y puede ocurrir esto. Lo importante es reconocer cuando una relación es tóxica para que no pasen estas cosas”.
Cañete dijo que este tipo de relaciones se dan en todos los ámbitos sociales. “No tenemos situaciones tan extremas como el caso de esta chica pero se ven frecuentemente relaciones de violencia en el noviazgo. Las chicas, y también los chicos, se acercan a pedir ayuda. Son situaciones muy complejas de manejar y a veces la familia no puede entender que su hija siga al lado de un novio violento y que la maltrata. Es que a veces la víctima no puede ver la situación como la vemos nosotros desde afuera”.
El nuevo juez de la causa que investiga el crimen de Fernando Pastorizzo ocurrido en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú no aceptó el pedido realizado por la defensa de Nahir Galarza para cambiar la carátula.
El juez de Garantías Mario Figueredo, que retomó el cargo tras su licencia, recibió este jueves el pedido de los abogados Víctor Rebossio y Horacio Dargainz, quienes solicitaron cambiar la carátula de la causa de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haber sido cometido con un arma de fuego" a "homicidio agravado por violencia de género".
Según se supo, el magistrado rechazó la solicitud y tampoco hizo lugar al pedido de incorporar al mánager de medios Jorge Zonzini a la causa como auxiliar de la defensa.
Mientras, la investigación avanza y la fiscalía espera los resultados de los estudios complementarios de la autopsia que se le practicó al cuerpo de Fernando.
Esos resultados permitirán determinar, por ejemplo, a qué distancia se efectuaron los dos disparos que provocaron la muerte del joven.
El pasado martes, la adolescente de 19 años declaró durante casi tres horas ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa y cambió la versión que había dado cuando confesó el crimen.
Ahora, la joven le dijo al fiscal que los dos disparos que salieron del arma reglamentaria de su padre fueron "accidentales".

COMENTARIOS