None
El Scania que protagonizó el accidente que le costó la vida a la joven no contaba con permiso para circular dentro de la ciudad por su gran porte.
EL PROBLEMA DEL TRÁNSITO PESADO EN LA CIUDAD

El camión que protagonizó el accidente fatal no tenía permiso para circular

La lamentable muerte de la joven Paula Aguilar, primera víctima juninense del 2018, vuelve a despertar cuestionamientos sobre el ordenamiento vial y, específicamente, el ingreso de vehículos de gran porte al casco urbano. También sobre las medidas de control y concientización.

El trágico accidente que en la tarde del lunes le costó la vida a la joven Paula Aguilar, de 19 años, vuelve a poner el eje en el tránsito, una problemática que no cesa y que continúa provocando fatalidades a las que debemos rehusarnos a internalizar como cotidianas o esperables. 
El hecho de que un camión Scania frontal con acoplado circulara por las calles de la ciudad (el siniestro ocurrió en Vicente López y Planes, entre 12 de Octubre y Coronel Suárez) también se volvió eje de la discusión ya que vehículos del porte del involucrado en el siniestro no tienen permitido circular, salvo en el horario de 0 a 9,30 en el que además se efectúan las cargas y descargas en las empresas y comercios. 
El coordinador de la Agencia de Seguridad Municipal, Martín Oca, en diálogo con Democracia explicó que “la ordenanza, no permite el ingreso de vehículos de gran porte. Sí habla de un permiso que deben obtener en la municipalidad”.

Nadie sabe por dónde ingresó (el camión) hasta que no se vean las cámaras. Ni cómo hizo para entrar a calle General Paz con semejantes dimensiones. Martín Oca. Coordinador de Seguridad Vial

Si vemos que un vehículo de ese porte circula por donde no puede, se lo detiene por la infracción, se le pide documentación, se le pregunta a dónde va y se lo escolta. Martín Oca. Coordinador de Seguridad Vial

Según Oca, “lo que normalmente se hace con las empresas que cumplen la ordenanza, es coordinar un horario de carga y descarga y sobre eso hacemos un acompañamiento,  el corte de la calle cuando es necesario por descarga o por maniobra. Luego se vuelve a liberar con la seguridad necesaria”.
De haberse solicitado permiso, desde Tránsito se hubiera escoltado al vehículo de gran porte  hasta el lugar donde tenía que realizar la descarga de la mercadería.
“Hay muchos comercios que de alguna manera necesitan bajar su mercadería y los camiones, si bien son muy grandes, acceden hasta las empresas, frecuentemente. Se comunican con la Agencia y piden personal, se les envía y se hace acompañamiento”, detalló.
Consultado respecto del ingreso del camión que ocasionó el accidente, Oca destacó que “nadie sabe por donde ingresó en realidad hasta que no vean las cámaras, ni cómo hizo para entrar a General Paz con semejantes dimensiones. Ese tipo de ingresos, cuando se avista por parte de un agente de tránsito se lo detiene. Si vemos que un vehículo de ese porte circula por donde no puede, se lo detiene por la infracción, se le pide documentación, se le pregunta a donde va y se lo escolta”.

Medidas en tránsito
Paula es la primera víctima del tránsito en el breve tramo de enero de este nuevo año y sumado a ella, los accidentes cotidianos  que ocurren en la ciudad obligan a reflexionar sobre las medidas que se implementan para remediar la problemática pero que conlleva también un replanteo cultural de cómo vivimos el tránsito y en muchos casos, por qué cuesta tanto cumplir con las normas.
 

\LEÉ MÁS: Murió una joven motociclista tras ser arrollada por un camión en Junín


“No sé si sirve hacer un balance de si da resultado o no. Yo creo que es un problema cultural y nos va a llevar muchos años, va a pasar tiempo, generaciones, intendentes y habrá que seguir trabajando. Pensando en la gente que pierde la vida, en educar a los chicos para que puedan trasladar esa enseñanza en la casa y que los padres también tomen consciencia”, destacó el coordinador de la Agencia Vial.
Asimismo, remarcó que se continúa con las charlas en las escuelas de verano de Junín.
“No dejamos de trabajar en eso. Esto es un trabajo de educación y hay que continuarlo. A veces escapa al hecho de no conocer las normas de tránsito. Ves que pasan en rojo, lo hacen con criaturas”, reflexionó Oca, “creo que no se valora la vida. Lo veo continuamente y se juegan la vida por 30 segundos, por un minuto, por un semáforo”.

Más agentes
Ante la consulta respecto de la cantidad de agentes de seguridad vial que recorren las calles, Oca destacó que “seguramente falten” pero que esperan poder sumar más.
“Esperamos este año poder incorporar  por lo menos 10 o 15 agentes más, estamos dialogando con el secretario general, con la jefa de personal. Sería una solución”, aseguró y destacó, por último que “hay que invertir en seguridad vial. Invertir para que esto deje de pasar, que la gente no pierda la vida”.

19 muertes en 2017
Duante el 2017 el tránsito en Junín le costó la vida a 18 personas y las motos resultaron las principales protagonistas.
La negación del uso de casco continúa siendo una cuestión a resolver por parte de las autoridades y de los propios motociclistas.
Con la cifra de 17 muertos, Junín se convirtió el año pasado en la ciudad de la región que registró más muertes a causa de accidentes de tránsito mientras que Pergamino contabilizó 14, Lincoln 8, Chacabuco 5 y Chivilcoy 4.
 

\LEÉ MÁS: Hubo 20 muertos por día en siniestros viales durante 2017


Muchos motociclistas no respetan los semáforos y de una observación realizada, desde la Agencia de Seguridad Vial habían estimado que quien utiliza casco, consecuentemente respeta -generalmente-, las señales de tránisto, semáforos especialmente. 
Si bien existe un alto grado de participación de menores y jóvenes en los accidentes que generalmente ocurren en la ciudad, en el caso de las cifras fatales, en 2017 se registraron 10 víctimas menores de 30 años –siete de ellas no superaban los veinte años de edad- y 9 mayores de 30, incluidos los casos de Antonio Mugávero, Martha Carpanetto y Elma Terribili, todos ellos superando los 70 años.

COMENTARIOS