ACTUALIZACIÓN AUTOMÁTICA

Los salarios de estatales aumentarán un 3,3% al aplicarse la cláusula gatillo

En principio la suba se verá reflejada en el cobro de febrero. Representantes de la Asociación Judicial Bonaerense, Suteba y ATE dialogaron con Democracia sobre este mecanismo que el propio gobierno dispuso para equiparar el salario en base a la inflación registrada.

Conocido el número que representó la inflación anual, que cerró en un 24%, según se conoció en los últimos días, el gobierno se dispone a cumplir con el aumento que se deriva de la cláusula gatillo, una medida dispuesta en los convenios paritarios  de 2017 que permite actualizar el salario según la diferencia generada con la inflación real.  
En principio, el aumento que ronda el 3,3% en los acuerdos de gremios docentes, judiciales y de salud, se verá reflejado en el cobro de febrero.
Representantes de la Asociación Judicial Bonaerene, Suteba y ATE dialogaron con Democracia sobre esta cláusula que el propio gobierno dispuso para equiparar el salario en base a la inflación registrada y que resultó un arma de doble filo, puesto que se esperaban números de inflación inferiores.
Según indicó Enzo Spadari, titular de la AJB, el gremio de los judiciales firmó “una paritaria por el 24% con una cláusula que decía que si la inflación superaba el 21,5% se liquidaba el resto. En estos días se conoció la pauta inflacionaria de diciembre, se calculó al año y nos da esta liquidación de 3,3%. Creería que en febrero se vería reflejado y se liquidaría un pequeñísimo proporcional del aguinaldo también porque se calcula también con el segundo semestre”, aclaró.
Si bien la cláusula gatillo se configura automáticamente, algunos gremios aducen que resulta tardía y permanece detrás de la inflación.
Francina Sierra, secretaria de Suteba remarcó que en el caso de los trabajadores docentes, aún no se realizó un depósito salarial por la diferencia.
“Teniendo en mente la pauta salarial 2017 que era el 21,5%, la inflación interanual cerró cerca del 25% por lo cual estamos pidiendo que se aplique la cláusula gatillo que está contemplada en nuestro acuerdo paritario y que hace un recupero de un 3,5% aproximadamente que es la diferencia entre el cierre del acuerdo paritario y la inflación real”, explicó.
“En teoría la aplicación de la cláusula es automática. Cuando se hizo la primera evaluación de la cláusula a mitad de año, hubo una pequeña diferencia de un punto y se aplicó  automáticamente. Pero a la fecha la cláusula no se activó, no hubo un depósito de esa diferencia en los salarios con lo cual estamos esperando que efectivamente se haga”, explicó.
El referente de la seccional de ATE, Julio Miguenz  manifestó que “la inflación fue más alta que el aumento que dieron, por lo tanto eso lo tienen que preajustar nuevamente y pagar, pero sería un aumento del 2017. Es muy poco el dinero que van a recibir los trabajadores”, indicó.
Asimismo destacó que la diferencia salarial que corresponde al sector “la tendrían que estar pagando a fin de mes. La tendrían  que haber pagado al momento de terminar el año pero siempre las cosas se van retrasando”.
Respecto del 24% que se estimó de inflación oficial, el titular de ATE lanzó una enfática pregunta: “¿A qué inflación le creemos? A la que da el estado o a la que padecemos los trabajadores cuando vamos al supermercado, a la carnicería, a cargar combustible o a pagar los impuestos. Es mucho más, todo aumentó muchísimo. Y nosotros venimos perdiendo desde hace muchos años. Los sueldos van por escalera y los precios por ascensor”.

Próximas paritarias
Spadari aseguró que no tienen aún un número definido  pero reclamó que por parte de la Provincia, los únicos convocados fueron los docentes “y hasta el momento no se le ofertó nada así que estamos a la expectativa porque el año 2017 fue bastante duro. Prevemos un año parecido o peor”.
El referente de la AJB explicó: “siempre tenemos la misma discusión con el Ejecutivo. Porque nosotros queremos un aumento que también  recupere lo que se perdió el año anterior. Venimos con esa discusión hace bastante tiempo. Por supuesto que la cláusula gatillo es una garantía de que si la inflación se dispara, por lo menos, aunque tarde, uno termine empatando”.
Para marzo tendríamos que tener la primer reunión  para discutir el salario.
Del mismo modo, Suteba aguarda una convocatoria que según Sierra, “aún no tiene fecha pero nos urge porque lleva tiempo analizar y no se resuelve rápido, sobre todo cuando no hay propuestas en sintonía con lo que nosotros estamos pidiendo. Para comenzar un ciclo lectivo sin conflicto ya deberían estar convocando. Volveríamos a pedir cláusula gatillo o bien monitoreo de las variables macroeconómicas”.
Por su parte Miguenz mostró también preocupación por la falta de convocatoria y enfatizó: 
“Exigimos la paritaria nacional y en los municipios. Estamos casi a fines de enero y no hay perspectiva de paritaria que en nuestro caso hablaríamos de un 30% o un  35%”.

COMENTARIOS